La semana pasada, los periódicos económicos de EE. UU. como el Wall Street Journal y el Financial Times publicaron que Lawrence Summers, anterior Secretario del Tesoro, es candidato para ser el nuevo Gobernador de la Fed. Summers, que es conocido por sus buenas relaciones con el Presidente Obama, se considera el principal candidato para suceder a Bernanke en enero de 2014. Hasta ahora, la Vicegobernadora Janet Yellen era la candidata más importante para el puesto. Sin embargo, los medios financieros de EE. UU. apuntaron que sería un error descartar sus oportunidades de ganar la competición para el deseado puesto.
Yellen contra Summers: a Janet Yellen se le conoce por tener un enfoque muy blando. Ella ha sido una de los creadores líderes del programa de Flexibilización cuantitativa (QE) en los últimos años, de ahí que se espere que continúe con el legado de Bernanke si es elegida. Se espera asimismo que continúe apoyando la economía de EE. UU. y el mercado laboral usando la gran variedad de medios disponibles para la Fed.
La actitud monetaria de Summers no es tan bien conocida. No obstante, el jueves pasado el Financial Times publicó un artículo extenso acerca de las recientes declaraciones de Summers. El artículo mencionaba que en abril pasado Summers expresó su desdén con relación a la eficiencia del programa de flexibilización cuantitativa, ya que según su opinión los programas de QE no son efectivos. La actitud de Summers acerca de los programas de QE son relativamente duros. Sin embargo, el artículo aludía a que su actitud con relación a la tasa de interés de la Fed es similar a la de Bernanke. Según la declaración de Summers, no hay preocupaciones de que suban las presiones inflacionistas en un futuro próximo. Summers dijo: “Creo que estamos a mucha distancia de mercados de trabajo ajustados, y por lo tanto los riesgos de una aceleración de la inflación es sustancialmente menor de lo que mucha gente supone… ya que nuestro problema ahora mismo es que no hay presión suficiente en los mercados de trabajo y de producto, no veo el riesgo de que nos dirijamos a niveles importantes de inflación”. El artículo del Financial Times también apuntó que Summers tiene una visión más optimista comparada con la mayoría de los miembros de la Fed acerca del futuro de la economía de EE. UU.

Aparte de Bernanke, la Gobernadora Elizabeth Duke también anunció recientemente que pretende retirarse de su cargo en agosto. Según los cálculos, también se espera que la Gobernadora Sarah Raskin deje su puesto y sea nombrada Secretaria Adjunta del Tesoro. Además, se espera que el Gobernador Powell termine su mandato a finales de enero. Como conclusión, se prevé que el gran cambio que esperan los miembros de la Fed en los próximos meses aumente la incertidumbre acerca del futuro de la política monetaria de EE. UU.

Acontecimientos económicos globales

EE. UU.: los datos económicos publicados la semana pasada con relación a la economía americana eran variados. Apuntamos que según las estimaciones, el índice de crecimiento del segundo trimestre será un relativamente moderado 1%.
Europa: los datos del segundo trimestre indican todavía la recesión de la economía europea, ya que el PIB del segundo trimestre parece haber disminuido por séptimo trimestre consecutivo. Sin embargo, la mejora de las encuestas de expectativas continúa. Destacamos que las encuestas de expectativas señalan una expansión de la economía de la Eurozona, aunque moderada, durante el tercer trimestre.
China: el Índice de Gestores de Compras del HSBC indica expectativas de una moderación continuada de la velocidad de crecimiento de la segunda mayor economía del mundo durante el tercer trimestre. La estimación preliminar del sector industrial según el HSBC disminuyó en julio por tercer mes consecutivo hasta un nivel de 47,7, contra un 48,2 en junio. Apuntamos como parte negativa que el nivel del índice disminuyó al 47,6, cerca de su nivel más bajo desde 2009.
Japón: se espera que la victoria de la coalición gobernante flexibilice la legislación del país, permitiendo así al Primer Ministro continuar implementando sus acciones para fortalecer la economía japonesa. El gobierno japonés anunció que la segunda fase y su estrategia “pro-crecimiento” se presentarán el próximo otoño. Apuntamos que en julio el gobierno japonés revisó al alza su evaluación sobre el desarrollo de la economía japonesa por tercer mes consecutivo.