LCNI & MBA José Luis Lecona Roldán

Founding & Managing Partner of FX Global Management LLC 

Investment Club Member of the National Association of Investors Corporation –NAIC- Socio Fundador de FX Global Management México, S.C. Firma de Asesoría, Consultoría y Capacitación Empresarial Autor del libro “El Manejo de Capitales en el Siglo XXI” -1ª y 2ª Edición- Coautor del libro “Inteligencia Competitiva; Práctica y Aplicada” 

Resumen Semanal de Mercados del 18 al 22 de Mayo 2020

No obstante en la actualidad casi todos los instrumentos financieros pueden adquirirse a través de un intermediario financiero tradicional entendido como Aseguradora, Banco, Casa de Bolsa o Sociedad Operadora de Sociedades de Inversión, al tiempo que la oferta de inversiones alternativas es cada vez más amplia sea que se trate de inversiones pasivas o activas, es preciso tener claras las relaciones costo-beneficio y riesgo-recompensa de cada una de éstas, así como sus derechos y obligaciones, alcances y limitaciones y desde luego, la forma de llevarlas a cabo de manera ordenada para evitar costos y retenciones impositivas innecesarias.

En este orden de ideas y con la finalidad de conformar un portafolio de inversión adecuado para cada cual, es precioso responder a las preguntas; Qué, Cómo, Cuándo y Dónde realizar nuestras inversiones sean tradicionales o alternativas, pasivas o activas, dentro o fuera de nuestro país de origen y/o residencia, independientemente que las llevemos a cabo de forma individual si nuestra restricción presupuestaria lo permite o de forma colectiva –por ejemplo- mediante un Investment Club que estando debidamente habilitado para el ejercicio de sus funciones y siendo compatible con nuestros intereses consideremos pertinente, partiendo de la premisa que la mayor parte de las inversiones tradicionales suelen ser más liquidas que las inversiones alternativas sean pasivas o activas, lo cual en sí mismo nos permite tener claro el universo de inversión que mejor se ajuste al perfil de cada inversionista.

Así las cosas, las respuestas a las preguntas planteadas dependerán de las necesidades de liquidez y propensión para asumir riesgos de cada inversionista, quien deberá considerar que a mayor liquidez corresponde menor riesgo y por tanto menor rendimiento, mientras que a mayor riesgo si bien corresponde mayor rendimiento, también es cierto que se contará con menor liquidez, siendo por tal motivo que deberemos determinar en Qué, Cómo, Cuándo y Dónde invertir sea que lo hagamos de forma tradicional o alternativa, pasiva o activa.

Con base en lo anterior deberemos responder las preguntas:

¿Qué?

  1. Instrumentos de Deuda (Bancaria, Corporativa o Soberana)
  2. Instrumentos de Renta Variable listados en los Mercado de Valores o Derivados incluido el Mercado Internacional de Divisas (FOREX) y Criptomonedas tratándose de inversiones financieras realizadas mediante los Mercados Financieros Internacionales o en su defecto de bienes raíces, startups o franquicias tratándose de inversiones consideradas reales por contar con activos físicos dentro o fuera del país de origen y/o residencia del inversionista.

¿Cómo?

  1. Porcentajes de inversión en cada instrumento, es decir, la composición, diversificación y balance de la cartera.

¿Cuándo?

  1. El momento idóneo de adquirir los instrumentos de nuestra elección, aprovechando bajas de precio temporales y/o esperando la colocación de emisiones atractivas.

¿Dónde?

  1. La institución financiera y/o el vehículo adecuado para llevar a cabo la estrategia de inversión, diversificación o cobertura financiera correspondiente de manera eficaz y eficiente.

Desde luego, toda vez que cada Mercado tiene características particulares aun cuando el común denominador de ellos es optimizar el manejo de los recursos financieros con la finalidad de obtener un beneficio económico, es importante recordar que en el incierto mundo de los negocios incluida la actividad Financiera Bursátil el elemento humano juega un papel muy importante, por lo que el miedo, la ansiedad y la ambición son sentimientos que tienden a afectar nuestras decisiones a veces con resultados un tanto adversos. Como ejemplo, tenemos que, muchas personas deciden tomar posiciones con emisoras listadas en el Dow Jones Industrial Average, Standard & Poors 500 o Nasdaq después de una espectacular alza de 500 Puntos o más. ¿Por qué? ¿Qué cambió? ¿Acaso es que dichos Índices no tenían buenas compañías para invertir antes de ésta alza? Los Índices no cambiaron, lo que sí cambio es la percepción y expectativas de la gente ante los mismos. ¿Qué nos muestra esto? Sencillamente que la gran mayoría de las personas involucran sentimientos y no fundamentos en sus inversiones, de lo contrario estas personas habrían visto las mismas o mejores oportunidades en cada Índice una semana antes de la espectacular alza, lo cual es comprensible toda vez que muchas veces nos dejemos llevar por impulsos e instintos, no obstante lo anterior, nuestra meta debe ser eliminar la mayor parte del factor emotivo en nuestras inversiones y para lograrlo -sin que lo anterior signifique que sea fácil-, es trazándonos metas claras y parámetros de inversión, diversificación o cobertura financiera bien definidos, que nos limiten a actuar de una manera prevista ante circunstancias imprevistas mediante el diseño de estrategias debidamente fundamentadas previo estudio de las condiciones generales del entorno  para filtrar la información que recibimos a diario y con ello evitar decisiones carentes de análisis tanto cuantitativo como cualitativo, pues no porque el amigo de tu amigo se hizo rico –por ejemplo- con alguna Acción significa que debemos salir corriendo a comprarla, lo cual se logra con educación, tiempo y experiencia.

Con este escenario en mente, la idea es aprender a seleccionar la información de valor del resto de los “rumores y chismes” que oímos día tras día y una de las mejores maneras de aislar todos los factores externos a nuestra toma de decisiones es invirtiendo a largo plazo, de esta manera, no tendría por que qué ser motivo de consternación si un Índice Bursátil sube o baja en una semana, si en el largo plazo (históricamente) ha subido, en todo caso lo que deberemos hacer es identificar la fase del ciclo económico en la que nos encontremos y en función de lo anterior dar seguimiento a la rotación del dinero con base en los análisis técnico y fundamental respectivamente, para tomar posición con aquellas emisoras con potencial de crecimiento en el mediano y largo plazo mediante la estrategia Sacaling In and Out, al tiempo que se establecen las estrategias de cobertura financiera correspondientes para administrar los riesgos asociados al portafolio de inversión.

¿La estrategia Scaling In and Out es aplicable para todo tipo de inversión?

Ahora bien, la estrategia Scaling In and Out es aplicable –principalmente- para el caso de inversiones tradicionales de mediano y largo plazo realizadas en el Mercado de Valores sea que se lleven a cabo mediante la compra de Acciones, Exchange Traded Funds (ETF´s) o Real Estate Investment Trust (REIT´s) en diferentes niveles de precio en la medida que este último incremente su valor, es decir, acumulando posición en diferentes niveles de precio conforme las cotizaciones nos favorezcan para evitar asumir riesgos innecesarios al tiempo que se está en condición de beneficiarse de un eventual repunte del Mercado, no así para el caso de inversiones alterativas realizadas de forma directa en bienes raíces, startups o franquicias, toda vez que estas requieren inversiones considerables realizadas en una sola exhibición independientemente que se hagan con recursos propios o con el apoyo de una línea de crédito, mientras que las operaciones ejecutadas a través del Mercado de Derivados suelen estar diseñadas para el establecimiento de estrategias de cobertura financiera o para especular, esto último también aplicable para el caso de FOREX, Mercado mediante el cual es común que se lleven a cabo estrategias de Arbitraje Financiero, mismas que implican la constante compra-venta de un determinado par de divisas a lo largo de cada jornada manteniendo la liquidez al cierre del día, estrategia que dependiendo de la forma de llevarse a cabo también es conocida con el nombre de High Frecuency Trading cuando las operaciones de compra-venta están a cargo de los denominados “robots”, en cuyo caso el plazo otorgado a cada posición puede ser de fracciones de segundo o Day Trading Financing cuando dichas operaciones son realizadas por Day Traders quienes suelen otorgar varios segundos incluso minutos a cada posición para alcanzar los resultados esperados como se describe en la 2da Edición del libro “El Manejo de Capitales en el Siglo XXI”.

Importancia de la diversificación como “Plan B”.

Comprendido lo anterior, es oportuno recordar que la diversificación juega un papel preponderante en la administración de riesgos, toda vez que supone no poner todos los huevos en la misma canasta ni todas las canastas en el mismo camión, lo cual significa que si bien toda inversión sea tradicional o alternativa, pasiva o activa, lleva implícitas las relaciones costo-beneficio y riesgo-recompensa, también es cierto que cuanto menos correlacionadas estén dichas inversiones entre sí menor será el riesgo que estaremos asumiendo, poniendo de manifiesto la importancia de destinar un porcentaje de nuestros activos financieros a uno o varios de los diferentes tipos de inversión como “Plan B” acorde con nuestra restricción presupuestaria, considerando para tal efecto que, cualquiera que sea la inversión realizada deberá tener como finalidad multiplicar el valor de nuestros activos financieros en el mediano y largo plazo y no así cubrir el gasto corriente, pues para ello existe el ahorro.

¿Cómo saber cuál es el tipo de inversión adecuado para cada quién?

Una vez conocidas las relaciones costo-beneficio y riesgo-recompensa propias de cada tipo de inversión, el paso a seguir por parte del inversionista es determinar cuál de ellas es la más adecuada en su caso acorde con su restricción presupuestaria y propensión para asumir los riesgos que supone, partiendo de la premisa que el riesgo no es el enemigo público a condenar, sino la constante que debemos aprender a administrar –por ejemplo- a) estableciendo las estrategias de cobertura financiera correspondientes (sea de forma individual o colectiva) como las imputables al Tipo de Cambio, b) transfiriendo dicho riesgo a un tercero como supone la estrategia Day Trading Financing, c) mediante una garantía sobre la inversión realizada como las llevadas a cabo en los Estados Unidos a través de los denominados Bridge Lender que en estricto sentido permiten al inversionista otorgar financiamiento a un tercero, quien deberá dejar en garantía un bien raíz libre de gravamen pudiendo recibir hasta el 50% del valor de dicho inmueble, mismo que será la garantía de retorno del capital del inversionista o d) o una combinación de los escenarios anteriores, destacando que cualquiera de los vehículos de inversión mencionados están al alcance del público inversionista internacional, basta con auxiliarse del especialista en la materia para la conformación del portafolio de inversión adecuado acorde con su propio perfil como inversionista.

¿Qué aspectos deben considerarse además de la administración de riesgos para realizar una inversión?

Tan importante como lo anterior, es recordar que la forma de multiplicar nuestro patrimonio en el mediano y largo plazo de manera ética y legal, es proporcionando financiamiento a la actividad productiva, poniendo de manifiesto la relación entre ésta última y el Sistema Financiero independientemente de la restricción presupuestaria del público inversionista y los requerimientos de capital de las unidades de negocio, es solo cuestión de identificar el instrumento adecuado para cada caso, aspectos con los que FX Global Management, LLC, Investment Club, a través de sus aliados estratégicos auxilia a sus grupos de interés y sus respectivas cadenas de valor, por ejemplo, tratándose de cantidades iguales o menores a $1,000.00 Dólares Americanos, es posible sumarse a un ecosistema emprendedor que además de administrar discrecionalmente las aportaciones de capital de sus agremiados mediante la estrategia Day Trading Financing, les permite otorgar financiamiento a las unidades de negocio de su preferencia -incluido su propio emprendimiento- que sean miembros de dicho ecosistema, ahora que si la cantidad de dinero es mayor a $1,000.00 Dólares Americanos y sus múltiplos y las necesidades de diversificación y cobertura financiera de mediano y largo plazo lo ameritan, tanto inversionistas como emprendedores y sus respectivas cadenas de valor son susceptibles de incorporarse al Investment Club para diversificar el valor de sus activos financieros accediendo a inversiones reservadas para los grandes capitales sin tener que aportar considerables cantidades de dinero de forma individualizada, desde luego, siempre existirá la posibilidad de realizar inversiones individualizadas –por ejemplo- en bienes raíces, startups o franquicias consolidadas en los Estados Unidos, con la posibilidad de migrar con apego a la legalidad a dicho país en tanto la restricción presupuestaria del inversionista lo permita, toda vez que bajo este escenario la inversión mínima requerida suele ser igual o mayor a $100,000.00 Dólares Americanos dependiendo del tipo de inversión del que se trate.

¿Cuál es el momento idóneo para diversificar nuestros portafolios de inversión?

 

Como hemos advertido, la diversificación de todo portafolios de inversión no se limita a la restricción presupuestaria de cada cual, toda vez que puede haber personas cuya restricción presupuestaria les permita disponer discrecionalmente de sus recursos financieros, sin embargo, podrían no tener disposición para asumir el riesgo que toda actividad productiva implica, mientras que puede haber personas cuya restricción presupuestaria sea limitada, sin embargo tienen necesidad de administrar los riesgos asociados a su actividad preponderante, al tiempo que hay personas cuya prioridad más que preservar el poder adquisitivo de una divisa frente a otra es generar ingresos tanto recurrentes como residuales producto de las ganancias de capital sea por la apreciación de sus activos financieros o las ventas generadas por sus unidades de negocio, el pago de dividendos o generación de rentas, reiterando que el mejor momento para diversificar nuestros portafolios de inversión no se limita a la paridad del poder adquisitivo –por ejemplo- del Peso Mexicano frente al Dólar Americano, pues si bien cambiar Pesos por Dólares siempre será más conveniente cuando el Peso se fortalece frente al Dólar como ocurrió al cierre de la jornada del viernes 22 de Mayo al cotizarse en torno a 22.71 Pesos por Dólar en el Mercado Spot, que cuando el Peso pierde terreno frente al Dólar como cuando la paridad cambiaria alcanzo el máximo anual –High 52- situado en niveles de 25.76 Pesos por Dólar, lo cierto es que el costo de oportunidad que supone dejar inmovilizado el dinero en espera de un mejor Tipo de Cambio puede ser mayor que las relaciones costo-beneficio y riesgo-recompensa que implica diversificar nuestros portafolios de inversión, por lo que el mejor momento para proceder en consecuencia acorde con nuestros propios intereses es ahora, lo cual no significa que debamos ignorar el comportamiento del Tipo de Cambio, pero si monitorearlo para proceder en consecuencia acorde con la rotación del dinero, considerando para tal efecto que mientras la cotización permanezca por debajo de los Moving Average (MA) 20 y 50 Daily Chart ubicados en torno a 23.70 y 23.30 Pesos por Dólar respectivamente, existe la posibilidad de que la cotización alcance el MA 100 situado en torno a 22.20 Pesos por Dólar, mismo que de ser penetrado daría lugar a un Target en niveles de 21.15/10 Pesos por Dólar que es donde se encuentra el 200 MA, lo cual como sabemos, dependerá de la percepción del público inversionista internacional –institucional y/o individual- respecto a la evolución del dinamismo económico-comercial de cara a los estragos de la contingencia epidemiológica derivada del Covid-19 o Coronavirus y la entrada en vigor del T-MEC en sustitución del TLCAN el próximo 1° de Julio, por lo que un buen momento para denominar el porcentaje de nuestro patrimonio que pretendamos diversificar puede ser mientras la cotización se mantenga por debajo de 23.00 Pesos por Dólar para el caso de las inversiones tradicionales que por su naturaleza no requieren mayores trámites como es el caso de las inversiones destinadas a la estrategia Day Trading Financing o Investment Club, mientras que para el caso de las inversiones alternativas que por su naturaleza requieren de ciertos tramites debido a que se trata de inversiones en bienes raíces, startups o franquicias en los Estados Unidos, lo ideal sería dar inicio con los trámites correspondientes cuanto antes, partiendo de la premisa que la transferencia de dinero deberá ser realizada desde la actual cuenta bancaria del inversionista una vez recibido el visto bueno de su expediente, lo cual al tomar varios días podría dar lugar a que la paridad cambiaria del Peso frente al Dólar experimente fluctuaciones dentro del rango anteriormente referido.

 

USD/MXN (US Dollar vs; Mexican Peso Spot) Daily Chart 1 Year Fuente: TD Ameritrade

Agradecemos la Imagen de ar130405 en Pixabay