España fue el centro de atención la semana pasada y también sus perspectivas de evitar el rescate, algo que en estos momentos la UE no se puede permitir. Nos centraremos en lo que no ha recibido ya amplia cobertura en los medios: las razones por las que se cree que la situación de España va a empeorar

  • La deuda nacional española es un 50% mayor que la indicada en las cifras de cabecera. La deuda respecto al PIB ha escalado rápidamente del 60% al 90% del PIB con las deudas autonómicas y otra deuda.
  • Durante las dos últimas décadas, en España se construyó una casa para cada nueva persona de su población. Por causa de la deuda, se esperaba que los precios de la vivienda en España caerían un 35% más y que este descenso reduciría el PIB un 2%, aproximadamente, cada año de los dos siguientes.
  • Algunos bancos españoles tienen concedidos gigantescos préstamos tanto a constructores como a propietarios de vivienda. Estos bancos no han empezado a contabilizar sus pérdidas y están enormemente descapitalizados.
  • La economía española no se ha estabilizado y se espera que aún se deteriore más. España tiene la tasa de desempleo más alta del mundo desarrollado, una de las cargas generales de endeudamiento más altas y el mercado de mano de obra menos competitivo de Europa.
  • La UE no tendrá el potencial o la voluntad política de rescatar a España. Las cifras de cabecera del fondo de rescate son engañosas y tienen en cuenta un capital que todavía no ha sido reservado.

Los problemas que van a manifestarse espontáneamente durante el año que viene son los siguientes:

  • La auténtica carga de la deuda española sobrepasará el 90% (identificada por Rogoff y Reinhart).
  • Los bancos minusvaloran los impagos sobre la vivienda de residencia (estimada por consenso en un 2,8% respecto a la estimación de la CAM del 11%).
  • Se espera que la depreciación del precio de la vivienda y del impago de los créditos empeorará la recesión de España (un 2% más de contracción en 2012 y en 2013).
  • España necesitará refinanciar 186.100 millones de euros tan solo en 2012.

Las estimaciones varían en cuanto al coste final de un posible rescate de España. Sin tener en cuenta los costes de otros rescates que pudieran seguirle (por el aumento del temor que podría causar ello en el mercado), parece que hay consenso en una cifra de 460-500.000 millones de dólares. El FMI (International Monetary Fund) ya ha ampliado su fondo de provisión a 430.000 millones de dólares. Dada la relativa calma, los mercados parecen convencidos que se encontrará o imprimirá el resto de efectivo.

La ampliación del fondo del FMI podría tranquilizar los mercados de la UE

 España, Italia y Francia tienen motivos para estar preocupados por el crecimiento de sus respectivos bonos del estado, con el referente de España, con un rendimiento del 5,74% a 10 años (respecto al 5,403% de enero). En la subasta del jueves, la más reciente, aunque durara toda la semana, estuvo a punto de ponerse a nivel del 7%, de gran importancia psicológica, porque fue cuando Grecia y Portugal se rindieron y solicitaron el rescate. Los bonos del estado franceses e italianos también experimentaron una tendencia al alza. Los problemas de España serán la preocupación principal en la reunión del G20 de este fin de semana y la principal razón por la que el FMI buscará expandir su fondo de previsión a 400.000 millones de dólares. En relación al plan de austeridad, Goldman Sachs ha llegado a la conclusión de que la falta de competitividad de la economía española merecía un 20% de devaluación de sus divisas, pero no tiene divisas propias que devaluar, y dicha austeridad es la causa de que el crecimiento caiga tan rápido o más que la deuda, lo que significaría que España sería más pobre y seguiría sin reducir su tasa de endeudamiento y de PIB. España consiguió vender sus bonos en las últimas subastas, pero a un coste creciente de su rentabilidad que no se puede permitir. El FMI ha anunciado que tanto España como Italia incumplirán sus objetivos de déficit los próximos años. Los bancos de ambas naciones muestran tasas crecientes de morosidad, las de España en su punto más alto en 18 años, y posiblemente vayan a peor, dado que su economía no ha dado muestras de tocar fondo.

Principales puntos a tener en cuenta la próxima semana

 La reacción del mercado al aumento de los fondos de provisión para la crisis europea de la FMI. El FMI está consiguiendo el deseado aumento del fondo de rescate; lo que sería razón suficiente para animar los mercados a principios de semana, y también podría ser suficiente excusa para algo más de optimismo en la UE, ahora que ya habrá suficiente efectivo para hacer frente al tema de España. Reunión y conferencia de prensa del FOMC (Comité Federal para el Mercado Abierto). No se espera que esta reunión comporte ningún cambio a la política federal, pero los mercados reaccionan incluso a menores indicadores de posibles cambios. Se prevé que el Presidente de la Reserva Federal (FED), Bern Bernanke, será menos optimista que el mes pasado. Semana 3 de la publicación de los resultados trimestrales. Los informes trimestrales tienen una semana más de influencia ya que, pasada la semana 3, ya se ha establecido la tendencia. Resultados de las elecciones en Francia y Grecia. Es más que probable que ambos provoquen resultados negativos en los mercados y una mayor presión para el euro. Entre otros eventos de importancia esta semana: Lunes: El PMI de fabricación (Índice de Gestores de Compra) de China y la UE. Si ambos muestran la misma tendencia, podrían establecer la predisposición del mercado. Martes: Reunión del G-7. Venta de nuevas viviendas en EE.UU., Índice de Confianza del Consumidor de Conference Board. Miércoles: PIB preliminar del Reino Unido, que se espera muestra un modesto incremento. El PIB disfruta de una buena racha recientemente, y ello podría ser señal de que ha llegado la hora de recoger los beneficios en las posiciones a corto plazo. Índice de los Bienes Duraderos de los EE.UU., la conferencia de prensa del FOMC. Viernes: en Japón, declaración de la tasa del Banco de Japón (BoJ) y conferencia de prensa: se esperan otros pasos de facilitación, lo que es bueno para las acciones y otros activos de riesgo, y malo para los yenes al alza. Avance del PIB de EE.UU.

Fuente: Anyoptions