Resumen Semanal de Mercados del 27 al 31 de Mayo 2019.

A lo largo de los últimos meses mucho se ha hablado acerca de la conveniencia que tiene para los países miembro del actual Tratado del Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) la ratificación del denominado T-MEC que en estricto sentido es la renovación del TLCAN, mismo que si bien es perfectible, también es cierto que es mejor que carecer de un acuerdo que involucre a nuestro principal socio comercial, destacando que debido a las condiciones actuales del entorno económico-comercial y político-social global -particularmente el caso relacionado con la guerra comercial entre Estados Unidos y China-, debe considerarse que así como Estados Unidos representa el principal destino de las exportaciones mexicanas, México por su parte, es el principal aliado estratégico de los Estados Unidos por el simple hecho de compartir la frontera más extensa y dinámica del mundo, poniendo de manifiesto la importancia que tiene para ambos países mejorar y consolidar sus relaciones bilaterales, las cuales es oportuno señalar, no se limitan al aspecto comercial, pues este último ha existido con acuerdo comercial o sin él, incluso a pesar de éste.

¿Cómo puede afectar a la relación bilateral la imposición de aranceles a las importaciones procedentes de México?

Con base en lo anterior, es oportuno tener en cuenta que el Presidente de los Estados Unidos, quien quiera que este sea, se reserva el derecho –por ejemplo- de cerrar sus fronteras y/o de imponer aranceles a las importaciones en caso de considerarse amenazada la seguridad nacional de dicho país, ejemplo de lo anterior es lo ocurrido posterior a los fatídicos atentados suscitados el 11 de Septiembre de 2001, por lo que la posibilidad de que sean implementadas las sanciones arancelarias recientemente anunciadas por el Presidente de los Estados Unidos, Donald J. Trump, a las importaciones procedentes de México en tanto éste último no haga lo propio por mitigar la migración masiva centroamericana no debe estar en duda, en todo caso lo que debe analizarse son las relaciones costo-beneficio y riesgo-recompensa derivadas de esta toma de decisiones y sus posibles repercusiones para la ratificación del T-MEC -aun cuando los aspectos migratorios están fuera del contexto del referido acuerdo comercial-, empezando por la paridad del poder adquisitivo manifiesto en la cotización del Peso Mexicano frente al Dólar Americano, pues recordemos que ante un escenario de incertidumbre el Peso es susceptible de depreciarse frente al Dólar, lo cual a su vez puede fortalecer las exportaciones de México hacia Estados Unidos al ser más barato para los nacionales de dicho país adquirir los bienes y/o servicios procedentes de México, no obstante lo anterior, es oportuno tener en cuenta que un incremento de aranceles a las importaciones –independientemente de su procedencia- al final del día a quien más afecta es al consumidor del país de destino que en este caso es Estados Unidos, pues es éste quien absorberá dichos aranceles al momento de adquirir los bienes y/o servicios  objeto de comercialización.

Ante esta situación; ¿Cómo ha reaccionado la paridad cambiaria del Peso frente al Dólar?

Como era de esperarse, la paridad cambiaria del Peso frente al Dólar acusó recibo de dicha toma de decisiones aun cuando está pendiente su implementación, llevando la cotización a superar momentáneamente niveles de 19.85 Pesos por Dólar en el Mercado Spot a media jornada del viernes 31 de Mayo, dejando abierta la posibilidad de alcanzar nuevos Target en torno a 20.00 seguido de 21.00 y el nivel máximo alcanzado tras las elecciones estadounidenses del pasado 2016 en torno a 22.00 Pesos por Dólar, niveles que si bien parecen lejanos, es conveniente tenerlos presentes para el diseño e implementación de nuestras estrategias de Cobertura Financiera para estar en condición de establecer en el presente el Tipo de Cambio al que tendremos que hacer frente a nuestros compromisos de pago denominados en Dólares en el futuro y con ello preservar el poder adquisitivo y evitar el traslado del deslizamiento cambiario a nuestros precios de venta al público afectando en consecuencia nuestras ventas, pues al encarecerse nuestros productos y/o servicios, nuestros clientes son susceptibles de buscar bienes y/o servicios sustitutos, incluso proveedores en detrimento de nuestras unidades de negocio, poniendo de manifiesto que destinar un porcentaje de la tesorería a la administración de los riesgos asociados a nuestras unidades de negocio como los imputables al Tipo de Cambio no es cuestión de estatus, sino de racionalidad económica, particularmente para todo aquel relacionado –de forma directa o indirecta- con el Comercio y Negocios Internacionales, lo cual desde luego, podemos hacer de forma individual si nuestra restricción presupuestaria lo permite o de forma colectiva –por ejemplo- mediante un Investment Club que estando debidamente habilitado para el ejercicio de sus funciones y siendo compatible con nuestros intereses consideremos pertinente, partiendo de la premisa que un Investment Club no tiene clientes, sino inversionistas asociados con intereses en común.

USD/MXN (US Dollar vs; Mexican Peso) Daily Chart 1 Year

Fuente: TD Ameritrade

En virtud de dicho escenario; ¿Es momento de postergar la inversión productiva en México?

Ahora bien, conscientes de la incertidumbre generada por ésta situación, es oportuno considerar que el público inversionista internacional –institucional y/o individual- es susceptible de frenar sus inversiones -tanto financieras como productivas- en México, no obstante lo anterior deberemos hacer un alto en el camino y recordar que la mayor parte del dinamismo económico nacional está en manos de las MIPYMES, las cuales a su vez generan más de dos tercios de los puestos de trabajo productivos del país, razón por la cual deberemos poner particular atención a estas últimas, empezando por contribuir con su profesionalización y con ello dar lugar a la integración de cadenas productivas que les faciliten el acceso a las fuentes de financiamiento sean tradicionales como las líneas de crédito revolvente o el arrendamiento o aquellas fuentes de financiamiento alternativas como el Crowdfunding Venture Capital Fund que en estricto sentido permite a las unidades de negocio de nueva creación o aquellas en marcha con potencial de crecimiento recibir el Capital Semilla o Capital de Riesgo –dependiendo de la etapa de madurez de la unidad de negocio en cuestión- necesario para su puesta en marcha y posterior consolidación, destacando que en la actualidad existen diferentes alternativas para poder acceder a este tipo fuentes de financiamiento alternativas sea en calidad de inversionista o como receptor de ésta de acuerdo con lo referido por Cate Ambrose, President and Executive Director of the Latin American Private Equity & Venture Capital Association (LAVCA), particularmente tratándose de unidades de negocio que involucren las nuevas tecnologías en su propuesta de valor.

¿Cómo podemos acceder a las fuentes de financiamiento alternativas?

Desde luego, como toda alternativa de inversión y/o financiamiento, es preciso llevar a cabo las diligencias correspondientes que nos permitan identificar las relaciones costo-beneficio y riesgo-recompensa implícitas conscientes de que se trata de inversiones productivas de mediano y largo plazo, por lo que solo deberá destinarse a este fin aquel porcentaje del patrimonio cuya liquidez no sea una prioridad, sino su multiplicación ya sea por concepto de ganancias de capital, el pago de dividendos o una combinación de ambas, pero siempre con una visión de mediano y largo plazo pues recordemos que la idea es proporcionar el Capital Semilla o Capital de Riesgo a las unidades de negocio con potencial de crecimiento, para lo cual, es conveniente auxiliarse de aquellas entidades especializas en la materia, sean estas plataformas destinadas a promover y facilitar el Crowdfunding Venture Capital Fund o Investment Clubs cuya diversificación de sus activos financieros contempla la inversión en Startups, particularmente si estos últimos además de diversificar un porcentaje de sus activos mediante el Crowdfunding Venture Capital Fund, auxilian a sus miembros para que sus respectivas unidades de negocio sean susceptibles de recibir el Capital Semilla o Capital de Riesgo –según corresponda- que necesitan para su puesta en marcha y posterior consolidación tal y como suele hacer FX Global Management, LLC, Investment Club incorporado en el Estado de New York, en los Estados Unidos desde 2005, miembro de la National Association of Investors Corporation (NAIC).

LCNI & MBA José Luis Lecona Roldán

Founding & Managing Partner of FX Global Management, LLC

Investment Club Member of the National Association of Investors Corporation –NAIC-

Autor del libro “El Manejo de Capitales en el Siglo XXI” -1ª y 2ª Edición-

Coautor del libro “Inteligencia Competitiva; Práctica y Aplicada”

Nota: Los comentarios emitidos en el presente tienen como propósito mantener informados a los grupos de interés de FX Global Management, LLC, de la conformación de las estrategias de inversión, negociación y cobertura financiera por dicha entidad administradas, por lo que no deben considerarse como una recomendación de inversión, negociación o cobertura financiera dirigida al público en general, poniendo de manifiesto que es responsabilidad de cada cual la toma de decisiones en cuanto al manejo de sus activos financieros.

Agracedemos la imagen de cocoparisienne en Pixabay