Cuáles soluciones para la Unión Europea pueden ayudar en realidad, a diferencia de calmantes de corto plazo? Aquí hay una lista de cinco criterios para distinguir soluciones reales de falsas; a no ser que una propuesta intente solucionar al menos algunos de los siguientes problemas, su efecto sobre la Unión Europea y el sentimiento global del mercado será limitado y temporal. La necesidad de centralizar control sobre los presupuestos de la Eurozona Para salir de la deuda y ser capaz de presentar y hacer cumplir presupuestos responsables que conserven su solvencia, la Unión Europea necesita convertirse en una Europa compuesta por estados unidos, con una administración adecuada y un banco central autónomo, junto con los poderes regulatorios y políticos para imponer y hacer cumplir reglas de administración financiera responsable. La necesidad de ceder soberanía para permitir dicha centralización Para convertirse en Estados Unidos de Europa, los 17 estados orgullosos y soberanos, con extensas y gloriosas historias, así como diferentes actitudes al respecto de cómo manejar su economía, deben ceder control sobre su política monetaria y fiscal a un cuerpo central que no tendrá la confianza de todas las naciones. Esto significa, en efecto, ceder la soberanía y el control sobre el destino nacional, o al menos reducirlo a un nivel similar al de los estados americanos.  El saldo de la evidencia sugiere que hay poca voluntad real para hacer esto. Los alemanes y otros estados financiadores no se arriesgarán a que se les imponga la actitud indisciplinada del sur de Europa en relación a la política económica e inflación, y tampoco Grecia, Italia, Irlanda, Portugal y España son países preparados o capaces de adoptar la mentalidad disciplinada que tienen los países del norte al respecto de gastos e impuestos, así como de asuntos relacionados con los beneficios sociales. La necesidad de tener más tiempo para resolver conflictos La Unión Europea no goza más que de pocas semanas antes de que Grecia caiga en el impago, debido a que ha fallado en cumplir la mayoría de las condiciones necesarias para el siguiente tramo de préstamos para rescate financiero. Con los costos de financiamiento de Italia y España a niveles insostenibles, es difícil ver cómo cualquiera de los dos países podría evitar el impago una vez que el impago de Grecia inicie una serie de impagos bancarios y falta de solvencia, que se irradiará hacia bancos y soberanías en toda Europa. La necesidad de una solución intermedia mientras los Estados Unidos de Europa se organizan La única forma de evadir los límites de tiempo es una nueva gran fuente de financiamiento interino para los 5-15 años que sean necesarios, ya sea por medio de regalos, perdón de deuda y venta de activos. En cambio, es necesario ignorar cualquier solución que involucre acumular más deuda sobre naciones que no pueden pagar su carga de deudas actuales. Eso podría comprar tiempo, pero no mucho. La necesidad de mostrar unidad, dirección y voluntad Para crear los Estados Unidos de Europa, la Unión Europea necesita solicitar al mundo que preste, done o acepte la impresión de los billones que se necesitan para superar la marea de la siguiente década. La Unión Europea debería actuar como si estuviera unida para sostener un plan y sólo necesitara 5-15 años de financiamiento para mantener solventes a Grecia, Italia, Irlanda, Portugal, España y a cualquier otro que lo necesite, mientras se organizan todos los detalles necesarios para hacer funcionar los Estados Unidos de Europa.

Fuente : Anyoptions