Investment Club o  Grupos de Inversión, surgieron como un vehículo de inversión para proporcionar financiamiento a empresas en vías de desarrollo y consolidadas cotizadas dentro de los Mercados Financieros y para educar a sus integrantes, destacando que dadas sus características y aunado a las circunstancias propias del mercado nacional y regional (mexicano y latinoamericano) bien pueden ser aplicados como fuente de financiamiento no solo de empresas cotizadas en Bolsa sino también para aquellas no listadas aún y para proyectos productivos, pudiendo ser estos de todo tipo o  especializados en un área determinada como es el caso de los Grupos de Inversión especializados en Bienes Raíces.

Desde luego, no por el hecho de que todo Capital de Trabajo dispuesto al financiamiento de proyectos productivos deberá ser considerado como Capital Semilla y por ende Capital de Riesgo, significa que este condenado al fracaso, sin embargo, si significa que todo Capital destinado a este fin, deberá ser visto como una inversión productiva de largo plazo.

Es decir, como una inversión productiva cuyos resultados –recuperación del principal y toma de utilidades- tomará un tiempo considerable antes de realizarse, poniendo de manifiesto la importancia del modelo de negociación integrador de valor agregado para generar certidumbre y beneficios a todos y cada uno de los involucrados, puesto que serán la acumulación de fortalezas y la óptima administración de los recursos las constantes que garantizarán el éxito de los proyectos objeto de financiamiento, en el entendido que la principal característica de un Investment Club o Club de Inversión desde su origen en el Estado de Texas, Estados Unidos en 1898 y posteriormente en Detroit en 1940, es que no tienen clientes sino asociados con intereses en común.

Dicha figura fue inspirada por Frederick C. Russell, quien al enfrentar dificultades para encontrar una oportunidad de trabajo tradicional aunado al deseo de iniciar su propio negocio, dio origen al denominado moderno movimiento de los Clubes de Inversión, creándose el “Mutual Investment Club of Detroit”, como el instrumento integrador de las aportaciones de Capital de sus miembros, mismo que durante más de 50 años logró no solo la generación de importantes utilidades derivadas de la permanente inversión dentro de los Mercados Financieros, sino también la educación de sus integrantes en materia de inversiones, permitiéndoles lo anterior mejorar considerablemente su estilo de vida, dando origen a su vez a la fundación de la Asociación Nacional de Clubes de Inversión, NAIC por sus siglas en Ingles, el 20 de Octubre de 1951, teniendo como principal objetivo la transformación  de los Clubes de Inversión en un proyecto educativo a nivel nacional, objetivo que al ser alcanzado trascendió derivando en el establecimiento de la World Federation of Investment Clubs el 8 de Julio de 1960 en Londres, siendo sus principales asociados NAIC Estados Unidos, NAIC Gran Bretaña, The National Bureau voor Beleggings Studieclubs Netherlands y la Federación de Clubes de Inversión de Nueva Zelanda, constituyéndose más tarde el Investment Education Institute en Febrero de 1961.

Desde entonces, la participación cada vez mayor de inversionistas individuales a nivel mundial dentro de los Clubes de Inversión se ha incrementado considerablemente, partiendo de la premisa;“El Capitalismo puesto a disposición de los micro, pequeños, medianos y grandes negocios en todas y cada una de sus respectivas áreas a nivel local y global, puede ser mejor en la medida que la ciudadanía en su conjunto entienda el concepto de inversión; -lo cual se logra mediante la óptima educación en la materia- para proporcionar de forma inteligente el financiamiento necesario a los proyectos productivos en las diferentes industrias”.*

*Fuente: Thomas E. O´Hara & Kenneth S, Janke, Sr.; Starting and Running a Profitable Investment Club; Time Business

Considerando lo anterior, es oportuno destacar que en la actualidad un considerable porcentaje de las inversiones productivas en diferentes partes del mundo están siendo canalizadas mediante los denominados Private Equity Funds para el caso de los proyectos de mayor envergadura o a través de los Venture Capital Funds para el caso de aquellos proyectos o empresas de menor capitalización con potencial de crecimiento, cuyo antecedente son precisamente los Investment Clubs, mismos que desde su creación -a principios de los años 1900´s- en los Estados Unidos, han demostrado ser el vehículo idóneo para tal efecto, ya que permiten acceder a inversiones diversificadas reservadas para los grandes capitales sin tener que hacer enormes aportaciones de dinero de forma individualizada, al tiempo que facilitan a los menos experimentados aprender de los más experimentados, proporcionando una plataforma social para conocer gente con objetivos similares, destacando dentro de sus beneficios, el hecho de propiciar que las personas estén más y mejor informadas y por ende involucradas en las decisiones de inversión que se toman.

De hecho, invertir por medio de un Investment Club es muy parecido a hacerlo mediante una Sociedad de Inversión o Fondo Mutuo, pero en vez de que lo dirija un Intermediario Financiero, esto se hace entre los miembros del Club quienes se reservan el derecho de auxiliarse de un Money Manager, en este sentido, los integrantes de un Investment Club suelen ser familiares y/o amigos en la mayoría de los casos dispersos en diferentes áreas geográficas, para quienes el Intermediario Financiero es un aliado estratégico entendido como proveedor de acceso al Mercado, permitiendo así que los integrantes del Club participen activamente en la toma de decisiones de inversión. Por ejemplo, un Investment Club puede comprar con la mitad de su patrimonio un Fondo Mutuo y con la otra mitad diferentes instrumentos de inversión sean estos de Deuda como Bonos o Certificados de Depósito o Renta Variable como las Acciones de empresas listadas en los principales Mercados Financieros, sean de Gran Capitalización (Large Caps), Mediana Capitalización (Mid Caps), Pequeña Capitalización (Penny Stocks), Exchange Traded Funds (ETF´s) o en los denominados Close end Funds o Trackers con la finalidad de diversificar el valor de sus activos bajo la compra única de un mismo instrumento de inversión, así como en instrumentos pertenecientes a la familia de los Derivados tales como las Opciones, Futuros, Divisas, CFD´s o Financial Spread Trading con la finalidad de obtener coberturas financieras, instrumentos que están disponibles en diferentes plazas y para diferentes tipos de inversionista, por lo que corresponde a los integrantes del Investment Club identificar los instrumentos a los que pueden acceder derivado de su lugar de origen, pues existen algunas instrumentos financieros como los CFD´s que están restringidos  para los residentes/ciudadanos de determinados países.

Para mayor referencia relacionada con las restricciones aplicables a determinados instrumentos financieros como los CFD´s –entre otros- consultar “El Manejo de Capitales en el Siglo XXI” 2da Edición, Ediciones Fiscales ISEF, S.A. Material del cual ha sido tomado el presente extracto con autorización de su autor; José Luis Lecona Roldán. Así mismo, en caso de requerir mayor información relacionada con el proceso de integración y/o adhesión a un Investment Club, favor de completar el formulario disponible mediante el enlace “Contáctanos” del presente Sitio Web.