Resumen Semanal de Mercados del 27 al 31 de Agosto 2018.

En nuestro Resumen Semanal de Mercados previo hablamos acerca de la importancia que tiene cerrar ciclos y replantear nuestras estrategias de negocio, tema que en esta ocasión abordaremos desde la perspectiva de las negociaciones del Tratado del Libre Comercio de América del Norte o TLCAN, pues si bien el pasado lunes 27 de Agosto se diera a conocer un entendimiento entre México y Estados Unidos en la materia independientemente que Canadá decidiera ratificar su permanencia en el TLCAN o no, lo cierto es que el Congreso de los Estados Unidos ha autorizado al Presidente Donald J. Trump negociar el TLCAN y no así celebrar Acuerdos Comerciales bilaterales con sus contrapartes negociadoras, en virtud de lo anterior es oportuno señalar que la fecha límite del viernes 31 de Agosto para que Canadá tomara una decisión al respecto obedecía a los intereses políticos derivados de las elecciones que tendrán lugar el mes de Noviembre en los Estados Unidos para renovar el Congreso y al cambio de administración a celebrarse en México el próximo 1° de Diciembre, pues de haberse concretado dicho Acuerdo conforme a lo señalado, efectivamente sería la actual Legislatura estadounidense la que ratificaría el TLCAN, mientras que el actual Presidente Constitucional de México, Enrique Peña Nieto, sería quien entregara dichos resultados, caso contrario, la resolución del TLCAN –cualquiera que esta sea- podría postergarse para 2019, máxime considerando que las negociaciones entre Estados Unidos y Canadá se reanudarán la semana comprendida entre el lunes 3 y el viernes 7 de Septiembre, destacando que el lunes 3 se estará celebrando el Día del Trabajo en los Estados Unidos, fecha para la cual los Mercados Financieros en dicha plaza permanecerán cerrados debido a que se trata de un día festivo.

¿Cómo reaccionó el par de divisas USD/MXN?

A la luz de esta realidad y pese a los destacados esfuerzos del equipo negociador mexicano que aquí y ahora incluye la connotada aportación de Jesús Seade Kuri, quien fuera Subdirector General de la Organización Mundial del Comercio (OMC) y actual representante del gobierno electo próximo a tomar posesión en Diciembre (2018), la incertidumbre persiste pues es una realidad que siempre será más fácil negociar la renovación del TLCAN con Canadá que sin este último, toda vez que los estados del norte de los Estados Unidos con menor vinculación comercial con México podrían no tener mayor incentivo para aprobar un nuevo Acuerdo Comercial con su vecino del sur, situación que ha mantenido la paridad cambiaria del par de divisas compuesto por el Dólar Americano vs; Peso Mexicano (USD/MXN) dentro de un canal lateral –Flat- entre el nivel mínimo del lunes 27 de Agosto en torno a 18.60 y el máximo del viernes 31 en niveles de 19.30 para cerrar la misma jornada ligeramente por debajo de 19.10 Pesos por Dólar en el Mercado Spot, modificando los Pivot Price señalados la semana previa derivado del rompimiento de la Resistencia ubicada en 19.00 ahora constituido en Soporte seguido de 18.60/50 a la baja y 19.30 y 19.50 a la alza en tanto los posibles Target permanecen intactos –por ahora- en 18.10/00 y 20.00/10 respectivamente.

Dólar Americano vs; Peso Mexicano (USD/MXN) Daily Chart 1 Year

Fuente: TD Ameritrade

El show debe continuar…

Con base en lo anterior, corresponde estar atentos del desenlace de este episodio que hasta ahora ha tomado más de un año para saber si es momento para celebrar o para replantear situaciones, lo cual incluye la continuidad, sustitución y/o celebración de nuevas alianzas estratégicas al interior de nuestras respectivas unidades de negocio, considerando para tal efecto la tropicalización de nuestra oferta de productos y/o servicios partiendo de la premisa que nuestro éxito dependerá de la satisfacción de los requerimientos del público al que estemos dirigidos, sin que lo anterior signifique asumir la responsabilidad de forzar la adaptación al cambio de nuestros grupos de interés, sean estos internos o externos, pues esta es una decisión que corresponde a cada cual tomar, en el entendido que así como nos reservamos el derecho de ejercer nuestro libre albedrío, también estamos obligados a responsabilizarnos de nuestra toma de decisiones y por ende de nuestros actos.

Dicho sea de otra forma, si el valor agregado que aportamos a una determinada cadena de valor consiste –por ejemplo- en auxiliar a las MIPYMES con la administración de los riesgos asociados a su actividad preponderante mediante el diseño y administración de sus estrategias de Cobertura Financiera como es el caso de FX Global Management, LLC, podemos hacer extensivo dicho valor agregado al ofrecimiento de asesoría, consultoría y capacitación dentro de nuestra área de especialidad a los grupos de interés de nuestros inversionistas asociados y/o aliados estratégicos aun cuando estos últimos decidan no seguir nuestro consejo, en cuyo caso será responsabilidad única y exclusiva de quien habiendo recibido la asesoría, consultoría o capacitación en cuestión, decida ignorar las advertencias y/o medidas precautorias por nosotros señaladas, siendo esta la importancia de delimitar nuestra participación en toda negociación y/o alianza estratégica, pues si bien como prestadores de un determinado servicio somos responsables de la calidad y solvencia moral del mismo, también es cierto que no podemos ni debemos asumir la responsabilidad de la calidad y solvencia moral de los productos y/o servicios de aquellos a los que prestamos nuestros servicios, máxime si estos últimos no transparentan su forma de proceder ante sus grupos de interés tanto internos como externos, sean estos clientes, proveedores o aliados estratégicos.

¿Cómo saber si debemos de dar continuidad o terminar una relación comercial?

En este orden de ideas y conscientes de que no podemos ni debemos tomarnos atribuciones que no nos corresponden, es preciso separar lo deseable de lo posible, así como aquellas decisiones que nos corresponde a nosotros mismos tomar de las que corresponde a nuestros grupos de interés, teniendo previstos escenarios aunque indeseables, susceptibles de concretarse como podría ser el término de una relación comercial que aunque en su momento haya sido benéfica para cada una de las partes, quizá aquí y ahora no lo sea más, lo cual no significa que debamos entrar en conflicto con nuestras contrapartes –como referimos en nuestro Resumen Semanal de Mercados previo-, es simplemente que cada cual deberá determinar el rumbo de acción a seguir que considere pertinente con base en el principio básico de economía entendido como costo de oportunidad, mismo que deberá obedecer estrictamente a la racionalidad económica antes que a la respuesta a incentivos, pues esta última suele ser más subjetiva que objetiva y dentro del mundo de los negocios puede haber lugar para la incertidumbre propia de las condiciones generales del entorno, más no así para la subjetividad, dicho sea do otra forma, si nuestras contrapartes negociadoras deciden tomar un rumbo de acción contrario a nuestros intereses independientemente que nuestra oferta de productos y/o servicios forme parte fundamental de la cadena de valor a la que pertenecemos, lo más conveniente será retirarnos antes que poner en riesgo la estabilidad de nuestras propias unidades de negocio, partiendo de la premisa que no es lo mismo estar ocupados que ser productivos, poniendo de manifiesto que siempre será mejor concentrar nuestra atención en el 20% de aquellas negociaciones y/o alianzas estratégicas que generen el 80% de nuestros ingresos, en vez de dedicar tanto tiempo al 80% de estas que difícilmente generan el 20% de nuestros ingresos, tal y como establece la Ley de Pareto.

LCNI & MBA José Luis Lecona Roldán

Managing Partner of FX Global Management, LLC, Investment Club Member of the National Association of Investors Corporation –NAIC-

Autor del libro “El Manejo de Capitales en el Siglo XXI” -1ª y 2ª Edición-

Nota: Los comentarios emitidos en el presente tienen como propósito mantener informados a los grupos de interés de FX Global Management, LLC, de la conformación de las estrategias de inversión, negociación y cobertura financiera por dicha entidad administradas, por lo que no deben considerarse como una recomendación de inversión, negociación o cobertura financiera dirigida al público en general, poniendo de manifiesto que es responsabilidad de cada cual la toma de decisiones en cuanto al manejo de sus activos financieros.