Resumen Semanal de Mercados del 14 al 18 de Enero 2019.

Estando próximos a cumplir un mes del cierre parcial del gobierno estadounidense más prolongado de los últimos años y faltando poco más de dos meses para el cumplimiento de la fecha límite para la consolidación del Brexit -luego de dos años de haberse celebrado el referéndum correspondiente-, las diferencias económico-comerciales y político-sociales globales encabezan la lista de los retos y desafíos de la economía mundial para 2019, mismos que de acuerdo con Alejo Czerwonko de UBS, traerán consigo un desaceleramiento en el dinamismo económico, lo cual si bien deja ver el riesgo asociado a una recesión, no significa que sea un hecho confirmado, por lo que será conveniente proceder con cautela al momento de conformar nuestros portafolios de inversión, pues se anticipa mayor volatilidad al interior de los Mercados Financieros Internacionales derivado -entre otros aspectos- del proceso de normalización en cuanto al costo del dinero también entendido como incremento de Tasas de Interés, particularmente en las economías desarrolladas como Estados Unidos y la Unión Europea, no obstante lo anterior, es de esperarse un repunte en algunos sectores y/o industrias debido al retroceso que han experimentado en el pasado reciente, por lo que pueden representar una oportunidad para empezar a acumular posición mediante la estrategia Scaling In and Out con perspectiva de mediano plazo, para lo cual es necesario tener presentes las principales características de los diferentes estilos de operación y los instrumentos financieros disponibles, pues dependiendo de la tolerancia que nos podamos permitir para asumir los riesgos asociados a toda inversión en instrumentos de renta variable, es el estilo e instrumento que deberemos considerar para el diseño e implementación de nuestras estrategias de inversión, diversificación y/o cobertura financiera.

Estilos de Operación

No obstante existen diferentes estilos de operación de Mercados Financieros Internacionales, es importante que cada cual desarrolle un estilo propio acorde con su perfil y restricción presupuestaria, particularmente si lo que se pretende es ser un inversionista activo entendido como el tomador de las decisiones de compra-venta de los diferentes instrumentos financieros disponibles independientemente que se haga de forma individual o colectiva, a diferencia de un inversionista pasivo que en estricto sentido es aquel que suele otorgar esta facultad a un tercero invirtiendo –por ejemplo- a través de una Sociedad de Inversión. 

En este orden de ideas y considerando el perfil de un inversionista activo, en esta ocasión concentraremos nuestra atención en los estilos de operación más comunes a fin de adoptar cada uno de éstos de acuerdo con las condiciones del Mercado, siendo oportuno recordar que no es lo mismo “Invertir” que “Negociar”, toda vez que “Invertir” significa comprometernos en el mediano o largo plazo con una determinada Emisora por ejemplo mediante el Mercado de Bonos o Accionario, mientras que “Negociar” se refiere al hecho de aprovechar los deslizamientos de las cotizaciones de los diferentes instrumentos financieros de forma constante acorde con la rotación del dinero, en el entendido que no todos los instrumentos financieros son necesariamente un instrumento de inversión, pues estos últimos tienen como principio y fundamento proporcionar financiamiento a su Emisor con la finalidad de poner por obra un proyecto productivo y/o consolidar una determinada unidad de negocio, tal es el caso de los Bonos y las Acciones, mientras que otros instrumentos financieros más que proporcionar financiamiento a su Emisor, han sido diseñados para optimizar el manejo de nuestro Capital de Trabajo mediante la administración de riesgos independientemente que seamos los que proporcionamos el financiamiento (Inversionistas) o lo recibamos (Emisoras), tal es el caso de los Mercados de Derivados sean estos OTC o Regulados como los CFD´s o FOREX o las Opciones y Futuros respectivamente.

En virtud de lo anterior es que algunos estilos de operación también entendidos como metodología o simplemente estrategia, son aplicables únicamente para el corto plazo, es decir para “Negociar” durante el horario habitual de cada jornada o dentro de un periodo de tiempo de una o varias semanas, mientras que algunos otros son aplicables para el largo plazo entendido como meses o años, en donde existe la posibilidad de llevar a cabo una combinación de las diferentes estrategias de operación e instrumentos financieros, pues mientras que una determinada Emisora concentrará la mayor parte de nuestro Capital de Trabajo en el largo plazo, será mediante la permanente negociación de algún instrumento Derivado como las Opciones que podamos tomar ventaja de las fluctuaciones diarias y correcciones de los precios sin necesidad de deshacernos de la posición que concentra la mayor parte de nuestro Capital de Trabajo, por lo que es tarea de cada cual discernir si se trata de una estrategia de corto, mediano o largo plazo y por ende si se trata de una estrategia de “Inversión” o una estrategia de “Negociación” o una combinación de ambas y tan importante como lo anterior, si se trata de un instrumento de inversión o si se trata de un instrumento diseñado para la optimización y administración de riesgos de nuestro Capital de Trabajo, tal y como ocurre con la estrategia SPDR que replica el comportamiento del Índice S&P 500 al tiempo que establece una estrategia de cobertura ante las fluctuaciones a la baja de las cotizaciones, estrategia descrita en la 2ª Edición del libro “El Manejo de Capitales en el Siglo XXI”.

¿Qué diferencia hay entre un Day Trader y un Inversionista?

Tan importante como lo anterior, es entender la diferencia entre un Day Trader y un Inversionista, pues si bien ambos forman parte del medio ambiente financiero bursátil, el primero fundamenta sus ingresos en el Spread que es el diferencial existente entre los precios de compra y venta de los diferentes instrumentos financieros, destacando que las estrategias de negociación implementadas por un Day Trader son susceptibles de llevarse cabo en ambas direcciones del Mercado, pues en estricto sentido lo importante para un Day Trader no es si las cotizaciones suben o bajan, sino que se muevan, razón por la cual es indispensable para llevar a cabo este tipo de operaciones una elevada volatilidad, pues la idea es tomar posición dentro del Mercado con un considerable número de Acciones para el caso del Mercado de Valores o con instrumentos altamente apalancados como los CFD´s, FOREX, Opciones o Futuros para estar en condición de salir del Mercado tras una pequeña fluctuación, lo cual significa otorgar poca o nula tolerancia a cada posición ante las fluctuaciones de las cotizaciones que resulten adversas, situación que hace de este estilo de operación una estrategia de alto riesgo.

Por su parte, un Inversionista, a diferencia del anterior, evita -en la medida de los posible- tomar decisiones de compra o venta cuando el Mercado experimenta una eleva volatilidad, toda vez que un Inversionista suele tener una visión de largo plazo por lo que las pequeñas fluctuaciones en las cotizaciones no alteran sus perspectivas de inversión, destacando que una sola estrategia de inversión de largo plazo es susceptible de generar una ganancia de capital igual o mayor a varias operaciones de compra-venta realizadas por un Day Trader.

En este contexto, la diferencia estriba fundamentalmente en la cantidad de dinero destinada para tal efecto y el tiempo para otorgar la tolerancia necesaria para que una posición resulte ganadora, pues recordemos que mientras un Day Trader fundamenta sus ganancias de capital en la constante compra-venta de considerables cantidades de Acciones o instrumentos financieros altamente apalancados a lo largo de cada jornada con base en la tendencia terciaria del Mercado, es decir, con una perspectiva de corto plazo -en ocasiones más corto de lo imaginable-, un Inversionista fundamenta sus estrategias con base en la tendencia primaria del Mercado, es decir con una perspectiva de largo plazo entendida como meses o años, por lo que puede otorgar mayor tolerancia en tiempo y forma a cada posición para alcanzar el grado de madurez necesario para tomar utilidades, destacando que un Inversionista suele hacer uso de la estrategia Scaling In and Out para administrar los riesgos asociados a las fluctuaciones adversas en las cotizaciones, al tiempo que está en condición de beneficiarse de los grandes deslizamientos sin comprometer el total de su inversión en un mismo precio a diferencia de la estrategia anterior.

¿Qué es un Money Manager?

Ahora bien, toda vez que existen inversionistas activos cuya disponibilidad horaria no les permite hacerse cargo del diseño y administración de sus estrategias de inversión, diversificación y/o cobertura financiera o bien PYMES con necesidades específicas de administración de riesgos sobre el Tipo de Cambio –entre otros- cuya actividad preponderante no les permite distraer su atención para hacerse cargo de lo anterior, es que surgen los Money Manager, que en estricto sentido son Day Traders que además de administrar sus propias cuentas de corretaje, administran las cuentas de corretaje de terceros sea de forma individualizada o colectiva –por ejemplo- a través de un Investment Club, los cuales no tienen clientes sino inversionistas asociados entre sí con intereses en común, mismos que llevan a cabo sus estrategias mediante la metodología Intraday al ser un híbrido entre las dos anteriores, pues si bien buscarán “Invertir” en favor de la tendencia primaria del Mercado en el largo plazo, también estarán atentos de la tendencia secundaria del Mercado para “Negociar” en el corto y mediano plazo para aprovechar las contracciones del Mercado y con ello generar una ganancia de capital que permita contrarrestar las minusvalías experimentadas por sus posiciones de largo plazo, estrategia que suele llevarse a cabo mediante una combinación de instrumentos financieros, por ejemplo, negociando a la alza una determinada Emisora, al tiempo que se establecen estrategias de cobertura ante las fluctuaciones a la baja de las cotizaciones mediante Opciones de forma similar a la estrategia SPDR anteriormente referida o bien con instrumentos cuya relación funcional sea inversa como pueden ser los ETF´s UUP y UDN que dan seguimiento al Índice del Dólar Americano, con la salvedad que UUP lo hace a la alza mientras que UDN lo hace a la baja, consiguiendo con lo anterior una estrategia de cobertura cambiaria sin necesidad de asumir los riesgos asociados al elevado apalancamiento propio del Mercado Internacional de Divisas mejor conocido como FOREX.

A propósito de FOREX; ¿Cómo cerró la semana el Peso Mexicano frente al Dólar Americano?

Con base en lo anterior, podemos entender la forma en la que el público inversionista individual y las PYMES pueden establecer las estrategias de cobertura cambiaria que les permitan preservar su poder adquisitivo y/o establecer en el presente el Tipo de Cambio al que estarán negociando en el futuro acorde con su propia restricción presupuestaria, sin necesidad de trasladar el incremento cambiario a sus precios de venta al público, lo cual es aplicable lo mismo para empresas –por ejemplo- de origen mexicano cuyo patrimonio esta denominado en Pesos Mexicanos con compromisos de pago denominados en Dólares Americanos, pues no es lo mismo contar con un presupuesto de 1 Millón de Pesos cuando el Dólar se cotiza en 13.00 Pesos por Dólar, que cuando el Dólar se cotiza en niveles iguales o mayores a 19.00 Pesos por Dólar, que para una empresa de origen estadounidense establecida en México, pues al momento de repatriar capitales, la paridad cambiaria mermaría la cantidad de Dólares que podrían llevarse de regreso a su país de origen, como podría estar ocurriendo en este momento no obstante el Peso Mexicano se ha fortalecido durante las últimas jornadas frente al Dólar Americano cerrando la sesión del viernes 18 de Enero situándose justo en el Soporte ubicado en torno a 19.10/00 Pesos por Dólar en el Mercado Spot acorde con lo comentado en nuestras entregas previas, tema al que estaremos dando seguimiento en las semanas subsecuentes.

USD/MXN (US Dollar vs; Mexican Peso) Daily Chart 1 Year

Fuente: TD Ameritrade

LCNI & MBA José Luis Lecona Roldán

Managing Partner of FX Global Management, LLC, Investment Club Member of the National Association of Investors Corporation –NAIC-

Autor del libro “El Manejo de Capitales en el Siglo XXI” -1ª y 2ª Edición-

Nota: Los comentarios emitidos en el presente tienen como propósito mantener informados a los grupos de interés de FX Global Management, LLC, de la conformación de las estrategias de inversión, negociación y cobertura financiera por dicha entidad administradas, por lo que no deben considerarse como una recomendación de inversión, negociación o cobertura financiera dirigida al público en general, poniendo de manifiesto que es responsabilidad de cada cual la toma de decisiones en cuanto al manejo de sus activos financieros.