Reacción a las elecciones en Grecia y Francia
En Francia se espera que gane el candidato socialista, Hollande, lo que sería causa de incertidumbre a corto plazo dado que su programa político está en desacuerdo con el de Alemania, lo que amenazaría la unidad del liderazgo francés y alemán en Europa. Aumentando la probabilidad de algún tipo de desaceleración del EUR. La duración de esta desaceleración dependería en gran manera de si Hollande consigue calmar los mercados con un mensaje flexible y de conciliación respecto a Alemania. Una inesperada victoria de Sarkozy evitaría esta incertidumbre y, por tanto, sería positiva para el EUR; al menos, en el corto plazo.
En Grecia, el resultado es más incierto y el riesgo para la UE mayor. Los partidos de la oposición no se han comprometido por escrito a cumplir con los distintos requisitos del proceso de austeridad solicitados por el Fondo Monetario Internacional (FMI). Significa que: si ganan las elecciones, podrían interrumpirse las ayudas, lo que podría resultar en una bancarrota desordenada de Grecia, lo que podría provocar una ola de pánico similar a la anterior bancarrota de la deuda soberana y la banca. Por supuesto, a no ser que el BCE y Alemania acuerden iniciar un nuevo ciclo de ayudas o de emisión de moneda para dotar de fondos a otro nuevo rescate. Si años anteriores pueden servir de guía, después de hacer un poco de teatro, Alemania cederá y optará por evitar una crisis justo ahora, aceptando el riesgo de tener que hacer frente a una crisis mayor más tarde, cuando Grecia incurra en un creciente impago de su deuda.
Reacción tardía a los datos sobre el desempleo en los EE.UU., especialmente en Asia
Como se publicaron los informes sobre el desempleo en los EE.UU. después del cierre de los mercados asiáticos, su reacción no se hará patente hasta el inicio de la siguiente semana. A no ser que haya muy buenas noticias antes, para que compensen las malas cifras del desempleo en los EE.UU., Asia abrirá a la baja. Las elecciones antes mencionadas podrían proporcionar ese equilibrio o exacerbar enormemente la respuesta negativa de Asia. Es por lo que la respuesta de los mercados a las elecciones en Francia y Grecia es importante: porque un tirón a la baja de Asia al iniciar la semana, comportaría un nuevo factor a la baja.
Roturas por debajo de los niveles de resistencia técnica
Como ya indicamos la semana pasada en nuestra reseña del mes, muchos de los mercados que se suelen seguir de cerca están probando con un mayor apoyo después de sufrir la desaceleración de la semana anterior. Una rotura significativa por debajo de dicho apoyo, propiciaría que el riesgo iniciara una ola de órdenes de venta y una desaceleración que se alimentaría de su propia creciente inercia mientras se romperían múltiples niveles de apoyo. Muchos de los mercados de riesgo, como el S&P 500, siguen en sus picos más altos desde hace muchos años, a pesar de meses de continuos y crecientes signos de ralentización.
Próximas revisiones a la baja de Moody’s
Como ya indicamos la semana pasada, Moody’s publicará la actualización de las calificaciones de crédito a partir de principios de mayo. Dado que el calendario económico de esta semana es relativamente tranquilo, si hubiera sorpresas en este sentido tendrían una influencia desproporcionadamente importante en los mercados, para bien o para mal.
Venta de bonos
La subasta de bonos en Italia, del 11 al 14 de mayo, dará una visión actualizada sobre la solvencia de Italia. Si se produjera una sorpresa en este punto, podría tener una gran influencia, poco usual, sobre la confianza del mercado. 

    Otros temas importantes    

 Aparte de los motores de los mercados mencionados más arriba, el calendario de la semana próxima es bastante suave.

  • Los únicos informes significativos que publique los EE.UU. son los de su balanza comercial y sobre el desempleo (jueves), seguidos por los precios de producción y el índice de confianza del consumidor de la Universidad de Michigan (viernes).
  • La propensión al riesgo, por tanto, recaerá en los datos procedentes de China, que llegarán en grandes cantidades. Informes mercantiles, sobre la inflación, la producción industrial y las ventas minoristas, tienen ya fecha de publicación. En base a los últimos informes de PMI (Índices de Gestores de Compras), mientras China siga operando en un modo de “aterrizaje suave”, no representará un gran riesgo para el crecimiento global. No obstante, si los informes de la semana que viene muestran que la desaceleración de China es mucho más abrupta, los mercados podrían conseguir más, ya que una ralentización simultánea de China y los EE.UU. comportaría una economía global a la baja.
  • El BoE está a punto de emitir un comunicado de calificación y hay un lote de datos de gran importancia sobre la venta minorista, el desempleo y otros datos de Australia que deberían ser tomados en cuenta por todo aquel que detente posiciones AUD a corto plazo.

 

    La desaceleración de la semana pasada    

 La desaceleración de la semana pasada en los activos de riesgo fue debida a una combinación especialmente tóxica de lo siguiente:

  • Malos datos, tanto en calidad como en cantidad: se produjo una grandísima ola de datos de producción y desempleo, muy significativos.
  • El continuado crecimiento de la rentabilidad de los bonos de GIIPS, que daña su capacidad de recuperación.
  • Un contexto que ya era muy duro: la semana anterior nos trajo las noticias de que España y Reino Unido volvían a entrar en recesión.
  • Riesgo político excepcional: los mercados se movilizaron en base a la noción de que los resultados electorales de Francia y Grecia serían perjudiciales para la imagen de la UE. En Francia, la probabilidad de que gane el socialista Hollande, podría debilitar el liderazgo franco-germano de la UE en un momento en que necesitan estar unidos para poder reaccionar con rapidez. En Grecia, la posibilidad de que el resultado de las elecciones sea que la oposición gane fuerza y evite que Grecia cumpla con las condiciones necesarias para conseguir más fondos de rescate, aumentaría el riesgo de impago y de contagio.

Fuente: Anyoption