Resumen Semanal de Mercados del 4 al 8 de Diciembre de 2017.

Como ocurre cada mes, el pasado viernes 8 de Diciembre se dio a conocer el reporte de desempleo no agrícola de los Estados Unidos, mismo que registró la creación de 228,000 puestos de trabajo, superando la previsión de 200,000 para posicionar la Tasa de Desempleo en su nivel más bajo durante poco más de tres lustros al ubicarse en 4.1% aun cuando el nivel salarial no se ha visto favorecido acorde con las expectativas, pues si bien ha incrementado, no lo ha hecho lo suficiente, al menos no de acuerdo con lo esperado, no obstante lo anterior, el Mercado da por descontado un incremento de Tasas de Interés por parte del FED la semana comprendida entre el 11 y el 15 de Diciembre para cerrar 2017 con un incremento en el costo del dinero presumiblemente de 0.25 Puntos Base.

En este contexto, las bajas Tasas de Interés y el exceso de liquidez han propiciado que los principales Índices Bursátiles Norteamericanos alcancen nuevos máximos, lo cual también se ha visto reflejado en la cotización de otros Activos como la Criptomoneda Bitcoin, misma que si bien empezará a negociar Contratos de Futuros en el transcurso del presente mes de Diciembre (2017), no se termina de definir si se trata de un medio de pago similar a las divisas, un instrumento de refugio como el oro o si es la representación de la Tulipa manía del Siglo XXI, pues es una realidad que por más popular que sea, por ahora carece de respaldo y regulación.

¿Qué ha pasado en el aspecto geopolítico?

En cuanto al aspecto geopolítico se refiere, indiscutiblemente el tema objeto de discusión más representativo de la semana comprendida entre el 4 y el 8 de Diciembre ha sido el polémico anuncio del presidente de los Estados Unidos Donald J. Trump respecto a reconocer a Jerusalén como la Capital de Israel, lo cual implica cambiar la sede de la Embajada de su país de Tel Aviv a Jerusalén acorde con sus ofrecimientos de campaña, situación que si bien ha sido objeto de todo tipo de críticas por parte de la comunidad internacional por considerar que Estados Unidos ha perdido su carácter como mediador del proceso de paz entre Jerusalén del Este y Jerusalén del Oeste, es oportuno reconocer que el precursor de dicha iniciativa no ha sido el presidente Trump, pues esta fue aprobada hace poco más de 20 años por el Congreso estadounidense, en todo caso, lo que si se puede atribuir a la actual administración es que a diferencia de sus predecesores, esta vez sí se pasó del dicho al hecho, al menos en el discurso, pues objetivamente se volvió a firmar el documento que posterga por seis meses más el cambio de sede de la representación norteamericana, misma que de llevarse a cabo sería en un periodo igual o mayor a tres años, poniendo de manifiesto que lo verdaderamente difícil no es cumplir los ofrecimientos de campaña, sino concretarlos con los costos que esto significa empezando por los de tipo geopolítico, lo cual también es aplicable para el caso de los referéndum ciudadanos, baste con tener presente el caso del Brexit y la evolución del mismo, destacando que no solo está siendo más difícil de lo esperado con una serie de costos asociados en detrimento del propio Reino Unido, sino también tardado, tanto que podrían pasar varios años antes de consolidarse.

¿Qué podemos esperar para el futuro próximo?

Así las cosas, el Brexit debería ser considerado como el ejemplo de lo que podría ocurrir con el Tratado de Libre Comercio de América del Norte o TLCAN en caso de que Estados Unidos decida abandonarlo, pues si bien se reserva el derecho de hacerlo, también es cierto que de concretarse lo anterior, no ocurriría de la noche a la mañana, mucho menos libre de costos asociados en detrimento de cada una de las partes, incluido desde luego Estados Unidos.

A la luz de esta realidad y considerando la incertidumbre derivada de los comicios electorales del 2018 en México, que en su conjunto han deteriorado la paridad cambiaria del peso frente al dólar, mismo que cerró la jornada del viernes 8 en niveles de 18.90 pesos por dólar en el Mercado Spot justo por debajo de la Resistencia ubicada en 19.00, sería conveniente plantearnos la posibilidad de que el TLCAN llegue a su fin, después de todo, siempre será mejor tener previstas alternativas de solución ante circunstancias improbables aun cuando no tengamos que recurrir a estas, antes que necesitarlas y carecer de ellas, sobre todo sabiendo que una de las prioridades del mandatario estadounidense es cumplir sus ofrecimientos de campaña independientemente de las relaciones costo-beneficio y riesgo-recompensa que esto signifique.

USD/MXN (Dólar Americano vs; Peso Mexicano) Daily Chart 1 Year

Fuente: TD Ameritrade

 

¿Será el fin del dólar americano como divisa base de cotización?

Ahora bien, no por estar preparados ante la posibilidad de que el TLCAN llegue a su fin significa que nos tengamos que olvidar del comportamiento del dólar americano, pues recordemos que este último aquí y ahora es la divisa base de cotización para la mayor parte de las actividades económicas, financieras y comerciales en el mundo, por lo que ahora más que nunca deberemos estar atentos de su comportamiento para preservar nuestro poder adquisitivo, particularmente si estamos relacionados de forma directa o indirecta con el comercio y los negocios internacionales independientemente que seamos importadores o exportadores, toda vez que los diferentes procesos productivos y/o de comercialización son susceptibles de ser afectados –positiva o negativamente- por los deslizamientos del dólar frente al resto de las divisas, incluso frente a los instrumentos refugio como el oro, siendo este último al que el considerado profeta de la crisis financiera de 2008, Peter Schiff, se refiriera como el instrumento que acaparará las miradas nuevamente, fundamentando lo anterior en el hecho de que no será posible sostener una burbuja producto de la permanente impresión de dinero para el pago de deuda, particularmente por parte del gobierno de los Estados Unidos, por lo que no habrá manera de seguir frenando artificialmente el precio de los metales preciosos, pues las personas están comenzando a desconfiar de los bancos centrales y a optar por otras opciones como el oro, afirmando que; “El precio del oro explotará porque hay compras físicas reales y todas esas ventas de papel no pueden camuflar eso”.

Razón por la cual, deberemos tener presente la relación funcional inversa existente entre el oro y el Índice del Dólar Americano manifiesto a través del Dow Jones FXCM Dollar Index que cerró la misma jornada del viernes 8 entre el Soporte ubicado en 12,000 y la Resistencia conformada por el Moving Average (MA) 200 Daily Chart en torno a las 12,050 unidades, nivel que deberemos monitorear cuidadosamente, pues recordemos que el MA 200 Daily Chart suele determinar la confirmación o cambio de la tendencia primaria del instrumento objeto de análisis, en este caso el Índice del Dólar.

Dow Jones FXCM Dollar Index Daily Chart 1 Year

Fuente: TD Ameritrade

Considerando lo anterior; ¿Qué instrumento podría ser la alternativa de diversificación?

Conocedores de lo anterior y conscientes de que la rotación del dinero podría tomar más tiempo del que pudiéramos proyectar, es oportuno considerar aquellos instrumentos relacionados con la minería, particularmente con la extracción del oro como el ETF GDX conformado por una cesta de emisoras pertenecientes a este Sector, mismo que si bien ha cedido terreno frente al dólar durante las últimas jornadas cotizándose al momento de redactar el presente en torno a $ 21.70 dólares por título, podría representar una oportunidad para empezar a acumular posición de largo plazo con la expectativa de que alcance los máximos de mediados de 2016 por arriba de $ 31.00 dólares por título.

GDX (Veneck Vectors Gold Miners ETF) Weekly Chart 3 Years

Fuente: TD Ameritrade

 

LCNI & MBA José Luis Lecona Roldán

CEO/Money Manager FX Global Management, LLC, Miembro de la National Association of Investors Corporation –NAIC-

Autor del libro “El Manejo de Capitales en el Siglo XXI” -1ª y 2ª Edición-