Chipre: la publicación durante la semana pasada de los detalles del plan de rescate de Chipre llevó a una subida de la prima de riesgo de los mercados financieros. El aumento parece haber sido alimentado por la decisión de los ministros de economía europeos de que una parte sustancial del plan de rescate incluya un impuesto puntual en los depósitos en los bancos de Chipre. Queremos hacer hincapié en que el programa de impuestos para la población de Chipre no fue por si mismo la causa del ambiente de “Risk off” (evitar riesgos), sino el miedo de que los líderes europeos hayan dicho basta, y de que a partir de ahora una parte de la carga del rescate se imponga a las instituciones privadas y no solo a los gobiernos, de manera similar a lo que pasó en Grecia. El cambio de actitud ha aumentado el miedo a que tenga lugar un corralito en los países periféricos en los que aún existe la posibilidad de un rescate (como Italia y España). De todas maneras, el parlamento de Chipre rechazó inmediatamente el impuesto. El sábado, el ministro de economía de Chipre anunció que su país estaba trabajando en una propuesta alternativa que incluiría aplicar el impuesto solo a los depósitos mayores de 100 000 € además de una serie de reformas del sistema bancario de Chipre. Las autoridades europeas exigen que Chipre recaude 5800 millones de euros aplicando impuestos a depósitos o de cualquier otra forma, antes de aprobar el plan de rescate de 10 000 millones de euros. Además, el BCE anunció durante el pasado fin de semana que dejaría de proporcionar a los bancos de Chipre la liquidez que necesitan esta tarde (lunes), si las autoridades chipriotas no han llegado a un acuerdo con los líderes europeos respecto a las condiciones del plan de rescate.

También en Europa, la mayor parte de los datos económicos publicados la semana pasada fueron decepcionantes, indicando la continuación de la recesión de la economía europea. Por segundo mes consecutivo ha habido una bajada en el Índice Compuesto de Gestión de Compras para marzo (primera estimación). El índice bajó a un nivel de 46,5 frente a 47,9 en febrero, y frente a un 48,2 esperado. En Alemania, el Sondeo de Seguridad en los Negocios del Instituto de Investigación Económica mostró una bajada sorprendente en marzo. Cabe notar que los sondeos fueron realizados antes del empeoramiento de la situación en Chipre. Para concluir con los últimos acontecimientos de la economía europea, cabe notar que la empresa de calificación S&P ha advertido acerca de la explosiva situación social de la Eurozona. Un analista indicó que la empresa de calificación ha identificado un riesgo elevado de que España, Italia, Portugal y Francia no puedan llevar a cabo las reformas fiscales necesarias, ya que los ciudadanos desempleados están menos predispuestos a cargar con las medidas de austeridad. El analista indicó que “el elevado nivel de desempleo en España, Italia y Francia es socialmente explosivo” y que “ha de haber un consenso social para las medidas de ahorro. La elevada tasa de desempleo… no ayuda”. La premisa final supone que los residentes de España y Portugal tienen la capacidad de mantener la austeridad, pero “esto no puede seguir así para siempre”.

EE.UU.: Ningún cambio en la política del Fed

No ha habido ningún cambio en la política del Fed: el programa de flexibilización cuantitativa (QE3) prosigue según lo planeado y las valoraciones sobre un aumento de los tipos de interés siguen sin cambiar. Durante la decisión de los tipos, miembros del comité monetario de los EE. UU. observaron que la economía ha regresado a un crecimiento moderado después de una pausa a finales del año pasado. Además, los participantes del Comité Federal del Mercado Abierto (FOMC) revisaron sus pronósticos del nivel de desempleo ligeramente a la baja para 2014 y 2015. De todas maneras la gran mayoría de los participantes aún espera que el Fed no tenga que aumentar el nivel de su política principal hasta 2015.
Respecto al QE3: a pesar de la extensa discusión pública acerca de los costes potenciales de una mayor flexibilización cuantitativa, el FOMC reafirmó su intención de comprar 85 000 millones de dólares en activos cada mes. El FOMC no aclaró cuando podría considerar variar la cuantía de sus compras mensuales. Sin embargo, afirmó explícitamente que el alcance del progreso hacia sus objetivos económicos sería un factor decisivo a la hora de determinar la cuantía, el nivel y la composición de sus compras. Esto podría indicar una reducción de las compras de activos para finales de año, en caso de que las mejoras actuales del mercado laboral demuestren ser más que temporales. Cabe notar que debido a que el comunicado del Fed básicamente mantiene el status quo, solo ha conllevado cambios menores en los mercados financieros.

Eventos de la próxima semana

 Empezamos observando que durante la semana van a seguir los intentos para formar un gobierno
en Italia.
Lunes: es la fecha decisiva para determinar la ayuda económica a Chipre. En los EE .UU., el presidente del banco federal de Nueva York, William C. Dudley, dará un discurso en el financial club de Nueva York. El discurso puede dar pistas sobre las condiciones necesarias para la conclusión del programa de compra de bonos del Fed
Martes: el índice de S&P \ Case-Shiller (se espera que presente una tendencia ascendente continuada). Publicación del Índice de Confianza de los Consumidores elaborado por “The Conference Board” y los datos de Ventas de Viviendas Nuevas (se espera que ambos índices bajen)
Miércoles: Indicador de Confianza de los Consumidores de la Eurozona (se espera que se mantenga al mismo nivel), Ventas Pendientes de Viviendas en los EE.UU. (se espera un aumento del 0,7 % después de un aumento considerable del 4,5 % durante el mes pasado)
Jueves: Datos de desempleo de Alemania (se espera que se mantengan al mismo nivel)
Viernes: Datos de ingresos y gastos privados en los EE.UU. con una subida esperada del 0,9 % y el 0,6 % respectivamente