En nuestro Resumen Semanal de Mercados del 27 de febrero al 3 de marzo destacamos el comportamiento del peso mexicano frente al dólar americano tras las declaraciones del Secretario de Comercio de los Estados Unidos Wilbur Ross, quien refirió la pertinencia de mejorar las condiciones salariales en México para reducir las diásporas derivadas de la falta de oportunidades en nuestro país, así como la importancia de conseguir una negociación favorable para cada uno de los países miembro del TLCAN o NAFTA, lo cual ha sido ratificado el viernes 10 de marzo por el propio Secretario Ross y su homólogo mexicano Ildefonso Guajardo en conferencia de prensa tras la reunión que sostuvieran en Washington, en la que hicieron referencia a la posibilidad de iniciar las negociaciones del TLCAN en junio del presente año, no obstante el Secretario Ross comentó días antes que dichas negociaciones podrían dar inicio a finales de 2017 para consolidarse durante 2018, contribuyendo lo anterior con la conservación de los niveles de cotización del peso frente al dólar de la semana previa cerrando la jornada del mismo viernes 10 ligeramente por debajo del Promedio Móvil (MA) 200 Daily Chart y justo en torno al 50% de Retroceso (Fibonacci) considerado los niveles mínimo del mes de abril de 2016 y el máximo alcanzado el pasado mes de enero del presente ubicándose en 19.50/60 en el Mercado Spot.

USD/MXN (Dólar Americano vs; Peso Mexicano) Daily Chart 1 Year
Fuente: TD Ameritrade

No obstante lo anterior, es oportuno recordar que durante la semana comprendida entre el 13 y el 17 de marzo, tendrá lugar el esperado anuncio de la FED respecto a un posible incremento en las Tasas de Interés, lo cual el Mercado pareciera esperar, toda vez que los fundamentales y de forma particular el reporte de desempleo en los Estados Unidos han sido positivos al haberse creado 235,000 empleos no agrícolas durante el mes de febrero, por lo que deberemos estar preparados ante una eventual rotación del dinero en favor del dólar americano, en cuyo caso los Pivot Price a monitorear a lo largo de la semana serán los niveles de Resistencia 20.00 y 20.25/30 pesos por dólar que es donde se encuentran los MA 20, 50 y 100 Daily Chart respectivamente, mismos que de ser traspasados de forma sostenida podrían dar lugar a una depreciación del peso, lo cual no significa que debamos olvidarnos del Soporte ubicado en 19.50, pues al estar saliendo del nivel de Sobreventa (Oversold) el Índice de Fuerza Relativa (RSI) y en virtud de haber sido percibida positivamente la fecha probable para la negociación del TLCAN y toda vez que un peso débil frente al dólar paradójicamente otorga mayor competitividad a las exportaciones mexicanas que aquí y ahora han registrado un incremento derivado de los resultados favorables de la economía estadounidense, no debería sorprendernos que el tipo de cambio se mantuviera en los niveles de cierre del viernes 10 de marzo, incluso alcanzar niveles de 19.00 pesos por dólar que es donde se encuentra el 61% de Retroceso (Fibonacci) considerando los niveles mínimo y máximo anteriormente referidos.

Así las cosas, ahora más que nunca deberemos poner atención a la relación existente entre los aspectos de índole microeconómico y su relación con los aspectos macroeconómicos, pues al final del día es el resultado de ambos conceptos lo que determina el dinamismo económico global, regional o local y por ende la rotación del dinero, conscientes de que aquellas empresas que en su momento fueron líder dentro de su Industria y/o Sector podrían no serlo más en el presente, mucho menos serlo en el futuro, lo cual es particularmente aplicable para aquellas empresas intensivas en mano de obra, pues por impopular que parezca, es una realidad que las nuevas tecnologías han venido a remplazar gran parte de los puestos de trabajo que aun siendo intensivos en mano de obra, generan poco valor agregado, poniendo de manifiesto que para que un país sea prosperado es necesario más pragmatismo y menos dogmatismo, lo cual significa tener la capacidad para adaptarse al cambio en vez de pretender aferrarse a los tiempos de bonanza del pasado que por más entrañables que resulten, no volverán, tal y como comentara Patricio Navia, Prof. De la Universidad de New York.

Con este antecedente en mente, cobra importancia dar oportuno seguimiento al sentimiento del Mercado para el diseño y administración de nuestras estrategias de inversión, diversificación y cobertura financiera a fin de optimizar el manejo de nuestros recursos, para lo cual será necesario poner atención a las Políticas Públicas de los Estados Unidos que habrán de tener lugar durante el presente año calendario, pues si bien el Mercado ha empezado a cuestionarse si los principales Índices Bursátiles norteamericanos han llegado a un nivel óptimo para tomar utilidades, lo cierto es que existen empresas pertenecientes a determinadas Industrias y/o Sectores que podrían verse beneficiadas de las obras de infraestructura susceptibles de llevarse a cabo en los Estados Unidos como parte integral del plan de desarrollo de la administración Trump, destacando que algunas de estas empresas forman parte de la composición de ciertos ETF´s, por lo que valdría la pena tomarnos el tiempo para identificarlos a fin de diversificar nuestros portafolios de inversión para estar en condición de beneficiarnos con esta rotación del dinero sin tener que asumir riesgos considerables, toda vez que los ETF´s son un híbrido entre una Acción y una Sociedad de Inversión, pues mientras los podemos negociar de forma similar a una Acción, también es cierto que están conformados por una canasta de valores compuesta por diferentes emisoras, lo cual es fundamental cuando pretendemos diversificar el valor de nuestros activos financieros, particularmente cuando nuestra restricción presupuestaria es limitada, destacando que existen ETF´s cuya cartera está conformada por instrumentos propios del Mercado de Valores o Mercado de Derivados, incluso una combinación de ambos y podemos tener acceso a estos mediante los diferentes Intermediarios Financieros de forma individualizada en caso de que nuestra restricción presupuestaria lo permita o en su defecto integrándonos a un Investment Club como describiremos en nuestra próxima entrega, lo cual es un tema también abordado en la 2ª Edición de “El Manejo de Capitales en el Siglo XXI” cuyo autor es José Luis Lecona Roldán, MBA y Money Manager de FX Global Management, LLC, Investment Club miembro de la National Association of Investors Corporation –NAIC-.

 

LCNI & MBA José Luis Lecona Roldán

CEO/Money Manager FX Global Management, LLC