Una de las mejores maneras que tienen los traders e inversores de tener éxito en mercados inciertos es centrarse en encontrar los temas y tendencias más claros, esperar un punto de entrada seguro y aprovecharlo. Un tema claro que nos están enviando los mercados estos días es que el JPY va a ser sometido a una nueva presión bajista de su propio Banco de Japón (BJ). El gobierno japonés ha dicho que el rendimiento económico de Japón es decepcionante y que está preocupado por la desaceleración en la economía global y por el estímulo fiscal que va a llegar. El gobierno japonés planea aumentar la presión al BJ para que flexibilice.
El Primer Ministro japonés, Yoshihiko Noda, ordenó al gobierno que idease nuevas medidas de estímulo para finales de noviembre. La economía es débil y necesita urgentemente más estímulo monetario y fiscal, pero la mayor motivación recae en las próximas elecciones. Aunque Noda tiene hasta agosto de 2013 para celebrar las elecciones generales, prometió a la oposición que las celebraría antes a cambio de su apoyo en el aumento del impuesto de ventas de principios de este año. Obtener dinero para el programa de estímulo no será fácil porque el partido de la oposición rechaza incluso debatir la cuestión y no vayamos a hablar de aprobar un proyecto de ley que permita al gobierno emitir deuda para financiar el déficit. Sin más recortes de gastos ni la capacidad para emitir nuevos bonos, el gobierno se quedará sin dinero en noviembre. La única forma que tiene Noda de pagar el estímulo es hacer uso de las reservas, redistribuir dinero de cuentas especiales de los presupuestos o conseguir que el Banco de Japón flexibilice.
Una política monetaria más flexible por parte del BJ es exactamente lo que el Ministro de Economía Seiji Maehara espera y lo que necesita la economía, al menos a corto plazo. La semana pasada dijo que el estímulo ordenado por el Primer Ministro no podía depender solo de medidas fiscales. Solicitó que el BJ flexibilizara e hizo una llamada al país para que encontrara formas de beneficiarse de un yen fuerte. Al ya haber aumentado el estímulo monetario a mediados de septiembre, el banco central puede que no tenga ninguna prisa para aumentar el estímulo, ya que la Flexibilización Cuantitativa tarda un cierto tiempo en verse reflejada en toda la economía. El JPY también se ha depreciado desde la última reunión de políticas monetarias, rebajando la presión en la economía y el BJ. Sin embargo el JPY todavía es muy fuerte y ha contribuido a una reducción de un 10 % de las exportaciones del mes pasado. El BJ tiene que flexibilizar, aunque puede que esto no suceda hasta sus reuniones de políticas monetarias de noviembre o diciembre.
A medida que la lucha sobre el proyecto de ley de emisión de bonos se vuelve más encarnizada, la política japonesa se va a convertir en un mayor foco para los inversores y la incerteza política raramente es buena para la divisa de un país. Lo único que podría impedir que el USD/JPY subiera sería si algún acontecimiento asustara a los mercados para que se refugiaran en la divisa más segura de todas, el JPY. Por el contrario, el riesgo de bajada es limitado. Japón hará todo lo posible para mantener el USD/JPY sobre 77 y con toda certeza sobre 75. Mientras tanto, si los EE.UU. siguen teniendo un rendimiento superior al de Japón, la U.E. se mantiene tranquila y Japón evita su propia versión del “precipicio fiscal” el USD/JPY podía ver subidas adicionales en los próximos meses.

Motores del mercado de la semana anterior
La semana anterior representó otro capítulo en la historia que se va desarrollando desde hace un año y medio: los mercados se encuentran atrapados entre las manipulaciones alcistas de los mercados por parte de los bancos centrales y la realidad bajista de la ralentización del crecimiento global. Durante la mayor parte del año pasado, la liquidez del banco central se ha impuesto y ha hecho subir a la mayoría de los activos de riesgo. Sin embargo, durante las últimas tres semanas, la realidad de la ralentización global se ha abierto camino de nuevo en la conciencia del mercado porque esta se ha visto reflejada en los informes de beneficios del tercer trimestre, debido a que más empresas no han alcanzado sus ya rebajados beneficios esperados o su volumen de ventas esperado. Esto representa una mayor preocupación porque muchas empresas ya han agotado sus opciones de recortes de costes. Para aumentar los beneficios avanzando, no les queda más remedio que aumentar las ventas y conseguir más ingresos brutos con su estructura de costes ya rebajada al mínimo absoluto.

Principales motores del mercado de esta semana
1. Reacción a los beneficios del tercer trimestre: ¿podrá imponerse la realidad de la ralentización global a las manipulaciones de los bancos centrales?
2. EE.UU.: informes mensuales de empleo de septiembre e informes relacionados, índice de confianza de los consumidores, novedades relacionadas con las elecciones.
3. El margen entre los bonos de alta rentabilidad y de inversión se encuentra en un máximo a 3 años, lo que sugiere que los mercados de créditos van a ver mayores riesgos que otros mercados.
4. U.E.: el discurso del Presidente del BCE Mario Draghi, subasta de bonos italianos a 10 años.
5. Japón: el comunicado de la cuota mensual del BJ y la conferencia de prensa han pasado a ser significativos porque el BJ acaba de anunciar un nuevo estímulo y probablemente aún necesite más, así que la conferencia de prensa puede proporcionar pistas sobre cuando llegará. Lo que a su vez podría mover el USDJPY y el índice del USD.

Fuente : Anyoptions

Fuente