Hoy vamos a ver los valores del tesoro de los EE.UU. y como los traders de todo el mundo pueden utilizar los mercados de valores del tesoro de los EE.UU. como un barómetro para ver si los mercados están en “risk on” (más arriesgados de lo habitual).
Los valores del Tesoro de los EE.UU. consisten en deuda del gobierno emitida por el departamento del Tesoro de los Estados Unidos a través de la Oficina de Deuda Pública. Son los instrumentos de financiación de la deuda de los EE.UU. Existen cuatro tipos de valores del tesoro en el mercado: letras, obligaciones, bonos y Títulos del Tesoro Protegidos contra a la Inflación (TIPS).
Las letras del tesoro, también conocidas como “T-Bill”, son la variedad a más corto plazo, normalmente emitidas a 90 días, pero el término “T-Bill” pertenece a todas las emisiones de deuda del tesoro con un vencimiento inferior a un año. Debido a este corto plazo de vencimiento y al hecho de que el gobierno de los EE.UU. nunca ha incumplido ninguna deuda de dólares, se suelen considerar una tasa de rentabilidad “libre de riesgos”. En general, cuanto mayor sea el vencimiento, mayor será el interés. Si hiciéramos un gráfico con la rentabilidad en el eje vertical y el tiempo de vencimiento en el eje horizontal, obtendríamos la llamada “Curva de Rentabilidad”, que generalmente se inclina hacia arriba, debido a que los intereses aumentan con el vencimiento para compensar a los inversores por el riesgo adicional asociado a períodos más largos de tenencia.

El precio de los valores del tesoro

Lo primero que cualquier trader tiene que aprender acerca de los bonos del tesoro, y cualquier otro tipo de bono ya sea dicho, es que el precio y el interés se mueven inversamente. Si los inversores optan por una tendencia bajista, veremos como los intereses aumentan. Esto puede suceder debido a que los inversores prefieran invertir en bolsa para conseguir una mayor rentabilidad. Otra posible razón es que el nivel de crédito del emisor ha sido cuestionado y los traders buscan otros bonos, sobre los que no se cuestione tanto la habilidad del emisor de pagar el interés.
Las letras del tesoro siempre se venden como un bono “cupón cero”, lo que quiere decir que el bono se vende a un valor inferior al “valor nominal” (el valor indicado en la letra), normalmente 1.000 $ por unidad. De manera que cuando se acaba el plazo de vencimiento, el inversor recibe los 1.000 $ para compensar el precio inicial de compra además del interés que se le debe.
Por ejemplo, si usted comprara hoy una letra del Tesoro de seis meses a 97, entonces habría pagado el 97 % del valor nominal de la letra. La cual vencería a los 6 meses, por un valor de 1.000 $. De manera que usted habría pagado 970 $ hoy, y obtendría 1.000 $ dentro de seis meses, por una rentabilidad de 30 $, o del 3 %. Como esto era por seis meses, estaríamos hablando de una tasa de rentabilidad anual del 6 %, asumiendo que no hubiera capitalización.
Las Obligaciones y Bonos difieren respecto a las Letras en que normalmente acarrean un cupón (un pago periódico fijo del interés del “valor nominal” de 1.000 $ por bono) en base a las tasas de interés vigentes en el mercado. El Tesoro anuncia los cupones con antelación a la subasta, de manera que los inversores deciden cuanto están dispuestos a pagar por el bono.
Después de la subasta inicial, los valores del Tesoro se comercializan en uno de los mercados secundarios más activos del mundo, con inversores de todo el mundo comprando y vendiendo valores del tesoro para especular, invertir o salvaguardar. El mercado secundario de los valores del tesoro es dónde se deciden las tasas de interés por los motivos mencionados anteriormente. Si los mercados son pesimistas debido a noticias negativas, los valores del tesoro de los EE.UU. y otros activos seguros aumentarán de valor. Mientras que si son positivos, los activos de riesgo aumentarán de demanda y los activos seguros como los valores del tesoro de los EE.UU. bajarán de valor a medida que los inversores vayan en busca de mayores rentabilidades.

El precio de la deuda de los EE.UU es un barómetro de riesgo clave

Cuando los mercados son reacios al riesgo y los inversores están comprando valores del tesoro, ellos usan USD, de manera que la demanda de USD aumenta cuando los mercados se asustan. Cuando los mercados de activos de riesgo se retiran, los inversores temen que sus pérdidas de capital sobrepasen cualquier pérdida de rentabilidad del principal situado en valores del tesoro de baja rentabilidad de los EE.UU u otro tipo de deuda pública de alta calidad como la deuda pública de Alemania, Suiza, Suecia o Singapur.
Por ejemplo, si una inversión ofrece una rentabilidad anual del 10 % pero su valor se reduce en un 15 %, la pérdida de capital implica que el inversor ha perdido un 5 % durante ese año. Esta es la razón por la que los inversores se ven atraídos por los instrumentos que tienen más posibilidades de mantener su valor. La preservación del Capital es la prioridad, no el interés.
A continuación presentamos una tabla resumiendo como los mercados de divisas responden en mercados “risk on” (asumir riesgo) o “risk off” (evitar el riesgo).

Mercado risk on (asumir riesgo) Mercado risk off (evitar el riesgo)
Rendimiento de los valores del tesoro de los EE.UU Los precios bajan, la rentabilidad sube Los precios suben, la rentabilidad baja
Opinión y prioridades de los inversores Optimismo, los inversores prefieren rentabilidad sobre la preservación de capital Pesimismo, la preservación de capital es prioritaria sobre la maximización de la rentabilidad
Divisas preferidas Divisas de riesgo: AUD, NZD, CAD, EUR, GBP Divisas seguras: JPY, USD, CHF
Estrategias de divisas preferidas Carry trade, pares largos en los que la divisas base proporcionan una rentabilidad más elevada que las divisas cotizadas Pares cortos en los que la divisas base proporcionan una rentabilidad más elevada que las divisas cotizadas, huida a divisas seguras

Las implicaciones para los traders de opciones binarias son claras. Cuando los precios de los bonos de los EE.UU. van en aumento (y por tanto las rentabilidades van en descenso), es un signo claro para considerar comprar, adquiriendo activos de riesgo y reduciendo activos seguros. Fuente: Anyoptions