Es importante destinar un porcentaje de los recursos financieros disponibles al establecimiento de las estrategias de Cobertura Financiera que nos permitan administrar los riesgos asociados a nuestra actividad preponderante

LCNI & MBA José Luis Lecona Roldán

Founding & Managing Partner of FX Global Management LLC 

Investment Club Member of the National Association of Investors Corporation –NAIC- Socio Fundador de FX Global Management México, S.C. Firma de Asesoría, Consultoría y Capacitación Empresarial Autor del libro “El Manejo de Capitales en el Siglo XXI” -1ª y 2ª Edición- Coautor del libro “Inteligencia Competitiva; Práctica y Aplicada” 

RESUmen Semanal de Mercados del 10 al 14 de Febrero 2020

Considerando las condiciones generales del entorno económico-comercial y político-social local, regional y global, desde los aspectos relacionados con la ratificación del T-MEC, pasando por el año electoral en los Estados Unidos y las repercusiones del COVID-19 mejor conocido como “Coronavirus”, mismo que anticipa un desaceleramiento económico en China impactando en consecuencia el dinamismo de las cadenas de valor mundiales y por ende industrias como la manufacturera, sumándose a la ecuación las bajas Tasas de Interés y en algunos casos negativas, pagadas por el común denominador de la Deuda Soberana, es oportuno considerar la posibilidad de diversificar un porcentaje de nuestros portafolios de inversión en instrumentos refugio, sin que lo anterior signifique que debamos denominar el 100% de nuestros activos financieros en uno solo de estos instrumentos, pues recordemos que mientras algunos de ellos como el oro y la plata son susceptibles de generar ganancias de capital derivadas del efecto de la oferta y la demanda, también es cierto que por su naturaleza no generan ingresos residuales entendidos como el pago de dividendos a diferencia de ciertos Exchange Traded Funds (ETFS) conformados por diferentes emisoras de medina y gran capitalización y determinados Real Estate Investment Trust (REITS), estos últimos como sabemos especializados en bienes raíces e hipotecas, inversiones a las que también podemos acceder de forma directa si nuestra restricción presupuestaria lo permite sea de forma individual o colectiva –por ejemplo- a través de un Investment Club como hemos referido en entregas previas.

Importancia de realizar un análisis PESTEL antes de concretar una inversión

 Ahora bien, toda vez que existen diferentes tipos de riesgo asociados a la actividad productiva y en virtud de que es proporcionando financiamiento a ésta última como podremos multiplicar nuestro patrimonio en el mediano y largo plazo con estricto apego a la legalidad, es necesario conocer las relaciones costo-beneficio y riesgo-recompensa propias de cada alternativa de inversión, considerando para tal efecto los componentes del análisis PESTEL por sus siglas en Inglés, mismo que contempla aspectos políticos, económicos, sociales, tecnológicos, ambientales y jurídicos de una determinada plaza, partiendo de la premisa que como inversionistas deberemos estar preparados para administrar el riesgo mercado entendido como aquellas variables que pueden impactar positiva o negativamente el dinamismo de un determinado sector o industria y por ende el de las unidades de negocio pertenecientes a los mismos sea a nivel local, regional o global, al tiempo que nos reservaremos el derecho de asumir el riesgo emisor imputable a la viabilidad de los diferentes proyectos productivos y/o unidades de negocio susceptibles de recibir financiamiento, así como evitar el riesgo moral derivado de la falta de certidumbre jurídica, esta última manifiesta –por ejemplo- en la encuesta de confianza empresarial realizada por la Confederación Patronal de la República Mexicana (COPARMEX) compartida vía Twitter  por su Presidente Nacional, Gustavo de Hoyos Walther, la cual pone de manifiesto que no obstante algunos connotados empresarios mexicanos han decidido apoyar la irrisoria iniciativa del Jefe del Poder Ejecutivo Federal relacionada con la “no-rifa” del avión presidencial, en su mayoría la confianza de los empresarios para invertir en el país se sitúa en niveles del 38%, situación que es importante tener presente, toda vez que por más capacidad de convocatoria que pueda tener el reducido grupo de empresarios que han manifestado su apoyo a la iniciativa de la “no-rifa” del avión presidencial, lo cierto es que son las MIPYMES las que generan más de dos tercios de los puestos de trabajo productivos del país, lo cual en sí mismo nos permite conocer la percepción del mercado entendido como empresarios y público inversionista internacional –institucional y/o individual- respecto a las relaciones costo-beneficio y riesgo-recompensa que supone actualmente invertir en México.

¿Por qué es importante la percepción del mercado?

Con base en lo anterior, es importante entender la relación entre el sentimiento del mercado y el crecimiento económico, toda vez que si la percepción del mercado es negativa, las posibilidades de captar inversión sea financiera o productiva serán limitadas y sin dicha inversión, particularmente productiva, no es objetivamente posible conseguir el crecimiento necesario para reactivar el dinamismo económico y por ende alcanzar el tan anhelado desarrollo entendido como la mejora en la calidad de vida de la sociedad en su conjunto, poniendo de manifiesto que debe haber tanta iniciativa privada (IP) como sea posible pues es esta la que genera los puestos de trabajo productivos y tanto gobierno como sea necesario para que propicie las condiciones que permitan lo anterior, sin que esto signifique que el gobierno deba tomarse atribuciones que no le corresponden, pues recordemos que el gobierno como tal no genera riqueza alguna, solo la administra. 

Racionalidad económica vs; respuesta a incentivos

En este contexto, es preciso fundamentar toda toma de decisiones en materia de inversión con base en la racionalidad económica y no así en la respuesta a incentivos, de modo que podamos diversificar nuestros portafolios de inversión acorde con el sentimiento del mercado que al final del día es quien determina la rotación del dinero, lo cual implica destinar un porcentaje de los recursos financieros disponibles al establecimiento de las estrategias de Cobertura Financiera que nos permitan administrar los riesgos asociados tanto a nuestra actividad preponderante como a nuestros portafolios de inversión, considerando para tal efecto que las condiciones actuales del entorno podrían no ser tan favorables en el futuro próximo derivado de la percepción del mercado, lo cual es particularmente aplicable al Tipo de Cambio, pues si bien el diferencial de Tasas de Interés –por ejemplo- entre la Reserva Federal (FED) cuyo costo del dinero está en 1.50% anual y el Banco de México (Banxico) quien no obstante ha reducido la Tasa de Interés para dejarla en 7% anual, representa un incentivo para llevar a cabo las operaciones conocidas como Carry Trade consistentes en pedir prestado barato para invertir en un instrumento que page un mayor rendimiento, también es cierto que dicho incentivo podría llegar a su fin ante la posibilidad de que la calificación crediticia de México se deteriore debido a la falta de certidumbre jurídica, la inseguridad que vive el país y desde luego, la falta de asertividad en la toma de decisiones de la actual administración.

¿Cómo cerró la semana la paridad cambiaria del Peso Mexicano frente al Dólar Americano?

Así las cosas y sin que esto signifique que estamos deseando que el Peso Mexicano se deprecie de forma significativa frente al Dólar Americano, es oportuno prever escenarios susceptibles de presentarse aun cuando no se consoliden, pues recordemos que siempre será mejor contar con una alternativa de solución y no tener que recurrir a esta, antes que necesitarla y carecer de la misma, pues si bien la cotización del Peso frente al Dólar ha cerrado la jornada del viernes 14 de Febrero marcando un nuevo mínimo anual –Low 52- en niveles de 18.5299 Pesos por Dólar en el Mercado Spot, también es cierto que el nivel de Sobreventa –Oversold- manifiesto en Daily Chart sugiere un ajuste antes de continuar con el sesgo a la baja en la cotización, ajuste que de superar los 19.00 Pesos por Dólar de forma sostenida podría dar lugar a un cambio de tendencia así sea de corto plazo, por lo que el actual nivel de la cotización podría representar una oportunidad para aprovechar el poder adquisitivo del Peso frente al Dólar ya sea para establecer las estrategias de Cobertura Financiera sobre el Tipo de Cambio que nos permitan hacer frente a los compromisos de pago denominados en Dólares o bien para diversificar nuestro portafolio de inversión en algún instrumento refugio como los bienes raíces en Estados Unidos luego de haberse registrado un repunte en la industria de la construcción en aquel país, lo cual como hemos comentado, podemos llevar a cabo mediante los REITS o de forma directa, sea de forma individual si nuestra restricción presupuestaria lo permite o de forma colectiva –por ejemplo- a través de un Investment Club que estando debidamente habilitado para el ejercicio de sus funciones y siendo compatible con nuestros intereses consideremos pertinente.

 

USD/MXN (US Dollar vs; Mexican Peso Spot) Daily Chart 1 Year<br /> Fuente: TD Ameritrade

“Es importante destinar un porcentaje de los recursos financieros disponibles al establecimiento de las estrategias de Cobertura Financiera que nos permitan administrar los riesgos asociados a nuestra actividad preponderante “

es oportuno considerar la posibilidad de diversificar un porcentaje de nuestros portafolios de inversión en instrumentos refugio

Agradecemos la Image by Csaba Nagy from Pixabay