En teoría, los buenos datos de la producción a nivel mundial y los informes de empleo de EEUU deberían haber iniciado un repunte en los activos de riesgo. Sin embargo, cinco preocupaciones en relación al crédito de la UE amortiguaron lo que hubiera podido ser un repunte la semana pasada. Prácticamente todos los repuntes en los activos de riesgo se detuvieron o retrocedieron el martes, debido principalmente a una combinación de tres informes inquietantes que en su conjunto recordaron a los mercados los temores de la UE soberana y las insolvencias bancarias.
1. Los bancos de la UE depositaron una cifra récord de 453.18 mil millones de euros (591 mil millones de dólares) de sus facilidades de depósito a un día del Banco Central Europeo, hasta 446.26 mil millones de euros el lunes. El mensaje es que los bancos que no están utilizando los préstamos baratos de la refinanciación a largo plazo del Banco Central Europeo para comprar bonos de los GIIPS. Los préstamos a corto plazo incurren en un interés penalizador del 1.75%, lo que sugiere que quién lo esté utilizando está teniendo dificultades todavía por resolver para finales del presente ejercicio. 2. UniCredit aprobó las condiciones de una nueva emisión de 3.86 mil millones de nuevas acciones con un gran descuento del 43% a los precios actuales ya que busca recaudar 7.5 mil millones de euros en nuevo capital. Esto indica la gran dificultad para atraer a los inversores que estén dispuestos a intentar salvar el banco. Cabe mencionar que Unicredit es uno de los principales bancos en Italia y Europa, y por lo tanto es probable que sobreviva o sea rescatado en la situación más desfavorable, lo que al parecer los mercados consideran muy probable como un consuelo. 3. La bolsa de Madrid estuvo en cabeza de las bajas de los índices europeos después de que el periódico español Expansión informó de que el gobierno está considerando solicitar préstamos de rescate del FMI y de la UE. 4. Una subasta de bonos alemanes se consideró un éxito, pero un examen más minucioso muestra que era positivo en relación al fracaso de la subasta del mes pasado. Mientras los rendimientos fueron menores, Alemania había querido vender 5 mil millones de euros en bonos, recibió ofertas de solamente 5.14 mil millones de euros y aceptó solo 4.1 mil millones de euros. La idea básica es que ni siquiera Alemania está recibiendo la demanda que desearía para sus bonos. 5. Los informes de que Hungría se está quedando sin dinero efectivo mientras el Forint alcanza unos mínimos mensuales frente a la caída del euro. Este último problema es posterior a la nueva ley bancaria de Hungría que quita la independencia como un desafío a la UE y al FMI, que proporcionaron a Hungría un rescate de 26 mil millones de dólares en 2008. Los costes de los préstamos soberanos de Hungría también se dispararon. Los problemas de Hungría son importantes ya que los bancos austriacos tienen una exposición enorme en los bonos de Hungría. Los bancos austriacos tienen aproximadamente 226 mil millones de dólares en exposición en Europa del Este y Europa, y unas tenencias totales de activos allí de 1.14 billones de euros a finales de junio. El volumen de la economía total austriaca fue de 332.9 mil millones de dólares en 2010. Como no es de extrañar, la mayoría de los índices europeos cerraron la semana con bajadas, mientras que los índices de EEUU terminaron la semana en alza.

Fuente: Anyoptions