Inversiones tradicionales vs; inversiones alternativas

LCNI & MBA José Luis Lecona Roldán

Founding & Managing Partner of FX Global Management LLC 

Investment Club Member of the National Association of Investors Corporation –NAIC- Socio Fundador de FX Global Management México, S.C. Firma de Asesoría, Consultoría y Capacitación Empresarial Autor del libro “El Manejo de Capitales en el Siglo XXI” -1ª y 2ª Edición- Coautor del libro “Inteligencia Competitiva; Práctica y Aplicada” 

Resumen Semanal de Mercados del 27 al 31 de Enero 2020

En nuestro Resumen Semanal de Mercados previo abordamos el tema relacionado con la diversificación como parte integral de la administración de riesgos, en el cual mencionamos la posibilidad de invertir en Bienes Raíces mediante los Real Estate Investment Trust (REITS) listados en los principales Mercados Financieros o bien adquiriendo diferentes inmuebles sea de forma individual o colectiva, por ejemplo, a través de un Real Estate Investment Club, siendo estos últimos parte del universo de vehículos de inversión que conforman las inversiones alternativas, cuyas relaciones costo-beneficio y riesgo-recompensa es preciso conocer si pretendemos diversificar mediante estas un porcentaje de nuestro patrimonio.

¿Por qué es importante conocer la diferencia entre las inversiones tradicionales vs; las inversiones alternativas?

En este contexto, es importante conocer la diferencia entre las inversiones tradicionales vs; las inversiones alternativas, toda vez que cada una de estas conlleva una serie de derechos y obligaciones que podrían no ser compatibles con el perfil de todo inversionista, empezando por el nivel de regulación que las caracteriza, pues mientras las inversiones tradicionales están al alcance de las mayorías a través del común denominador de intermediarios financieros como los Bancos, Casas de Bolsa y Sociedades Operadoras de Sociedades de Inversión –entre otros- que son entidades reguladas por el Sistema Financiero, las inversiones alternativas -como los Investment Club- son sociedades mercantiles no reguladas que no tienen clientes, sino inversionistas asociados con intereses en común, los cuáles se reservan el derecho de administrar discrecionalmente el valor total de su patrimonio, pudiendo ser en instrumentos listados en los Mercados Financieros Internacionales como la Deuda Soberana o Renta Variable como las Acciones o los Exchange Traded Funds (ETFS) -algunos de ellos conformados por Divisas o Commodities-, Bienes Raíces sea a través de los REITS o de forma directa como hemos descrito previamente o en Startups que en estricto sentido son empresas emergentes que si bien llevan implícito un nivel de riesgo considerablemente mayor al que suponen las inversiones tradicionales, también son susceptibles de experimentar un crecimiento exponencial generando en consecuencia ganancias de capital difícilmente alcanzadas por las inversiones tradicionales, destacando que mientras las inversiones tradicionales concentran mayoritariamente su atención en aspectos cuantitativos, las inversiones alternativas, sin descuidar lo anterior, suelen considerar también aspectos de índole cualitativo, lo cual no las hace una mejor o peor opción, pero si diferente.

Dependiendo del tipo de inversión tradicional del que se trate; ¿Cuál es el intermediario financiero adecuado?

Con base en lo anterior, es preciso tener presente que si lo que buscamos es diversificar nuestro patrimonio en inversiones tradicionales, será necesario hacerlo mediante un intermediario financiero regulado especializado en aquellos instrumentos financieros que sean de nuestro interés, conscientes que aun dentro del universo de instrumentos de inversión tradicionales existen diferencias trascendentales sujetas de consideración, desde el nivel de riesgo que implica cada uno de estos hasta el grado de liquidez que otorgan, de modo que si requerimos mayor liquidez y un nivel de riesgo moderado una alternativa podría ser –por ejemplo- la Deuda Soberana, caso contrario si buscamos la multiplicación de nuestro patrimonio en el mediano y largo plazo, escenario en el que la Renta Variable como las Acciones –entre otros- podrían conformar nuestro portafolio de inversión, desde luego, siempre existirá la posibilidad de diversificar mediante Sociedades de Inversión, lo cual puede ser una buena alternativa cuando nuestra restricción presupuestaria y propensión para asumir riesgos es limitada, en el entendido que a mayor liquidez corresponde menor nivel de riesgo y por tanto menor rendimiento, mientras que a menor liquidez corresponde un mayor nivel de riesgo y por tanto las expectativas de ganancia son mayores, más no por ello garantizadas.

¿Cómo podemos tener acceso a inversiones alternativas?

Ahora bien, si lo que buscamos es diversificar un porcentaje de nuestro patrimonio en inversiones alternativas, lo primero que debemos considerar es que a este tipo de inversiones solo deberán destinarse excedentes de capital entendidos como aquel porcentaje de nuestro patrimonio cuya liquidez no sea una prioridad sino su multiplicación en el mediano y largo plazo, conscientes que el nivel de riesgo asociado a dichas inversiones es mayor al correspondiente a las inversiones tradicionales, reiterando la razón por la cual solo deben destinarse a este fin excedentes de capital y no así capital patrimonial, pues para ello están las inversiones tradicionales, particularmente aquellas denominadas –por ejemplo- en instrumentos de Deuda Soberana aun cuando el rendimiento por estas pagado sea menor. Hecho lo cual, debemos identificar el vehículo idóneo para tal efecto acorde con nuestros propios intereses, pues recordemos que así como existen Sociedades de Inversión con diferentes prospectos de inversión, también existen Investment Club con diferentes perfiles de inversión, desde aquellos que invierten exclusivamente en instrumentos financieros listados en los principales Mercados Financieros como los anteriormente referidos, hasta aquellos que además de lo anterior, diversifican su patrimonio en Bienes Raíces de forma directa, incluso en Startups.
Tan importante como lo anterior, es preciso recordar que un Investment Club no tiene clientes sino inversionistas asociados con intereses en común independientemente de su área de formación y experiencia profesional, lo cual significa que son ellos mismos los que toman las decisiones de inversión, diversificación y/o cobertura financiera, reservándose el derecho de deslindar esta tarea en uno o varios de los miembros, explicando lo anterior la razón por la cual los integrantes de un Investment Club y de forma particular quienes están a cargo de la toma de decisiones en materia de inversión, diversificación y/o cobertura financiera permanecen en constante capacitación aun cuando no estén obligados a obtener una determinada certificación como ocurre con los ejecutivos que forman parte del staff de un intermediario financiero, quienes dependiendo del Mercado y área en la que se desempeñen deberán adquirir las certificaciones correspondientes, lo cual no significa que los inversionistas asociados de un Investment Club posean más o menos competencias que los ejecutivos que forman parte del staff de un intermediario financiero, es simplemente que los primeros se reservan el derecho de capacitarse de forma opcional en aquellos temas que resulten de su interés, mientras que los segundos están obligados a certificarse acorde con el cargo que desempeñen sea como analistas, promotores u operadores –entre otros-, destacando que además de las certificaciones oficiales, existen certificaciones extracurriculares con amplio reconocimiento internacional que si bien están disponibles para todo aquel interesado, también es cierto que carecen de validez oficial, es decir, no sustituyen a las certificaciones locales que facultan a los ejecutivos que forman parte del staff de los intermediarios financieros para el ejercicio de sus funciones sea en el Mercado de Valores o Derivados, siendo importante tener presente lo anterior, toda vez que cada Mercado Financiero tiene sus propias características, así como cada una de las tareas desempeñadas por los ejecutivos que forman parte del staff de los intermediarios financieros tienen su propias responsabilidades, por lo que no es correcto suponer que una misma persona posea todas las competencias ya que la actividad financiera bursátil puede ser tan extensa como la cantidad de especialidades médicas, poniendo de manifiesto la importancia de asesorarnos con el especialista en la materia dependiendo de nuestros intereses, de modo que si lo que buscamos es una inversión tradicional, deberemos consultar al ejecutivo que forme parte del staff del intermediario financiero susceptible de proporcionarnos el producto y/o servicio financiero de nuestro interés, ahora que si lo que buscamos es formar parte de las inversiones alternativas, deberemos consultar a quienes las llevan a cabo conscientes de que no se trata de un intermediario financiero tradicional sino de un vehículo alternativo de inversión entendido como un vehículo de inversión privado en el que sus miembros son los tomadores de decisiones en materia de inversión, diversificación y/o cobertura financiera, destacando entre este tipo de vehículos de inversión alternativa los Investment Club, Venture Capital Fund y Private Equity Fund, mismos que dependiendo del grado de capitalización del que se trate, constituyen a su vez una fuente de financiamiento alternativa –por ejemplo- para empresas emergentes como las Startups.

¿Cuáles son los costos asociados a cada tipo de inversión?

Comprendido lo anterior, pasemos a la forma en que son cubiertos los costos asociados a cada tipo de inversión, por ejemplo, para el caso de las inversiones tradicionales realizadas a través de los Bancos o Sociedades Financieras Populares (SOFIPOS), es común que dichos intermediarios financieros fundamenten gran parte de sus ingresos en el diferencial existente entre las Tasas de Interés que pagan a los ahorradores vs; lo que cobran a los acreditados, mientras que las Casas de Bolsa cobran una comisión por cada operación de compra-venta realizada independientemente de los resultados de cada operación –ganancia o pérdida-, a diferencia de las Sociedades Operadoras de Sociedades de Inversión que suelen cobrar un porcentaje anual sobre el valor del activo administrado entendido como la cantidad invertida en cada Sociedad de Inversión, costos que son descontados directamente de las cuentas de los clientes. Por su parte, las inversiones alternativas, al no tener clientes sino inversionistas asociados con intereses en común, de forma similar a toda sociedad mercantil, cubren sus costos operativos, incluidas las membresías de las organizaciones a las que pertenezcan, así como las asesorías y consultorías que puedan requerir para dar oportuno cumplimiento con su objeto social con cargo al patrimonio de la misma sociedad mercantil, costos que son distribuidos entre sus miembros, por ejemplo, acorde con las aportaciones de capital de cada uno de estos o mediante el pago de una membresía anual pagadera de forma mensual o anual con cargo a sus aportaciones de capital, destacando que las inversiones alternativas se reservan el derecho de destinar un porcentaje de sus ganancias de capital a un fondo de reservas para a) cubrir posibles contingencias, b) su asistencia a eventos relacionados con su actividad preponderante como la convención anual de la National Association of Investors Corporation (NAIC), c) para cubrir los costos que represente la capacitación continua de sus miembros -este rubro al igual que el anterior-, particularmente de quienes estén a cargo del diseño y administración de las estrategias de inversión, diversificación y/o cobertura financiera que dan origen a la misma, quienes a su vez compartirán dicho aprendizaje con el resto de los inversionistas asociados o una combinación de los escenarios anteriores.

¿De qué manera son administrados los riesgos asociados a las inversiones alternativas?

Desde luego, toda vez que las inversiones alternativas son un negocio, tienen que ser vistas y tratadas como tal, empezando por determinar el perfil de sus grupos de interés, máxime ante las disposiciones de carácter tributario, por lo que es imperativo que cada uno de los inversionistas asociados estén en condición de demostrar que la procedencia de sus aportaciones de capital es lícita, poniendo de manifiesto que no basta con tener excedentes de capital para formar parte –por ejemplo- de un Investment Club si no se está en condición de demostrar lo anterior, situación que no se limita al ejercicio de una determinada actividad, por el contrario, es extensiva a la formalidad con la que esta última se lleve a cabo, pues recordemos que el problema no es diversificar nuestro patrimonio con la finalidad de obtener ganancias de capital y/o el pago de dividendos sea dentro o fuera del país, sino la evasión de impuestos. Así mismo, es preciso destinar al menos el 10% del valor total de la cartera para administrar los riesgos asociados a las inversiones realizadas independientemente que se trate de inversiones financieras, productivas o una combinación de ambas, para lo cual se deberán identificar dichos riesgos y con base en lo anterior determinar la mejor alternativa para proceder en consecuencia sea mediante una Póliza de Seguro o el Mercado de Derivados incluido el Mercado Internacional de Divisas mejor conocido por su abreviación en Inglés como FOREX, este último muy útil cuando el riesgo en cuestión está relacionado a) con la paridad del poder adquisitivo de una Divisa frente a otra, b) la restricción presupuestaria para llevar a cabo la Cobertura Cambiaria es limitada, c) no se está interesado en asumir el riesgo asociado al vencimiento de un determinado Contrato como ocurre con los Futuros y las Opciones o d) una combinación de dichos escenarios, situación particularmente aplicable para todo aquel relacionado de forma directa o indirecta con el Comercio y Negocios Internacionales, por ejemplo, aquellos que importan los componentes que transformarán para ser vendidos más tarde dentro o fuera de su lugar de origen, componentes que pagan en Divisa extranjera mientras que sus ingresos están denominados en Divisa local como ocurre en México con los integrantes de las cadenas de valor, mismos que ahora mismo podrían estarse beneficiando de la fortaleza del Peso Mexicano frente al Dólar Americano que cerró la jornada del viernes 31 de Enero en niveles de 18.83605 en el Mercado Spot motivado en gran medida por el superávit comercial registrado por México, lo que en estricto sentido no es precisamente la mejor de las noticias, pues esto significa que las importaciones –por ejemplo- de maquinara y equipo para la transformación de los diferentes productos manufacturados en México se ha visto disminuida, traduciéndose en menor inversión productiva y por ende en menor crecimiento económico, ante lo cual, el riesgo asociado a una contracción mayor en la economía nacional es latente y con ello las posibilidades de que el Peso retome su escalada a la alza hasta alcanzar niveles previos en torno a 19.50, 20.00/10 y el nivel máximo alcanzado durante el último año calendario –High 52- ubicado en 20.25259 Pesos por Dólar, poniendo de manifiesto la importancia de establecer en el presente el Tipo de Cambio al que esteremos negociando en el futuro independiente de la paridad cambiaria del Peso frente al Dólar, pues recordemos que la paridad del poder adquisitivo de nuestro presupuesto no es la misma cuando el Dólar se cotiza en niveles iguales o menores a 19.00 Pesos por Dólar que cuando este se cotiza en niveles iguales o mayores a 20.00 Pesos por Dólar.

USD/MXN (US Dollar vs; Mexican Peso Spot) Daily Chart 1 Year Fuente: TD Ameritrade

“…es preciso destinar al menos el 10% del valor total de la cartera para administrar los riesgos asociados a las inversiones”


LCNI & MBA José Luis Lecona Roldán

Founding & Managing Partner of FX Global Management, LLC Investment Club Member of the National Association of Investors Corporation –NAIC-Socio Fundador de FX Global Management México, S.C.Firma de Asesoría, Consultoría y Capacitación EmpresarialAutor del libro “El Manejo de Capitales en el Siglo XXI” -1ª y 2ª Edición-Coautor del libro “Inteligencia Competitiva; Práctica y Aplicada”

Nota: Los comentarios emitidos en el presente tienen como propósito mantener informados a los grupos de interés de FX Global Management, LLC y de FX Global Management México, S.C., de la conformación de las estrategias de inversión, negociación y cobertura financiera por dichas entidades administradas, por lo que no deben considerarse como una recomendación de inversión, negociación o cobertura financiera dirigida al público en general, poniendo de manifiesto que es responsabilidad de cada cual la toma de decisiones en cuanto al manejo de sus activos financieros.

un Investment Club no tiene clientes sino inversionistas asociados con intereses en común.

Imagen de Steve Buissinne en Pixabay