El índice USD ha mantenido una tendencia al alza durante las tres últimas semanas. Este es un repaso de las principales fuerzas detrás de este repunte y de las razones para el estancamiento al final de la semana. La primera razón para el repunte es que el miedo aumenta la demanda de dólares (USD). En las pasadas semanas, el miedo surgió como resultado de las predicciones de desaceleración del crecimiento global para 2012 y del riesgo de un caótico impago de Grecia. El miedo incrementó la demanda de USD como moneda refugio. El miedo se concentró en la UE, dando como resultado la debilidad del euro, con la que el dólar salió reforzado. Esto se debe a que EUR/USD comprenden un tercio de todo el comercio de divisas, así que las dos monedas se empujan en direcciones opuestas. La segunda fuerza detrás del repunte fue que, en los meses anteriores, los bancos centrales de Suiza y Japón han intervenido en los mercados de divisas para debilitar sus monedas. Estas medidas se han llevado a cabo para apoyar a sus exportadores, haciendo que el dólar americano se convierta en la moneda refugio preferida por defecto. La tercera razón para el repunte fueron los buenos datos sobre empleo y gastos públicos en EEUU que elevaron las expectativas de una política de la Reserva Federal más estimulante para USD. Los datos redujeron las oportunidades de más programas de estímulo económico basados en la devaluación del dólar y aumentaron la esperanza de que suban las tasas de interés (y así crezca la demanda de USD). Mientras tanto, otros bancos centrales, especialmente el Banco Central Europeo, se fueron moviendo hacia una postura más dócil, lo que va en detrimento de sus divisas. A pesar de las razones citadas anteriormente y del repunte general, El repunte del USD se estancó el jueves y el viernes, He aquí el porqué:

  • El USD está técnicamente sobrevalorado. El USD tuvo un fuerte repunte a lo largo del pasado mes, particularmente contra el yen japonés (JPY). Se sobrevaloró a corto plazo y de ahí que se den las circunstancias para una corrección normal. Sin embargo, creemos que la tendencia a largo plazo para el índice USD permanecerá intacta.
  • La rentabilidad de los títulos del Tesoro estadounidense no avanza. El dólar ha crecido junto con los beneficios de los títulos del Tesoro a 10 años (lo que refleja los anhelos de que los tipos aumenten), así que la falta de más ganancias retiene al USD.
  • Los bonos de EEUU siguen recuperándose, socavando la demanda de USD. El S&P 500 está en su nivel más alto desde hace cuatro años, así que la demanda de monedas refugio como el USD se ha debilitado. La crisis europea de deuda soberana y Australia, afectada por la desaceleración del crecimiento chino. Sin embargo, si los valores de la renta variable siguen recuperándose, el optimismo de los inversores debería beneficiar aquellas divisas y economías en riesgo, y perjudicar los activos seguros, como el USD, a menos que recibamos más datos que apoyen las esperanzas de crecimiento de que los tipos de interés en EEUU.
  • La última razón para un estancamiento en el repunte del USD es que S&P ha confirmado que la perspectiva de reclasificación sigue siendo negativa y que es poco probable que una mejora económica devuelva la nota AAA en el futuro próximo.

Si miramos al gráfico semanal del índice USD, se observa claramente que el dólar sigue intacto. Creemos que hay más posibilidades de que el USD haya llegado a un nivel más alto al cabo de 2012 porque las fuerzas detrás de la tendencia alcista mencionadas anteriormente seguirán probablemente intactas, específicamente las siguientes:

  • Probablemente, la crisis europea continuará socavando el EUR.
  • Los bancos centrales de Suiza y Japón seguirán comprometidos con la tarea de debilitar sus divisas.
  • Las expectativas de la economía estadounidense mejorarán paulatinamente, en contraste con las de la UE y China que, cuyas economías sufrirán una desaceleración.
Grandes motores del mercado de la semana pasada: lo que no llegó a ocurrir fue lo más importante

 El mercado de bonos se calma tras el impago griego El suceso que más afectó a los mercados durante la pasada semana fue, en realidad, la ausencia de las exageradas tasas de interés de los bonos de los PIIGS como respuesta al impago de Grecia de la semana anterior. Esta calma permitió que los activos de riesgo subiesen todavía más después de las cuatro semanas anteriores, como mostraba la gráfica semanal de S&P 500. La calma permite a los mercados moverse con datos más optimistas Dado que las preocupaciones sobre la UE quedaron aparcadas, los mercados pudieron absorber el informe del lunes sobre el bajo déficit comercial de China y los activos de riesgo subieron durante en resto de la semana. El indicador de tendencias S&P por fin superó el límite de 1360 puntos del mes pasado y alcanzó el nivel más alto de los últimos cuatro años. La fuerza impulsora detrás de este movimiento fue un aluvión de datos positivos. Probablemente, los datos solo tengan influencia a corto plazo, pero fueron lo suficientemente halagüeños como para hacer que el repunte sucediese.

Grandes motores del mercado de la próxima semana: un calendario despejado significa resistencia, la clave de los flujos monetarios

 Niveles de resistencia técnica para los principales índices de acciones, activos de riesgo El indicador de tendencias S&P 500 está un 11% por debajo de su mejor nivel de unos 1560 puntos está década y las cosas todavía se ven peor que la última vez que alcanzó dicho nivel en 2007.Esto hace que aumenten las oportunidades para un nuevo examen normal del apoyo. Como recordatorio, en 2007 la crisis subprime se consideró de poca importancia, los precios inmobiliarios estaban cerca de sus máximos, el banco Lehman Brothers tenía una calificación AAA y los bonos griegos solamente pagaban intereses ligeramente superiores que los de Alemania. Las cifras del Índice de Gerentes de Compra (PMI) en la UE Los mercados de activos de riesgo ya están más animados en su mayor parte debido a la repentina calma sobre la deuda soberana y la banca europeas. Esto significa que cualquier factor que afecte la opinión sobre la UE podría tener un efecto dominó en los mercados globales. Otros eventos en el calendario económico Los grandes eventos de esta despejada semana incluyen: datos clave sobre RU, vivienda en EEUU y PMI manufacturero (flash) de HSBC en China.

Fuente: Anyoptions