.Resumen Semanal de Mercados del 25 de Febrero al 1° de Marzo 2019.

Sin restar importancia a los acontecimientos que han acaparado la atención de los diferentes medios de comunicación y conscientes de la relación existente entre los aspectos económico-comerciales y político-sociales con el dinamismo económico, en ésta ocasión nos daremos a la tarea de enfatizar la importancia del capital semilla, las fuentes de financiamiento alternativas y la administración de riesgos como parte fundamental del crecimiento económico y desarrollo integral del país.

En éste orden de ideas, empecemos por recordar que la razón de ser de todo Sistema Financiero es vincular a los agentes económicos con excedentes de capital en busca de rendimientos con aquellos agentes económicos en busca de fuentes de financiamiento para la puesta en marcha y/o consolidación de sus respectivas unidades de negocio, para lo cual, han sido creados los diferentes Instrumentos de Inversión sean estos los denominados Instrumentos de Deuda -soberana, corporativa o bancaria-, entendida como el financiamiento recibido por el emisor en calidad de préstamo en condiciones competitivas por parte del público inversionista, mismo que será reintegrado a éste último llegado el vencimiento del periodo pactado más una renta acordada previamente -misma que si bien cubrirá el costo del dinero, también será modesta-, sin que lo anterior signifique mayor involucramiento con el emisor de dicho Instrumento de Deuda, a diferencia de los Instrumentos de Renta Variable como las Acciones que en estricto sentido representan la posesión de una fracción de la unidad de negocio emisora de dicho Instrumento de Inversión, posesión que implica asumir las relaciones costo-beneficio y riesgo-recompensa propias del sector y/o industria al que pertenece la unidad de negocio objeto del financiamiento, incluidos los aplicables a los ciclos económicos, lo cual puede propiciar una eventual minusvalía en la cotización de las Acciones, razón por la que se denominan Instrumentos de Renta Variable, pues también son susceptibles de generar mayores ganancias de capital en el mediano y largo plazo y dependiendo de la emisora en cuestión, otorgar al público inversionista el pago de dividendos.

¿Existe algún Instrumento de Inversión libre de riesgo?

Con base en lo anterior, es preciso entender que no existe un Instrumento de Inversión libre de riesgo, en todo caso lo que existe son diferentes tipos y niveles de riesgo, por lo que es menester de cada cual conocer las relaciones costo-beneficio y riesgo-recompensa propias de cada vehículo de inversión, empezando por identificar la diferencia entre el riesgo mercado, riesgo emisor y riesgo moral, en donde el riesgo mercado es aquel aplicable a las condiciones propias del entorno, es decir, a la percepción del público inversionista internacional –institucional y/o individual- respecto al dinamismo económico (nacional, regional y global) y por ende el impacto que esto pueda representar para un determinado sector y/o industria y de forma particular a las emisoras de los diferentes Instrumentos de Inversión, destacando que al estar fuera de nuestro alcance controlar este tipo de riesgo -mismo que es aplicable a toda actividad productiva- no es correcto verlo como el enemigo público a condenar, sino como la constante que debemos aprender a administrar, para lo cual nos podemos auxiliar del Mercado de Derivados del que hablaremos más adelante, por lo pronto concentremos nuestra atención en los diferentes tipos de riesgo.

Así las cosas y conscientes de que siempre existirá la posibilidad de que una determinada unidad de negocio enfrente dificultades incluso fracase en el intento, deberemos poner atención al riesgo emisor, imputable a la viabilidad de las unidades de negocio sean de nueva creación, en vías de desarrollo o consolidadas, situación que suele tener lugar –entre otras razones- debido al cambio en los hábitos de consumo del público en general, ejemplo de lo anterior es SEARS, que no obstante una presencia de más de 130 años en el mercado, olvido tener en cuenta los hábitos de consumo del público al que estaba dirigida propiciando su colapso para conducirla más tarde a enfrentar la bancarrota, situación similar a lo ocurrido con Blockbuster, cuyo público objetivo migro de la renta de videos a los contenidos vía Streaming –por ejemplo- a través de NETFLIX. Desde luego, el riesgo emisor también es aplicable a los proyectos productivos del Estado, pues no por tratarse de obras de infraestructura gubernamentales significa que serán rentables, máxime cuando dichas obras carecen de una planeación estratégica, poniendo de manifiesto que no basta con el aval del gobierno para captar la atención del público inversionista que al final del día será el que aporte el financiamiento necesario para llevar a cabo dichas obras.

Tan importante como lo anterior es considerar el riesgo moral, entendido como la falta de cumplimiento de los acuerdos celebrados con anterioridad, situación aplicable –entre otras- a las obras de infraestructura cuya inversión es público-privada, es decir, aquellas en las que el Estado y la Iniciativa Privada (IP) participan de forma conjunta, lo cual es importante tener en cuenta, pues recordemos que el Estado no genera riqueza alguna, solo la administra, mientras que es la IP la que genera los puestos de trabajo productivos y el valor agregado para satisfacer las necesidades de los consumidores, por lo que es indispensable tener claro lo que habrá de producirse y/o construirse, la forma de hacerlo y el público objetivo al que se pretende atender, aspectos que si bien son susceptibles de experimentar afectaciones derivadas de los hábitos de consumo y/o los ciclos económicos, también es cierto que en una obra de esta naturaleza cuya proyección es de largo plazo, dichas afectaciones no ponen en riesgo su viabilidad a diferencia de la cancelación repentina de éstas a cambio de alguna otra carente de viabilidad aun cuando la idea sea remplazar la obra originalmente proyectada; ¿Suena familiar?

¿Qué diferencia hay entre el capital semilla y las fuentes de financiamiento alternativas?

Entendido lo anterior, es oportuno recordar que nada en esta vida es gratis, por el contrario, todo tiene un costo que deberá ser pagado en tiempo y forma, lo cual desde luego, también es aplicable para la puesta en marcha de una nueva unidad de negocio, misma que si bien puede tener claro que producir, para quién hacerlo y cómo llevarlo a cabo, también es cierto que requerirá capital suficiente para llevar a buen puerto su iniciativa, es decir, para pasar de ser un plan de negocio a una unidad de negocio, siendo en este punto en el que el capital semilla juega un papel preponderante, toda vez que existen una serie de gastos y/o costos asociados a la puesta en marcha de toda unidad de negocio que no necesariamente están relacionados con sus procesos productivos, de transformación o comercialización –según corresponda-, sin embargo, sin la realización de estos gastos y/o costos de manera oportuna, no es objetivamente posible ponerlos por obra, los cuales aun siendo modestos suelen estar fuera del alcance –principalmente- de los emprendedores, poniendo de manifiesto la importancia de vincular a los agentes económicos con excedentes de capital en busca de una mayor rentabilidad dispuestos a asumir las relaciones costo-beneficio y riesgo-recompensa propias de la unidad de negocio objeto del financiamiento con aquellos en busca de capital semilla, destacando que el capital semilla no tiene por objeto obtener una rentabilidad similar a la otorgada por algún Instrumento de Deuda, sino permitir a la nueva unidad de negocio iniciar operaciones y alcanzar su madurez, de forma similar a los Instrumentos de Renta Variable.

En cuanto a las fuentes de financiamiento alternativas, es preciso considerar que estas suelen estar reservadas para aquellas unidades de negocio en marcha con potencial de crecimiento, las cuales requieren –por ejemplo- una línea de crédito revolvente para hacer frente a sus obligaciones cotidianas o algún tipo de arrendamiento, situación aplicable indistintamente del objeto social de la unidad de negocio en cuestión, pues así como una planta manufacturera puede requerir cierta maquinaria para llevar a cabo la transformación de los productos que más tarde pondrá a disposición del mercado, un hospital deberá contar con el equipo especializado para la realización de diferentes estudios.

¿Cuál es el valor agregado que aporta el Mercado de Derivados al dinamismo económico?

Ahora bien, conscientes que el riesgo no es el enemigo público a condenar sino la constante que debemos aprender a administrar al ser parte intrínseca de la actividad productiva, es que el Mercado de Derivados, sea regulado, es decir, que cuenta con una arena física donde se lleve a cabo el intercambio de los Contratos objeto de negociación o bien se trate de los denominados Over the Counter –OTC- mismos que no cuentan con una arena física para el ejercicio de sus funciones, toda vez que son llevados a cabo de forma electrónica, nos ofrecen una serie de instrumentos creados para disminuir el riesgo generado por las permanentes fluctuaciones de los precios internacionales que afectan el valor real de los activos de una compañía o de un individuo.

Estos Mercados existen en diversos países tales como Estados Unidos, Inglaterra, Francia, Holanda, Singapur y recientemente en México, denominándolo MexDer, sin duda el Mercado más representativo por su volumen de operación, regulación, supervisión y antigüedad es el norteamericano, poniendo de manifiesto la razón por la cual a éste acuden miles de compañías e inversionistas de todo el mundo para satisfacer sus necesidades de Cobertura o “Hedging”, siendo en éste Mercado donde FX Global Management, LLC, actúa y propone a sus inversionistas asociados llevar a cabo sus estrategias de cobertura financiera, toda vez que para aquellos inversionistas que tienen activos en México, la necesidad de cobertura ante las fluctuaciones del Tipo de Cambio, por ejemplo, Peso Mexicano vs; Dólar Americano, es evidente.

En este sentido, si el Peso Mexicano pierde valor frente al Dólar Americano en el periodo en el que un inversionista está en posesión de un activo denominado en Pesos, auxiliar la administración de sus recursos mediante dicho Mercado le puede generar una ganancia similar a la pérdida relativa en Dólares que haya tenido su capital básico invertido en Pesos, de esta forma, el inversionista habrá logrado una cobertura financiera.

Destacando que las coberturas financieras son aplicables para todo aquel relacionado –de forma directa o indirecta- con el Comercio y Negocios Internacionales independientemente que se trate de Importadores o Exportadores, Sector Productivo o Comercial, tal y como se describe a continuación:

Importaciones: Una empresa que importa a México con regularidad tiene una serie de pagos programados a lo largo del año sobre la mercancía que va recibiendo de sus proveedores extranjeros. La mercancía que recibe del exterior va siendo colocada en el mercado nacional con créditos a clientes en Pesos que posteriormente tendrán que convertirse para pagar al proveedor en Dólares Americanos, Euros o Yen Japonés. En estos casos la cobertura financiera o cambiaria es indispensable toda vez que; a) Permite al importador determinar el Tipo de Cambio que usará para cumplir con sus compromisos ante proveedores extranjeros en los meses venideros. b) Podrá no solo disminuir el riesgo cambiario sino determinar en el presente el costo de la porción importada de su producto final al conocer a qué Tipo de Cambio lo pagará y c) Le permitirá, ante una pérdida de poder adquisitivo del Peso, seguir vendiendo a los mismos precios fijados desde el principio pues mediante la cobertura financiera se generará la diferencia en el Tipo de Cambio.

Exportaciones: Una empresa que exporta productos primarios tales como maíz, trigo, soya, carne de res en canal, carne de res en pie, leche, azúcar, café, etc. Prepara por un tiempo el producto que va a exportar en el futuro. Hoy, mientras produce, los precios pueden ser favorables pero no necesariamente lo serán al momento en el que la producción esté lista y se pueda vender al cliente extranjero. Esto implica el riesgo de que los precios internacionales bajen en el futuro y castiguen las ganancias previstas y necesarias para mantener la producción.

El Mercado de Derivados nació precisamente a la luz de esta problemática, de modo que productores y compradores pudiesen disminuir la incertidumbre generada por la volatilidad de los Mercados. Vender una cantidad predeterminada de un producto a futuro a un precio establecido en el presente elimina la incertidumbre y permite una planeación racional de la producción y la exportación. Esto es, también, cobertura financiera.

Un plan cuidadosamente diseñado permite a un productor – exportador; a) Planear el valor de su producción en el presente. b) Vender su producción anticipadamente determinando el precio a un cliente en el presente, por ejemplo en Dólares y c) Ser elegible a la contratación de créditos internacionales sobre la producción venidera.

No obstante una estrategia de cobertura financiera lleva implícitas las relaciones costo-beneficio y riesgo-recompensa, puede representar una ventaja competitiva para un inversionista sofisticado, toda vez que le permitirá beneficiarse de las fluctuaciones de corto plazo de las cotizaciones de los diferentes instrumentos financieros y/o mercaderías, razón por la cual solo debe ser destinado a este Mercado capital de riesgo con la finalidad de optimizar el manejo de los recursos, preservar el poder adquisitivo y/o establecer en el presente los precios a los que serán negociados determinados bienes y/o Tipos de Cambio en el futuro independientemente de las cotizaciones de los valores subyacentes de referencia y no así como vehículo de inversión de capital patrimonial.

¿Cómo cerró la semana la paridad cambiaria del Peso Mexicano frente al Dólar Americano?

Considerando lo anterior, es necesario tomarnos el tiempo para dar seguimiento a la paridad cambiaria del Peso Mexicano frente al Dólar Americano, la cual cerró la jornada del viernes 1° de Marzo en torno a 19.25/30 Pesos por Dólar entrelazándose con los Moving Averages (MA) 20, 50 100 y 200 Daily Chart, haciendo de los niveles 19.50 –a la alza- y 19.00 –a la baja- los Pivot Price a considerar para las siguientes sesiones, pues dependiendo de la percepción del público inversionista respecto a los acontecimientos por venir, la paridad cambiaria podría alcanzar la Resistencia ubicada en niveles de 20.00/10 Pesos por Dólar en caso de percibirse un entorno negativo en el dinamismo económico nacional –entre otros aspectos de índole internacional-, caso contrario, podríamos ver la paridad cambiaria aproximarse al Soporte ubicado en torno a 18.10/00 Pesos por Dólar.

USD/MXN (Dólar Americano vs; Peso Mexicano) Daily Chart 1 Year

Fuente: TD Ameritrade

¿Es posible integrar el capital semilla necesario para la puesta en marcha de una nueva unidad de negocio?

Una vez habiendo identificado la utilidad del capital semilla y las fuentes de financiamiento alternativas, así como la aplicación del Mercado de Derivados para administrar los riesgos asociados a toda unidad de negocio, es necesario cuestionarse en qué etapa de madurez se encuentran estas últimas, es decir, deberemos determinar si la unidad de negocio en cuestión se encuentra en fase de planeación o en fase de consolidación, hecho lo cual tomar el rumbo de acción correspondiente acorde con las circunstancias, de modo que si nuestra unidad de negocio se encuentra en fase de planeación, lo correspondiente es incubar la propuesta de valor al tiempo que realizamos un ahorro fraccionado acorde con nuestra propia restricción presupuestaria por modesta que sea, mismo que llegado el momento en que estemos listos para la puesta en marcha de la unidad de negocio que nos ocupa lo podamos utilizar como capital semilla, en el entendido que dicho ahorro fraccionado lo podemos poner a trabajar durante el periodo de incubación mediante la estrategia Day Trading Financing descrita en la 2ª Edición del libro “El Manejo de Capitales en el Siglo XXI”, conscientes de que dicha estrategia si bien puede ser de mucha utilidad durante el periodo de incubación de nuestra unidad de negocio, llegado el momento de poner por obra esta última será necesario cambiar de alternativa de inversión, pues Day Trading Financing si bien nos permite generar un rendimiento superior al promedio general, también es cierto que en el largo plazo no nos permitirá generar ingresos residuales derivados del pago de dividendos, pues se trata de una estrategia de negociación de tipo Scalping y/o Momentum Trading cuyo universo de inversión es de muy corto plazo, tan corto como una jornada de operación, en la que es preciso trasladar el riesgo asociado a toda operación de compra venta dentro de los Mercados Financieros a un tercero, el cual a su vez conservará para sí mismo un considerable porcentaje de las ganancias generadas al cierre de cada jornada, de forma similar a las Mesas de Dinero administradas por los bancos, con la diferencia que estos últimos lo hacen con dinero de los clientes de la institución, mientras que mediante Day Trading Financing lo estaremos haciendo con capital propio, poniendo de manifiesto que si es posible generar un mayor rendimiento en beneficio propio al asumir las relaciones costo-beneficio y riesgo-recompensa de nuestras inversiones, por qué no hacerlo en vez de dejarlo en manos de un tercero.

Desde luego, si nuestra unidad de negocio se encuentra en fase de consolidación lo que requerimos es auxiliarnos de las fuentes de financiamiento alternativas, así como destinar un porcentaje de la tesorería a la administración de los riesgos asociados a la actividad preponderante de dicha unidad de negocio, al tiempo que invertimos los excedentes derivados de las ganancias de capital  mediante el Mercado de Valores a través de instrumentos que nos permitan diversificar nuestros activos financieros y acceder al pago de dividendos en el mediano y largo plazo como los Exchange Traded Funds (ETF´s) o de forma directa con alguna emisora de nuestro interés, lo cual como sabemos podemos llevar a cabo individualmente si nuestra restricción presupuestaria lo permite o mejor aún, integrándonos a un Investment Club que estando debidamente habilitado para el ejercicio de sus funciones y siendo compatible con nuestros intereses nos permita acceder a inversiones diversificadas reservadas para los grandes capitales sin tener que aportar considerables cantidades de dinero, conscientes que un Investment Club no tiene clientes, sino inversionistas asociados con intereses en común..

LCNI & MBA José Luis Lecona Roldán

Founding & Managing Partner of FX Global Management, LLC

Investment Club Member of the National Association of Investors Corporation –NAIC-

Autor del libro “El Manejo de Capitales en el Siglo XXI” -1ª y 2ª Edición-

Nota: Los comentarios emitidos en el presente tienen como propósito mantener informados a los grupos de interés de FX Global Management, LLC, de la conformación de las estrategias de inversión, negociación y cobertura financiera por dicha entidad administradas, por lo que no deben considerarse como una recomendación de inversión, negociación o cobertura financiera dirigida al público en general, poniendo de manifiesto que es responsabilidad de cada cual la toma de decisiones en cuanto al manejo de sus activos financieros.