Así como antes del 8 de noviembre del presente el tema objeto de discusión era el resultado de las elecciones en los Estados Unidos, a escasas dos semanas de haber concluido dicho episodio y conociendo el nombre del próximo inquilino de la Casa Blanca los reflectores apuntan en la dirección que tomará la nueva administración de la hasta ahora considerada como primer economía del mundo, dirección hasta el momento desconocida, pues si bien el tono del discurso del presidente electo Donald J. Trump se ha moderado, también es cierto que no se sabe cuál será el rumbo de acción que tomará –por ejemplo- en materia comercial, siendo este punto el que resulta particularmente relevante para México, toda vez que más de dos tercios de las exportaciones mexicanas tienen como destino los Estados Unidos. A la luz de esta realidad, el Banco de México –BANXICO- decidió incrementar el pasado jueves 17 de noviembre en 50 puntos base su Tasa de Interés para situarla en 5.25% con la finalidad de mitigar la inflación y contrarrestar la evidente fuga de capitales, no obstante lo anterior, al cierre de la jornada del viernes 18 de noviembre la paridad peso – dólar se situaba en torno a 20.60 pesos por dólar en el Mercado Spot, poniendo de manifiesto que la recuperación previa cercana a 20.10 pesos por dólar tras el anuncio de BANXICO no fue sostenible derivado –entre otras razones- del sentimiento del público inversionista, quien considera vulnerable la economía mexicana ante la posibilidad de que el Tratado de Libre Comercio de América del Norte –TLCAN- llegue a su fin en caso de no alcanzarse una negociación favorable para cada uno de los países miembro –Canadá, Estados Unidos y México.

USD/MXN (Dólar Americano vs; Peso Mexicano) Daily Chart 1 Year Fuente: TD Ameritrade
Destacando que si bien la incertidumbre manifiesta tiene un componente del denominado “Efecto Trump”, también es cierto que las condiciones generales del entorno nacional contribuyen con la causa, toda vez que los escándalos políticos y sociales que lamentablemente están teniendo lugar en México deterioran su imagen tanto de forma interna como externa, particularmente los casos relacionados con corrupción y falta de cumplimiento del Estado de Derecho, pues ahora sabemos que no solo se trata de ex-gobernadores que se han tomado atribuciones que no les correspondían, sino también de un cúmulo de partidos políticos cuya autoridad moral brilla por su ausencia tras revelarse que dichas instituciones políticas tienen adeudos considerables con las autoridades hacendarias, lo cual explica en gran medida las razones por las cuales la sociedad en su conjunto suele hartarse de la clase política, hartazgo que sabemos no es exclusivo de México, pues la sociedad en diferentes partes del mundo ha decidido darle la espalda a toda una serie de iniciativas y procedimientos a las que durante años y en algunos casos décadas hemos estado sometidos en México y el mundo, baste con citar el caso del Brexit, el “No” a la paz en Colombia y la sorpresiva victoria del presidente electo de los Estados Unidos.
En este contexto, es oportuno mencionar que este sentimiento independentista no es exclusivo de una sola región o país, pues además del Brexit y la intención de dar por terminado el TLCAN por parte de Estados Unidos, se suma la iniciativa del denominado Calexit, que no es otra cosa más que un movimiento radicado en el Estado de California cuya intención es independizarse de los Estados Unidos, lo cual, por inverosímil que parezca, es posible de llevarse a cabo, no de forma fácil desde luego, sin embargo factible tras una serie de procedimientos y eventual aprobación tal y como ocurrió con el Brexit, el cual aquí y ahora no obstante las dificultades que está enfrentando para su consolidación, podría ser considerado como ejemplo a seguir por parte de Francia, cuyos connacionales al igual que en el Reino Unido y Estados Unidos parecieran estar divididos entre aquellos que están en favor de la integración y apertura comercial y quienes prefieren cerrarse al mundo, siendo esta una de las principales iniciativas de Marine Le Pen, quien es una abogada y política francesa de extrema derecha, presidenta del Frente Nacional, a quien Francia ve como posible ganadora de la contienda electoral que tendrá lugar en mayo del 2017, lo cual de consolidarse también se considera como un golpe bajo y contundente en contra de la Eurozona, particularmente del modelo integrador.
Con este antecedente en mente, es necesario hacer un alto en el camino y preguntarnos si efectivamente la integración y apertura comercial han sido benéficas o contraproducentes para la sociedad en su conjunto, considerando para tal efecto las relaciones “costo – beneficio” y “riesgo – recompensa” correspondientes, partiendo de la premisa que todo acuerdo y/o tratado comercial es perfectible y más aún, sujeto de adaptarse a las actuales condiciones generales del entorno, situación que no necesariamente se ha llevado a cabo, pues existe un considerable porcentaje de la población mundial que por diferentes razones no se ha integrado adecuadamente al dinamismo económico propio de la 4ª Revolución Industrial, misma que ha venido desplazando diferentes puestos de trabajo tradicionales, particularmente aquellos que solían ser intensivos en mano de obra, los cuales, por impopular que parezca, no van a regresar por más que se decida abandonar la integración y apertura comercial, poniendo de manifiesto que la sustitución de mano de obra por tecnología no es responsabilidad de la globalización, mucho menos de la integración y apertura comercial, lo cual no significa que no se deban hacer los cambios de FONDO que permitan a las MIPYME´s integrarse a las cadenas de valor de las empresas exportadoras directas, al tiempo que se fomenta la creación de valor agregado que permita a economías emergentes como México tener una verdadera oferta exportable propia en vez de limitarse a ser “maquiladores”, pues si bien se considera a México dentro de los principales exportadores de autos, también es cierto que dichos autos no son de origen mexicano, en el más eficiente de los casos tienen un componente regional, sin embargo, en caso de que las empresas automotrices decidan llevarse sus plantas productivas a otro país –cualquiera que este sea-, en ese momento la industria automotriz podría desaparecer o cuando menos reducirse considerablemente deteriorando en consecuencia el dinamismo económico del país, razón por la cual, cobra importancia vincular la Ciencia y Tecnología con el Financiamiento Bursátil como parte integral del Crecimiento y Desarrollo Económico como en su momento se comentó en el segmento “Tú y las Finanzas; La Economía en tus Palabras” trasmitido a través de IMEFI.TV, lo cual es posible mediante el trabajo colaborativo entre los creadores de aquellas innovaciones susceptibles de permitir a la sociedad en su conjunto mejorar su calidad de vida, con aquellos visionarios conscientes de que la única forma de multiplicar su patrimonio con estricto apego a la legalidad en el largo plazo es proporcionando financiamiento a proyectos productivos y/o unidades de negocio generadoras de valor agregado, por ejemplo, creando prótesis biónicas para reemplazar alguna extremidad -situación hasta ahora solo al alcance de unos cuantos- tal y como propone el Ing. Luis Armando Bravo Castillo, egresado del Instituto Politécnico Nacional (IPN) y Director General de Probionics, empresa mexicana que esperemos pronto este en condición de pasar de las fuentes de financiamiento alternativas al financiamiento bursátil a través de la Bolsa Institucional de Valores (Biva), la cual podría iniciar operaciones en 2017 según comentó a Forbes México José Méndez Fabre, Presidente de la Asociación Mexicana de Intermediarios Bursátiles (AMIB), permitiendo lo anterior satisfacer las necesidades de un considerable segmento de la población dentro y fuera del territorio nacional, así como contar con una empresa innovadora nacional generadora de valor agregado, cuyos ingresos no solo serían considerables, sino también progresivos en beneficio de la propia empresa, su país de origen, México, y desde luego, de la sociedad en su conjunto.
Para lo cual, es requisito indispensable que todos y cada uno de los agentes económicos asumamos la parte de responsabilidad que nos corresponde, pues es una realidad que sin importar quién sea el administrador en turno entendido como Ejecutivo Federal, la prosperidad no llegará por decreto, sino gracias al producto del trabajo colaborativo entre sociedad y gobierno con la participación de la Iniciativa Privada (IP) que es la generadora de los puestos de trabajo productivos, en donde se favorezca la creación y desarrollo de las MIPYME´s, la participación activa y responsable dentro del Capital de Riesgo propio de toda actividad económica y productiva legalmente constituida, al tiempo que se incentiva el emprendimiento mediante la puesta por obra de proyectos productivos sustentables y sostenibles que sin ser asistencialistas, beneficien a la base de la pirámide para reducir tanto como sea posible la emigración de los residentes de aquellas zonas marginadas, al tiempo que se propicia que aquellos que hayamos tenido la oportunidad de realizar estudios en el extranjero regresemos a nuestro lugar de origen así sea de forma itinerante para poner en práctica los conocimientos adquiridos en beneficio propio y de nuestros grupos de interés, lo cual no significa retroceder para convertirnos en una economía cerrada, sino sentar las bases que nos permitan pasar de una diáspora motivada por la falta de oportunidades a una sociedad abierta que permita tener tanta presencia en el mundo y tanto mundo en territorio nacional como sea posible, sin que lo anterior signifique descuidar el mercado interno, ni mucho menos depender de nuestros mercados de exportación, para lo cual, es necesario aprender la lección que la incertidumbre derivada de los resultados electorales en los Estados Unidos del pasado 8 de noviembre (2016) nos están dejando y sin ser fatalistas, asumir que tan pronto como entre en vigor la nueva administración del presidente electo Donald J. Trump, las condiciones generales del entorno económico y comercial, político y social –global- marcarán un antes y un después al que nos tenemos que adaptar, tal y como comentara la Segunda Vicepresidenta y Congresista de la República del Perú, Mercedes Aráoz, previo al inicio de la Cumbre de la APEC en su edición 2016 que tuviera lugar precisamente en Lima Perú, al afirmar que de no ratificarse el TPP por parte de Estados Unidos, Perú podría salir a buscar otras alternativas como China, lo cual es importante tener presente, pues como hemos comentado con anterioridad, el hecho de que Estados Unidos abandone la iniciativa del TPP no significa que el dinamismo del Comercio y Negocios Internacionales se detendrá por más que el TPP pase a la historia como un intento fallido de integración y apertura comercial como en su momento fuera el ALCA, conscientes desde luego que siempre existirá la posibilidad de que uno o varios países decidan mantenerse al margen de dichos procesos de integración y apertura comercial como recientemente manifestara Taiwán respecto al TPP tras los resultados electorales de los Estados Unidos.
En este orden de ideas, reiteramos la importancia que tiene para México y de forma particular para todo aquel relacionado con el Comercio y Negocios Internacionales, entender que el riesgo, al ser una constante que debemos aprender a administrar, debemos destinar un porcentaje de nuestra Tesorería para llevar a cabo nuestras estrategias de diversificación y cobertura financiera –por ejemplo- sobre los Tipos de Cambio a fin de preservar nuestro poder adquisitivo y establecer en el presente el precio al que estaremos negociando en el futuro un determinado bien o servicio independientemente de la cotización del valor subyacente de referencia, sin tener que trasladar el incremento en la paridad cambiaria a nuestros precios de venta al público, permitiéndonos lo anterior ser más competitivos y por ende empoderarnos dentro del mercado, lo cual para el caso de las MIPYME´s es posible llevar a cabo mediante la integración a un Investment Club cuyo principio y fundamento sea precisamente diseñar y administrar las estrategias de diversificación y cobertura financiera de sus miembros, sin tener que realizar considerables aportaciones de capital de forma individual, tema también abordado en la 2ª Edición de “El Manejo de Capitales en el Siglo XXI” cuyo autor es José Luis Lecona Roldán, MBA y Money Manager de FX Global Management, LLC.
LCNI & MBA José Luis Lecona Roldán
CEO/Money Manager FX Global Management, LLC