Resumen Semanal de Mercados del 6 al 10 de Noviembre de 2017.

Teniendo como punto de partida que la Inteligencia Competitiva es el proceso por el cual las organizaciones recopilan y utilizan la información necesaria para llevar a cabo la planificación de sus actividades, toda vez que les permite conocer tanto sus áreas de fortaleza como sus áreas de oportunidad y las de sus competidores, así como identificar las relaciones costo-beneficio y riesgo-recompensa que llevar a cabo una determinada diligencia implica y considerando las condiciones actuales del entorno económico-comercial y político–social nacional, regional y global, en donde algunos de los países que conforman la Cuenca del Pacífico incluido México han manifestado su intención por reavivar el Acuerdo Transpacífico mejor conocido como TPP por sus siglas en Inglés aún sin la participación de los Estados Unidos, mientras que este último reiterase en voz del presidente Donald J. Trump el pasado viernes 10 de Noviembre durante la Cumbre APEC 2017 celebrada en Vietnam su intención por establecer relaciones comerciales bilaterales en vez de multilaterales, podemos entender la relación existente entre la Inteligencia Competitiva y el Comercio y Negocios Internacionales.

¿Por qué es importante conocer las relaciones costo-beneficio y riesgo-recompensa?

Lo anterior en virtud de que el público inversionista y en términos generales las empresas que buscan aprovechar las ventajas competitivas derivadas de la apertura e integración comercial pueden estar dispuestas a asumir el riesgo mercado que implica poner por obra una determinada unidad de negocio, riesgo entendido –entre otros- como la posibilidad de enfrentar una demanda de sus productos o servicios diferente y/o menos favorable a la que originalmente tenían contemplada derivado de los usos y costumbres de los consumidores del mercado meta, sin embargo, para llevar a cabo lo anterior buscarán certidumbre jurídica y desde luego condiciones favorables para conformar cadenas de valor que les permitan incrementar su competitividad, ganar participación de mercado y en añadidura maximizar sus ganancias, situación poco favorable ante un escenario proteccionista pues este inhibe la captación de Inversión Extranjera Directa (IED) para la puesta en marcha de nuevas plantas productivas, incluso la captación de Inversión Financiera, particularmente cuando el principal tenedor de la Deuda Soberana de un determinado país se siente amenazado como podría ser el caso de China respecto a los Estados Unidos, lo cual explica en gran medida las razones por las cuales el discurso del presidente Trump en torno a China se ha moderado, pues aquí y ahora China es el principal tenedor de la Deuda Soberana de los Estados Unidos, poniendo de manifiesto la interdependencia económica y comercial existente entre ambos países.

A la luz de esta realidad, cobra importancia el establecimiento de escenarios probables ante circunstancias quizá indeseables, pues siempre será mejor tener alternativas de solución previstas aun cuando no tengamos que recurrir a estas, antes que necesitarlas y carecer de las mismas.

¿De qué forma podemos anticipar las alternativas de solución?

En este contexto y de forma particular para todo aquel relacionado con el Comercio y Negocios Internacionales independientemente que se trate de una PYME o una empresa de mayor capitalización, sea exportadora directa o indirecta, es indispensable destinar un porcentaje de los recursos financieros para la administración de los riesgos asociados –por ejemplo- a las fluctuaciones del Tipo de Cambio, máxime cuando la mayor parte de los insumos necesarios para la manufactura de sus productos son importados y/o el pago a sus proveedores está denominado en dólares mientras que sus ingresos lo están en pesos, pues como sabemos, no es lo mismo contar con un presupuesto de 1 Millón de pesos cuando la paridad del peso frente al dólar se encuentra en 13.00 pesos por dólar que cuando está se encuentra en niveles iguales o mayores a 19.00 pesos por dólar, toda vez que nuestro poder adquisitivo se afectará negativamente obligándonos a trasladar el incremento en los costos de producción a los precios de venta al público con la consecuente pérdida de competitividad y posterior preferencia de los consumidores derivando en el prematuro cierre de las unidades de negocio.

Lo cual es particularmente aplicable de cara a la 5ª Ronda de Negociaciones del Tratado de Libre Comercio de América del Norte o TLCAN que tendrá lugar a partir del 17 de Noviembre en Ciudad de México, pues aun cuando prevalece cierto optimismo respecto a la continuidad del mismo, es oportuno señalar que también existe la posibilidad de que éste llegue a su fin por falta de acuerdo entre los países miembro, situación que si bien no significa el fin del dinamismo económico y comercial de México, si representa un reto y desafío que deberemos estar preparados para enfrentar y la mejor forma de hacerlo no se limita a la diversificación de los mercados de exportación e importación respectivamente, sino también a la óptima administración de los riesgos asociados a los cambios de fondo y forma que invariablemente son susceptibles de presentarse.

¿Contar con una estrategia de Cobertura Financiera garantiza la prosperidad de las unidades de negocio?

Desde luego, es importante tener presente que lo único que hará prosperar a las diferentes unidades de negocio es su competitividad y desde luego, su productividad, por lo que la administración de riesgos a través de una estrategia de Cobertura Financiera no debe ser vista como la única alternativa de solución, pues como tal es una herramienta que nos permite establecer en el presente el Tipo de Cambio al que estaremos negociando en el futuro independientemente de la paridad del peso frente al dólar, de tal forma que podamos presupuestar con mayor certidumbre el porcentaje que deberá destinarse al cumplimiento de nuestras obligaciones de pago denominadas en dólares, en otras palabras, las estrategias de Cobertura Financiera son como el lubricante que necesita el motor de nuestro vehículo para funcionar de manera adecuada, sin embargo, no podemos ni debemos pretender que el lubricante por sí mismo haga las funciones del motor, pues esto no va a ocurrir.

Así las cosas, es necesario hacer uso de la Inteligencia Competitiva y adaptarnos a la condiciones actuales del entorno, conscientes de que si bien la mayor parte de nuestros recursos financieros deberán destinarse a la inversión productiva ya sea incrementando la capacidad instalada de las unidades de negocio y/o manteniendo constante en términos de cantidad y costo el consumo de los insumos necesarios para la producción, toda vez que es nuestra actividad preponderante lo que nos permitirá generar un valor agregado en beneficio de la sociedad en su conjunto y en añadidura multiplicar nuestras ganancias, también deberemos destinar un porcentaje de dichos recursos financieros al establecimiento de las estrategias de Cobertura Financiera que nos permitan hacer frente a los compromisos inherentes al funcionamiento de nuestras unidades de negocio.

¿Cómo puedo llevar a cabo lo anterior?

Para lo cual podemos auxiliarnos de los diferentes instrumentos financieros destinados para tal efecto, a los cuales como hemos comentado en ocasiones anteriores, podemos acceder de forma individual si nuestra restricción presupuestaria lo permite independientemente que decidamos hacernos cargo de girar las órdenes de compra-venta dentro del Mercado o bien otorguemos el poder correspondiente a un tercero para que se haga cargo de esta tarea.

Desde luego, si nuestra restricción presupuestaria es limitada, lo podemos hacer de forma colectiva, siendo una forma eficiente integrándonos a un Investment Club que estando debidamente habilitado para el ejercicio de sus funciones y siendo compatible con nuestros intereses consideremos pertinente, conscientes de que un Investment Club no tiene clientes sino inversionistas asociados con intereses en común, los cuales se reservan el derecho de otorgar la facultad de girar las órdenes de compra-venta a un tercero entendido como Money Manager quien será el responsable del diseño y administración de las estrategias de Diversificación y/o Cobertura Financiera acorde con los intereses de los inversionistas asociados, recibiendo su recompensa con base en un porcentaje sobre las utilidades generadas en favor del Investment Club.

¿Cuál podría ser el comportamiento de la paridad cambiaria del peso frente al dólar durante la semana?

Con base en lo anterior y dando seguimiento al Índice del Dólar Americano a través del Dow Jones FXCM Dollar Index mismo que cerró la jornada del viernes 10 de Noviembre ligeramente por arriba de las 12,040 unidades manteniéndose en un Canal Lateral –Flat- entre los Moving Average (MA) 200 y 50 Daily Chart con Soporte en 12,000 y Resistencia en 12,100 y 12,150/60 podemos identificar los posibles rangos de operación del peso que cerró la misma jornada ligeramente por debajo de 19.10 pesos por dólar en el Mercado Spot dentro de un Canal Lateral –Flat- justo por arriba del MA 50 Daily Chart con Soporte en niveles de 19.00 y 18.60/50 y Resistencia en 19.50 pesos por dólar, niveles que son susceptibles de ser alcanzados, incluso superados dependiendo de la percepción del Mercado entendido como público inversionista internacional –institucional y/o individual- respecto a la evolución de la 5ª Ronda de Negociaciones del TLCAN.

Dow Jones FXCM Dollar Index Daily Chart 1 Year

Fuente: TD Ameritrade

USD/MXN (Dólar Americano vs; Peso Mexicano) Daily Chart 1 Year

Fuente: TD Ameritrade

 

LCNI & MBA José Luis Lecona Roldán

CEO/Money Manager FX Global Management, LLC, Miembro de la National Association of Investors Corporation –NAIC-

Autor del libro “El Manejo de Capitales en el Siglo XXI” -1ª y 2ª Edición-