Resumen Semanal de Mercados del 16 al 20 de octubre de 2017.

Si bien el común denominador de los programas educativos en materia económica y financiera hacen referencia al manejo de las finanzas personales y administración de tesorerías, lo cierto es que llevar a la práctica dichos conceptos no es tarea fácil y menos cuando son ajenos a nuestra cultura organizacional, entendida esta última como el hábito del ahorro y participación dentro del capital de riesgo que toda unidad de negocio requiere para su puesta en marcha y posterior consolidación, que no es lo mismo que atesorar dinero en efectivo o mediante una cuenta corriente denominada en instrumentos de Deuda (Soberana, Corporativa o Bancaria) generando -en el mejor de los casos- un rendimiento similar a la inflación, por el simple hecho de no estar dispuestos a optimizar el manejo de los limitados recursos financieros con los que disponemos para mejorar nuestro flujo de efectivo.

Importancia del Sistema Financiero

Con base en lo anterior y considerando las condiciones del entorno económico-comercial y político-social que se avecina derivado –entre otras cosas- de las negociaciones del Tratado de Libre Comercio de América del Norte o TLCAN cualquiera que sea su resultado y el proceso electoral que tendrá lugar en México el año próximo (2018), es oportuno recordar el principio y fundamento de los diferentes Intermediarios Financieros que conforman el Sistema Financiero y con base en lo anterior auxiliarnos de aquellos que estando debidamente habilitados para el ejercicio de sus funciones consideremos pertinente para contratar los productos y/o servicios financieros que nos permitan dar oportuno cumplimiento con nuestros compromisos adquiridos con anterioridad y llevar a cabo una planeación estratégica de nuestras actividades futuras.

En este orden de ideas recordemos que los Intermediarios Financieros que conforman el Sistema Financiero en México son las instituciones de crédito, organizaciones auxiliares del crédito e instituciones bursátiles, las cuales son supervisadas por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), así como por aseguradoras y afianzadoras supervisadas por la Comisión Nacional de Seguros y Fianzas (CNSF) y los Fondos de Ahorro para el Retiro mejor conocidos como AFORES cuya supervisión está a cargo de la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (CONSAR), al tiempo que las entidades supervisoras son organismos dependientes de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), la cual trabaja en coordinación con el Banco de México (BANXICO).

¿Por qué es importante saber lo anterior?

Una vez identificado el principio y fundamento de cada uno de los Intermediarios Financieros que conforman el Sistema Financiero, podremos responder a las preguntas clave que nos permitirán administrar de manera adecuada nuestros recursos financieros separando aquel porcentaje destinado al ahorro cuya liquidez es una prioridad –por ejemplo- para el pago del gasto corriente y aquel porcentaje destinado a la inversión y que a diferencia del anterior esperamos se multiplique en el mediano y largo plazo, así mismo, deberemos diferenciar entre un préstamo al consumo, una línea de crédito revolvente, factoraje o arrendamiento, capital semilla y/o capital de riesgo y desde luego, familiarizarnos con los instrumentos financieros que nos permitirán administrar los riesgos asociados a nuestra actividad preponderante, sean estos un seguro o algún instrumento perteneciente al Mercado de Derivados, hecho lo cual y teniendo claro cuál es  nuestra capacidad de endeudamiento para dar oportuno cumplimiento con nuestras obligaciones de pago, proceder en consecuencia con el diseño e implementación de nuestras estrategias de ahorro, inversión y administración de riesgos, manteniendo un sano equilibrio entre liquidez, concentración y diversificación.

Multiplicar los panes en realidad significa dividir la misma pieza en diferentes partes…

Así las cosas y conscientes de que no podemos satisfacer nuestras ilimitadas necesidades con los limitados recursos con los que disponemos, deberemos optimizar el manejo de estos últimos para mejorar nuestro flujo de efectivo partiendo de la premisa que multiplicar los panes en realidad significa dividir la misma pieza en diferentes partes para dar a cada quién la porción que le corresponde, lo cual, puesto en contexto con el tema que nos ocupa significa que separando lo deseable de lo posible y sin asumir compromisos que pongan en riesgo nuestra estabilidad, deberemos familiarizarnos con el apalancamiento financiero y utilizarlo en nuestro favor para evitar una descapitalización innecesaria, ya sea que se trate de una línea de crédito revolvente para inyectar liquidez a nuestra unidad de negocio, ampliar nuestra capacidad instalada, permitirnos hacer frente a un imprevisto, aprovechar una oportunidad de negocio y/o incrementar nuestra capacidad de compra –Buying Power- al interior del Mercado de Valores.

Tan importante como lo anterior, deberemos considerar la posibilidad de cambiar una deuda que si bien pudo ser conveniente al momento de contratarse, podría no serlo más con el paso del tiempo, lo cual no significa adquirir una nueva deuda para pagar la anterior, sino reestructurarla en mejores condiciones aun cuando esto signifique liquidarla con los excedentes de capital que tengamos si las relaciones costo-beneficio y riesgo-recompensa lo justifican, por ejemplo, tratándose de un Crédito Lombardo también conocido como Back to Back que en estricto sentido es una línea de crédito cuya garantía es una suma de dinero similar al monto del crédito y que son de mucha utilidad particularmente cuando se está construyendo un historial crediticio, sobre todo porque el costo financiero suele ser más competitivo que el de una línea de crédito tradicional, sin embargo, cuando las Tasas de Interés son tan bajas como las actuales a nivel internacional incluso negativas en algunos casos, es un hecho que el rendimiento que estaremos recibiendo por nuestra inversión será tan bajo que podría resultar contraproducente conservar el Back to Back, pues el diferencial de Tasas entre lo que recibiríamos por nuestra inversión vs; lo que tendríamos que pagar por concepto del crédito nos obligaría a destinar un porcentaje mayor del flujo de efectivo originalmente presupuestado para tal efecto, reduciendo nuestra liquidez y capacidad de negociación.

¿Cómo puedo garantizar el retorno del capital utilizado para el pago de una deuda?

Ahora bien, cuando liquidamos una deuda derivada de un Back to Back es un hecho que así como nos liberaremos de la deuda, también nos estaremos descapitalizando, ante lo cual debemos tener presente que los recursos en su momento destinados para garantizar el Back to Back tenían como propósito estar invertidos durante el periodo contratado, lo cual significa que dicha inversión no tendría liquidez, por el contrario, estaría comprometida al menos durante la duración del Back to Back.

A la luz de esta realidad, la alternativa de solución podría ser –por ejemplo- una póliza de garantía de retorno de capital de trabajo, la cual es un híbrido entre una póliza de seguro y un plan de ahorro, toda vez que se menciona a un beneficiario que habrá de recibir la indemnización contratada en caso de fallecimiento del responsable de la unidad de negocio, más el ahorro acumulado y los intereses generados por concepto de las aportaciones de capital realizadas por el propio responsable de la unidad de negocio, aportaciones de capital que serán realizadas a lo largo de un periodo de tiempo establecido acorde con su propia restricción presupuestaria hasta llegar al monto que pretenda recuperar, en el entendido que en caso de sobrevivir al periodo contratado  el responsable de la unidad de negocio -que suele ser el que paga la póliza en cuestión-, podrá recuperar la cantidad de dinero ahorrada más los intereses generados para disponerla de forma discrecional sea para conservarla o destinarla a la recuperación del capital de trabajo y si lo considera pertinente puede conservar la cobertura de la póliza de seguro, reservándose el derecho de mantener o remplazar al beneficiario o beneficiarios de esta última.

¿Cómo invertir en los Mercados Financieros cuando se tienen limitados recursos derivados de una fuente de trabajo tradicional?

Desde luego, conscientes de que somos los únicos responsables de constituir nuestro propio Fondo de Ahorro para el Retiro, cuando contamos con una fuente de ingresos tradicional entendida como aquella que nos otorga las prestaciones de Ley, una forma eficiente de realizar un ahorro fraccionado es mediante las aportaciones voluntarias precisamente a nuestro Fondo de Ahorro para el Retiro (AFORE), toda vez que el valor de nuestras aportaciones voluntarias se sumará al gran total acumulado en dicha AFORE, potenciando así las posibilidades de ganancia derivado del incremento en nuestra capacidad de compra –Buying Power-, misma que no estaría presente si decidiéramos llevar a cabo este ahorro fraccionado de forma independiente.

Por supuesto, si nuestra restricción presupuestaria lo permite, siempre existirá la posibilidad de abrir una cuenta de corretaje individual mediante algún Intermediario Financiero independientemente que decidamos concentrar nuestra atención en una determinada emisora o en su defecto en alguna Sociedad de Inversión, ahora que si nuestra intención es diversificar un porcentaje de nuestros recursos financieros ya sea para invertir en el mediano y/o largo plazo, para llevar a cabo nuestras estrategias de Cobertura Financiera o una combinación de ambos aun cuando nuestra restricción presupuestaria sea limitada, lo podemos hacer integrándonos a un Investment Club que estando debidamente habilitado para el ejercicio de sus funciones y siendo compatible con nuestros intereses consideremos pertinente, conscientes de que un Investment Club no tiene clientes sino inversionistas asociados con intereses en común, por lo que deberemos conocer, entender y aceptar las relaciones costo-beneficio y riesgo-recompensa que una inversión de esta naturaleza implica.

¿Cómo se comportó el Peso Mexicano frente al Dólar Americano?

Con base en lo anterior, podremos dar seguimiento –por ejemplo- al comportamiento de la paridad cambiaria del Peso Mexicano frente al Dólar Americano para preservar nuestro poder adquisitivo y con ello estar en condición de dar oportuno cumplimiento con nuestros compromisos de pago denominados en Dólares Americanos sin tener que trasladar el incremento en la cotización a nuestros precios de venta al público, lo cual es oportuno señalar, pues de acuerdo con nuestro Resumen Semanal de Mercados previo, el Índice del Dólar Americano manifiesto a través del Dow Jones FXCM Dollar Index Daily Chart, se mantuvo dentro de un canal lateral –Flat- entre 11,950/45 a la baja –Soporte- y 11,980/90 a la alza –Resistencia- propiciando que la paridad del Peso frente al Dólar cerrara la jornada del viernes 20 de octubre en niveles cercanos a los 19.00 Pesos por Dólar en el Mercado Spot, por lo que los niveles a monitorear y posibles Target permanecen intactos en 19.50 a la alza –Resistencia- y 18.50 a la baja –Soporte- en donde se encuentra el MA 200 Daily Chart.

Dow Jones FXCM Dollar Index Daily Chart 1 Year

Fuente: TD Ameritrade

USD/MXN (Dólar Americano vs; Peso Mexicano) Daily Chart 1 Year

Fuente: TD Ameritrade

LCNI & MBA José Luis Lecona Roldán

CEO/Money Manager FX Global Management, LLC, Miembro de la National Association of Investors Corporation –NAIC-