Resumen Semanal de Mercados del 30 de Julio al 3 de Agosto 2018.

Luego de una semana en la que la Reserva Federal (FED) y Banco de México (BANXICO) mantuvieran sin cambio las Tasas de Interés en niveles de 1.75/2.00% y 7.75% respectivamente, al tiempo que el reporte de desempleo de los Estados Unidos mejor conocido por sus siglas en Inglés como NFP registrará la creación de 157,000 puestos de trabajo el mes de Julio ante una previsión de 193,000, significando un retroceso respecto al mes previo en el que se reportara la creación de 248,000, el par de divisas conformado por el Dólar Americano vs; Peso Mexicano (USD/MXN) cerró la jornada del viernes 3 de Agosto (2018) en torno a 18.55 Pesos por Dólar en el Mercado Spot manteniéndose dentro de un Canal Descendente –Bear Trend- iniciado a mediados del pasado mes de Junio y confirmado una vez traspasados a la baja los Moving Average (MA) Daily Chart 20, 50, 100 y 200, tendencia que se mantendrá constante en tanto la cotización permanezca por debajo de dichos MA, en cuyo caso el siguiente Target se sitúa en niveles de 18.10/00 Pesos por Dólar, lo cual dependerá –entre otros aspectos- de la percepción del público inversionista internacional tanto institucional como individual ante los resultados de las negociaciones del Tratado de Libre Comercio de América del Norte o TLCAN y la rotación del dinero en favor del Dólar Americano en caso de seguir siendo considerado éste último como instrumento refugio de cara a la eventual guerra comercial derivada del incremento de aranceles a la importación de determinados bienes, situación que en estricto sentido es contraproducente a los intereses de los Estados Unidos, toda vez que al fortalecerse el Dólar Americano, sus exportaciones pierden competitividad, por lo que no se descarta la posibilidad de que la paridad cambiaria se mantenga por debajo de los referidos MA, abonando en favor de esta teoría la decisión de la FED de mantener sin cambio las Tasas de Interés, desalentando –por ahora- el apetito del público inversionista por la divisa norteamericana.

No obstante lo anterior, es oportuno tener presentes los riesgos asociados al dinamismo de la economía mexicana derivados de las políticas públicas que pretende implementar la próxima administración a partir del 1° de Diciembre del presente, pues si bien se espera que se cumpla el Estado de Derecho entendido como respetar los acuerdos celebrados con anterioridad en cuanto a las Reformas Estructurales se refiere  como la Reforma Energética y la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM) –entre otros-, también es cierto que las propuestas hasta el momento conocidas en materia energética como la construcción y/o rehabilitación de las refinerías no han sido del todo bien vistas por las Calificadoras de Riesgo debido a la baja rentabilidad de dichos proyectos y sobre todo a la calidad crediticia de PEMEX, destacando que si la disciplina fiscal no se mantiene y se da marcha atrás con los acuerdos anteriormente señalados, la calificación crediticia de México también es susceptible de ser degradada, en cuyo caso estaría en riesgo el nivel de inversión del país, pues podría dejar de ser considerado como economía emergente para convertirse en economía fronteriza trayendo como consecuencia una fuga de capitales debido a que los inversionistas internacionales institucionales solo pueden invertir sus activos en economías desarrolladas o emergentes, pero no así en fronterizas, lo cual es oportuno tener en cuenta, toda vez que más de dos tercios de la inversión financiera –particularmente en Deuda Soberana- está en manos del público inversionista internacional.

A la luz de esta realidad, es indispensable establecer en el presente el Tipo de Cambio al que se estará negociando en el futuro, pues de presentarse situaciones adversas a la economía mexicana, las posibilidades de superar la barrera psicológica de los MA Daily Chart son factibles, máxime considerando el nivel de Sobre-Venta (Oversold) manifiesto en Daily & Weekly Chart –respectivamente- mediante el Relative Strength Index (RSI), lo cual deja abierta la posibilidad de que la paridad cambiaria supere los 19.00 Pesos por Dólar al cierre de 2018, incluso alcanzar los niveles máximos de 2017 en torno a 22.00 Pesos por Dólar durante 2019, particularmente si los resultados de las negociaciones del TLCAN no resultaran del todo favorables y la percepción de público inversionista respecto al dinamismo de la economía mexicana se tornara negativa, lo cual estaremos comentando en entregas posteriores.

LCNI & MBA José Luis Lecona Roldán

Managing Partner of FX Global Management, LLC, Investment Club Member of the National Association of Investors Corporation –NAIC-

Autor del libro “El Manejo de Capitales en el Siglo XXI” -1ª y 2ª Edición-

Nota: Los comentarios emitidos en el presente tienen como propósito mantener informados a los grupos de interés de FX Global Management, LLC, de la conformación de las estrategias de inversión, negociación y cobertura financiera por dicha entidad administradas, por lo que no deben considerarse como una recomendación de inversión, negociación o cobertura financiera dirigida al público en general, poniendo de manifiesto que es responsabilidad de cada cual la toma de decisiones en cuanto al manejo de sus activos financieros.