El escenario apunta a que las pequeñas unidades de negocio (MIPYMES) generen las sinergias que les permitan conformar sus propias cadenas de valor.

LCNI & MBA José Luis Lecona Roldán

Founding & Managing Partner of FX Global Management LLC 

Investment Club Member of the National Association of Investors Corporation –NAIC- Socio Fundador de FX Global Management México, S.C. Firma de Asesoría, Consultoría y Capacitación Empresarial Autor del libro “El Manejo de Capitales en el Siglo XXI” -1ª y 2ª Edición- Coautor del libro “Inteligencia Competitiva; Práctica y Aplicada” 

Resumen Semanal de Mercados del 30 de Marzo al 3 de Abril 2020

Reza el dicho popular; “cuando veas las barbas de tu vecino cortar, pon las tuyas a remojar”, lo que significa que, si vemos a un semejante enfrentando un problema susceptible de afectarnos de igual o mayor manera, es recomendable prepararnos ya sea para evitarlo o en su caso para que no nos afecte de tal forma que nos impida seguir adelante, parábola particularmente aplicable ante los estragos hasta el momento causados por la contingencia epidemiológica derivada del Covid-19 o Coronavirus que ha impactado a diferentes países incluido el principal socio comercial de México, pues por inverosímil que parezca y luego de haberse mantenido hasta el mes de Febrero (2020) la Tasa de Desempleo en Estados Unidos en su nivel más bajo de los últimos 50 años, el reporte de desempleo no agrícola mejor conocido por sus siglas en Ingles como NFP correspondiente al pasado mes de Marzo, pone de manifiesto que siempre habrá tiempos de vacas gordas y tiempos de vacas flacas, siendo en estos momentos que los tiempos de vacas flacas empiezan a hacerse presentes al registrarse un incremento en la Tasa de Desempleo en Estados Unidos luego de perderse 701,000 puestos de trabajo superando la pérdida esperada de 100,000 no obstante el mes previo se registrara la creación de 275,000 puestos de trabajo, situación que no ocurría en más de una década, pasando así del crepúsculo al amanecer en tan solo un mes debido a la contracción del dinamismo económico-comercial mundial que impactara en primer instancia a las cadenas de valor seguido del turismo para culminar con las pequeñas unidades de negocio locales y MIPYMES en diferentes partes del mundo incluido México, explicando la razón por la cual el desempleo se ha disparado exponencialmente, pues al no poder operar las diferentes unidades de negocio se ven obligadas a despedir personal, propiciando la puesta en marcha de un plan de rescate económico como el implementado por varios países como Estados Unidos, que permita mantener el dinamismo económico-comercial, partiendo de la premisa que ante el evidente hundimiento del barco, es preciso ponerse el salvavidas y trabajar de forma coordinada en las labores de rescate separando lo deseable de lo posible para atender prioridades como mantener a flote la planta productiva, lo cual como referimos en nuestro Resumen Semanal de Mercados previo, no significa privatizar las ganancias de unos cuantos para socializar las pérdidas de la sociedad en su conjunto, sino permitir a las unidades de negocio generadoras de los puestos de trabajo productivos mantenerse en pie al tiempo que preservan la mayor cantidad de dichos puestos de trabajo, lo cual es oportuno tener en cuenta considerando que de acuerdo con el reporte Redefining Global Cities, solo la Ciudad de New York, actual epicentro de la crisis  epidemiológica en Estados Unidos, cuenta con un PIB mayor que el de todo México.

¿Cómo se relaciona la contingencia epidemiológica con la caída en el precio del petróleo y de qué forma afecta al dinamismo económico de México?

Con este escenario en mente, es oportuno tener presente que a la contingencia epidemiológica se suma la caída en el precio del petróleo, misma que a su vez obedece a la caída de la demanda mundial de dicho energético, la cual es tal que hay más crudo disponible en el mundo que lugares para almacenarlo, explicado lo anterior por el incremento en la oferta mundial de petróleo y la escasa movilidad de bienes y personas manifiesto –por ejemplo- en la cancelación de vuelos, cruceros y traslado de mercancías a nivel internacional, seguido de la precaria o nula movilidad de la ciudadanía en su propio lugar de residencia, pues si bien puede tener a su disposición un vehículo y la capacidad para llenar el tanque de combustible, también es cierto que por ahora no tiene forma de trasladarse de un lugar a otro en dicho vehículo, siendo esta la razón por la cual las refinerías en diferentes partes del mundo están disminuyendo tanto el almacenamiento como la transformación del crudo en combustible, lo cual puede traer como resultado la quiebra de empresas extractoras, particularmente aquellas dedicadas a la extracción de petróleo de esquisto como de hecho ha empezado a ocurrir en Estados Unidos, evidenciando la falta de pertinencia de una de las obras de infraestructura insignia propuestas por el actual gobierno mexicano entendida como la refinería de Dos Bocas, misma que lejos de mejorar las condiciones generales del dinamismo económico-comercial del país, le resta competitividad al tiempo que podría acelerar el deterioro de la calificación crediticia tanto de PEMEX como de México, pues a la falta de viabilidad de la refinería de Dos Bocas se suma el nulo crecimiento económico producto de la falta de inversión productiva, la cual como sabemos solo llegará en la medida que el público inversionista internacional –institucional y/o individual- perciba certidumbre jurídica entendida como el oportuno cumplimiento del Estado de Derecho también traducido como el respeto a los acuerdos celebrados con anterioridad y no así la cancelación injustificada de obras de infraestructura como el Aeropuerto Internacional de México (NAIM) y proyectos productivos como la planta cervecera de Constellation Brands en Mexicali, BC, cuya viabilidad y beneficio en favor de la sociedad en su conjunto, eran evidentes.

¿Cuánto podría costar a México la falta de certidumbre jurídica?

Comprendido lo anterior y teniendo en cuenta que la entrada en vigor del T-MEC podría postergarse en tanto no existan las condiciones para que los países miembro acaten lo dispuesto en el mismo, es que el actual TLCAN permanecerá vigente hasta entonces, lo cual significa que la suspensión de la planta cervecera de Constellation Brands en Mexicali, BC, podría llevar a México a enfrentar una controversia internacional, toda vez que de acuerdo con lo establecido en el Artículo 10 del Capítulo 11 sobre inversión del TLCAN, ninguna de las partes entendidas como los países miembro (Canadá, Estados Unidos o México) puede adoptar medidas equivalentes a la expropiación, por lo que una alternativa de solución “pacífica” para resolver una controversia de esta naturaleza es mediante el pago de una indemnización a la compañía afectada, de modo que la cantidad que tendría que pagar México a Constellation Brands en caso de que está última decida proceder acorde con lo establecido en el TLCAN debería incluir los $ 900 Millones de Dólares hasta el momento invertidos por Constellation Brands, además de la pérdida de valor experimentado por la compañía tras el anuncio de la cancelación, lo cual en su conjunto podría superar los Mil Millones de Dólares, cantidad a la que debe sumarse el costo que ha representado la cancelación del NAIM, monto –cualquiera que este sea- que invariablemente será pagado con los ingresos tributarios, pues recordemos que el gobierno como tal no genera riqueza alguna, solo la administra, por lo que es preciso entender la diferencia entre un rescate a la planta productiva y endosar a los contribuyentes costos innecesarios producto de una mala toma de decisiones por parte del gobierno, lo que sugiere cuestionarnos si el administrador en turno entendido como jefe del poder ejecutivo federal está haciendo bien su trabajo, considerando para tal efecto su forma de proceder, pues además de saquear el Fondo de Estabilización y el Fondo Mexicano del Petróleo, pretende hacer lo propio en detrimento de los Fideicomisos Públicos, los cuales son reservas económicas cuyo propósito es hacer frente a gastos futuros estimados actuarialmente como el pago de pensiones o el pago de gastos catastróficos en materia de salud como la enfrentada actualmente, al tiempo que ha reiterado su negativa para otorgar estímulos fiscales a la planta productiva incluidas las pequeñas unidades de negocio y MIPYMES que forman parte de las cadenas de valor y que en su conjunto generan más de dos tercios de los puestos de trabajo productivos del país, justificando dicha toma de decisión argumentando que no rescatará empresas a costa de los pobres sin tener en cuenta que dichas unidades de negocio y MIPYMES además de constituir el motor de la economía nacional, en su mayoría cuentan con una restricción presupuestaria limitada o lo que es lo mismo, viven al día, situación que de no revertirse invariablemente representará un profundo retroceso para México, puesto que en vez de apoyar a la planta productiva con estímulos fiscales, pretende continuar con los programas asistencialistas y construcción de obras faraónicas que además de estar condenadas al fracaso, serán incapaces de generar los 2 Millones de puestos de trabajo en tan solo 9 meses de acuerdo con lo anunciado en la esperada homilía dominical, sin tomar en cuenta que tanto unidades de negocio formales como informales dependen de los consumidores, muchos de los cuales son asalariados y si estos pierden su fuente de trabajo, simplemente no habrá forma de que las unidades de negocio generen ventas mucho menos ingresos, poniendo de manifiesto que no basta con otorgar a dichas unidades de negocio líneas de crédito sino hay consumidores, pues a falta de estos no habrá forma de que cumplan con los compromisos de pago adquiridos.

¿Qué podemos esperar de la paridad cambiaria del Peso Mexicano frente al Dólar Americano?

En este contexto, será oportuno dar seguimiento a la percepción que el público inversionista tenga respecto al mensaje emitido por el mandatario mexicano la tarde del domingo 5 de Abril relacionado con el plan de rescate económico, considerando para tal efecto que la paridad cambiaria del Peso Mexicano frente al Dólar Americano cerró la jornada del viernes 3 de Abril en torno a 24.51 Pesos por Dólar en el Mercado Interbancario también conocido como Mercado Spot, para cotizarse en torno a 25.00 Pesos por Dólar previo al inicio del discurso presidencial, hasta alcanzar niveles de 25.25 Pesos por Dólar al término del mismo, nivel muy próximo al máximo anual –High 52- ubicado en torno a 25.47 Pesos por Dólar, siendo éste último el Pivot Price a la alza, mientras que 24.00 Pesos por Dólar lo sería a la baja, lo cual significa que de ser alcanzados dichos niveles, los Target o cotizaciones objetivo serían 26.00 Pesos por Dólar a la alza en caso de no ser percibido de forma positiva dicho anuncio, mientras que 23.15 Pesos por Dólar podría serlo en caso contrario, lo que sabremos una vez reanudadas las actividades en las principales plazas financieras, conscientes que la percepción del público inversionista es susceptible de cambiar de una jornada a otra, máxime ante la vulnerabilidad de las condiciones generales del entorno económico-comercial y político-social mundial, incluido el aspecto epidemiológico.

 

USD/MXN (US Dollar vs; Mexican Peso Spot) 60 Min Chart 1 Week Fuente: TD Ameritrade

“Conformar una Empresa Integradora en la cual las MIPYMES, puedan acceder a compras consolidadas y contratar diferentes servicios financieros, sea arrendamiento o factoraje, línea de crédito revolvente, una póliza de seguro con el beneficio colectivo a diferencia del costo individual.”

¿Cómo podemos hacer frente a los retos y desafíos por venir?

Ante este escenario, es preciso que las pequeñas unidades de negocio y MIPYMES generen las sinergias que les permitan conformar sus propias cadenas de valor para optimizar el manejo de sus recursos y hacer frente a los retos y desafíos por venir, lo cual pueden hacer mediante la conformación de una Empresa Integradora de la cual serían ellos mismos como integrados los propietarios, permitiéndoles lo anterior –por ejemplo- acceder a compras consolidadas y contratar diferentes servicios financieros, sea arrendamiento o factoraje, pasando por una línea de crédito revolvente, hasta la contratación de una póliza de seguro y desde luego, administrar los riesgos asociados a su actividad preponderante como los imputables al Tipo de Cambio sin tener que absorber las relaciones costo-beneficio y riesgo-recompensa correspondientes de forma individual, toda vez que dichas relaciones serían distribuidas proporcionalmente entre los miembros de la Empresa Integradora como se describe en la 2da Edición del libro “El Manejo de Capitales en el Siglo XXI”.

Agradecemos la Imagen de 024-657-834 en Pixabay