La semana pasada, la atención de los inversores se centró en la decisión sobre los tipos de interés de la Reserva Federal y la conferencia de prensa de Bernanke, que tuvo lugar tras el comunicado. Sin duda, tanto el comunicado como las palabras de Bernanke tuvieron un sorprendente tono optimista: Bernanke señaló en la conferencia de prensa que de acuerdo con la evaluación de los miembros de la Fed, la reducción de las compras de bonos del QE3 tendrá lugar este año, y que el programa se detendrá por completo en 2014, suponiendo que el desempleo baje a un nivel del 7 %. Los miembros del comité actualizaron la predicción de la tasa de desempleo a la baja en un 0,2 % en todas las estimaciones, para situarse a un nivel de entre el 6,5 % y el 6,8 % a finales de 2014. Cabe señalar que la Fed ha comentado en el pasado que solo empezará a subir los tipos de interés después de que el desempleo caiga por debajo de 6,5 %. Sin embargo, Bernanke señaló en la conferencia de prensa que es posible que este listón sea revisado a la baja Bernanke remarcó que cruzar el listón es una condición necesaria pero no suficiente para subir los tipos.
Bernanke también hizo hincapié en la decisión de la Fed y en la conferencia de prensa que los riesgos a la baja para el crecimiento de la economía de EE.UU. han “disminuido” desde otoño. Bernanke descartó la posibilidad de que la economía de EE.UU. entre en un estado de deflación, ya que según las estimaciones de los miembros de la Fed, la fuerte caída que ha tenido lugar recientemente en la inflación se debe principalmente a factores temporales Según las estimaciones de Bernanke, la inflación debería converger hacia el centro de su objetivo a partir de 2014. Cabe señalar en este contexto que el IPC aumentó en mayo un modesto 0,1 %, frente a un esperado 0.2 %, hasta un nivel que indica un aumento anual de solo el 1,4 %. El índice preferente de la Fed (para examinar la inflación), el PCE, aumentó durante el año pasado un muy modesto 1,05 %, considerablemente inferior al objetivo del 2 % de la Fed. En conclusión, Bernanke no parece estar preocupado por el momento, por la fuerte caída que está teniendo lugar en las tasas de inflación de equilibrio y que abarca al mercado de bonos de EE.UU.

Se publicaron datos mixtos a nivel mundial durante la semana pasada

Se recibieron indicaciones mixtas durante la reciente semana de los Índices de Gestión de Compras de los sectores manufactureros (estimaciones preliminares). Europa vio un buen aumento, pero el índice se mantiene por debajo del listón de los 50 puntos, en 48,9. En China, el Índice de Gestión de Compras de HSBC cayó bruscamente a un nivel de 48,3. Y en EE.UU. se registró un ligero descenso en el Índice de Markit, a un nivel de 52,2. Cabe señalar que se ha registrado una caída general relativamente fuerte en los subcomponentes de “demanda de exportaciones”, lo que sirve de indicador de la moderación del comercio global.
Europa: se registró una mejora en la mayoría de las encuestas de expectativas, pero su bajo nivel aún indica una contracción esperada de la economía europea, aunque a un ritmo más lento. Cabe señalar negativamente que las ventas de coches nuevos de la Eurozona disminuyeron en mayo un -5,9 % respecto al año anterior, cayendo hasta su nivel más bajo en 20 años.
EE.UU.: Los datos económicos publicados sobre la economía de EE.UU. fueron mixtos. Negativamente, cabe señalar el aumento superior al esperado del número de demandas iniciales de desempleo de la semana pasada de 354 000 frente a las 340 000 esperadas. Positivamente, cabe señalar que el nivel de actividad del mercado inmobiliario de EE.UU. sigue aumentando. Las encuestas de expectativas acerca del sector manufacturero fueron mixtas.
China: el Banco Central de China añadió algo de liquidez al sistema financiero, después de que varios indicadores señalaran el comienzo de una “crisis de crédito”. Fitch estima que la fuerte caída de liquidez del sistema financiero se debe, entre otras cosas, a la nueva normativa sobre la “banca en la sombra” en China. También cabe señalar que Fitch advirtió sobre el estallido de la burbuja de crédito chino esta semana. La firma señaló que “vamos a tener problemas en el sector bancario. Estos se pueden manifestar en una crisis o en un crecimiento lento”.

Eventos de la semana siguiente

Lunes: se publicará el Índice de Clima Empresarial del Instituto de Investigación Económica en Alemania, con un ligero aumento esperado.
Martes: se publicarán los nuevos pedidos de bienes duraderos de EE.UU., de los que no se esperan cambios en la base de los pedidos. Asimismo, se publicará el Índice de Precios de Viviendas Case & Shiller con una continuación esperada de la tendencia al alza. También el martes, se publicarán las Ventas de Viviendas Nuevas, con una continuación esperada del alza y el Índice de Confianza de los Consumidores elaborado por “The Conference Board”, con un ligero descenso esperado.
Jueves: Alemania verá la publicación de las Ventas al por Menor, seguidas de la Tasa de Desempleo, que se espera que permanezca como está en el 6,9 % en EE.UU., se publicarán los Ingresos y Gastos Personales, ambos con un ligero aumento esperado. Estos estarán acompañados por el PCE de la inflación, que se espera revele un aumento muy moderado del 1,1 % y seguidos de las Ventas Pendientes de Viviendas. En Japón, se publicarán todos los datos de la actividad industrial, con un aumento previsto del 0,4 % frente al 0,3 % del mes anterior.
Viernes: se publicará el Índice de Precios de los Consumidores en Japón, con una caída esperada del -0,4 %, así como Índices de la Producción Industrial, que se espera suban ligeramente.

Fuente : anyoptions