Ya indicamos en nuestra reseña de las semanas anteriores que el principal promotor del Mercado para la semana pasada sería muy probablemente el fracaso de la cumbre europea celebrada la semana anterior, o para ser más precisos, la reacción del Mercado tras comenzar a digerir ese fracaso. De hecho, no existe una solución práctica para preservar la Eurozona y al euro tal como los conocemos actualmente. Existen planes, pero ninguno de ellos es aceptable par a las partes involucradas, dado que todos incluyen uno de los factores detallados a continuación, que son completamente inaceptables para los miembros de la Eurozona. Por qué estos planes son inaceptables para los países acreedores y el sector privado: Se requiere de las economías de la UE que gozan de relativa buena salud que pongan en peligro sus propias calificaciones de crédito para proteger los bonos de los periféricos ante posibles impagos. Hasta el momento no hay indicios de que eso ocurra, tal como indicaron claramente los líderes de Alemania, Holanda y demás economías principales. Asimismo, a pesar de rechazo teórico del la Intervención del Sector Privado-PSI (que radica en imponer recortes a titulares de bonos particulares), se deduce de la cumbre que realísticamente estos pasos son inevitables. Son varias las naciones periféricas incapaces de retribuir sus deudas, y cuyas concesiones se les otorguen, serán solicitadas también por los demás países. El pasado jueves obtuvimos un claro recordatorio proveniente de un reportaje publicado en el Telegraph, de que hay un límite para las medidas de austeridad y pagos de deuda que aceptarán los periféricos. Conforme al informe, el Partido Socialista de Portugal (VP), estaba advirtiendo sobre un posible impago y la unión de varias naciones deudoras para negociar por lo menos una moratoria parcial. Por qué los planes son inaceptables para las naciones deudoras: Unas medidas de austeridad continuada y creciente sin fecha límite, paralelamente a la caída del PIB a un ritmo semejante de la deuda, está lanzando a estos países a un torbellino de menor crecimiento y más gastos. Por último, la razón que por la que probablemente los planes no serán aceptados por países acreedores y deudores, es el hecho que temen pasar el control de sus propios presupuestos a una burocracia centralizada de la UE. Adicionalmente, el evento principal de la semana fue la amenaza de generalizar sus rebajas de calificación ante la crisis de la UE que parece carecer de solución. Esto tuvo lugar el viernes pasado, cuando Fitch anunció que está poniendo en alerta negativa los créditos de Bélgica, España, Italia, Chipre, Eslovenia, Irlanda y Francia ante “el riesgo imperante de pasivos contingentes para Francia, provenientes te la economía que va en peor y la situación financiera en la eurozona”. La parte más preocupante de la declaración es el pronóstico de que una solución global para la crisis está: “descartada técnica y políticamente.” Aunque cierto, es la primera vez que una de las tres principales agencias de calificación, ha declarado públicamente que está renunciando a la supervivencia de la UE y del Euro, tal como lo conocemos, en las circunstancias presentes. Este es el punto clave: “Fitch ha llegado a la conclusión de que “una solución global” a la crisis de la eurozona está fuera del alcance técnica y políticamente. A pesar de los compromisos positivos que adoptaron en la cumbre los líderes de la UE, especialmente la decisión de acelerar la fundación de un Mecanismo de Estabilidad Europea (ESM) y no subrayar la Participación del Sector Privado (PSI), los temores que expresó Fitch en vísperas de la Cumbre siguen presionando, y no han amainado significativamente tras los resultado de ésta… Una de las principales preocupaciones radica en la falta de respaldo financiero creíble. Conforme a Fitch, esto requiere un compromiso más activo y explícito por parte del BCE para atenuar el riesgo de crisis de liquidez auto-implementadas para miembros de los países de la zona euro (EAMS).” En resumen: impagos, crisis de banca y una profunda recesión global están en camino, es sólo cuestión de cuándo.

fuente: anyoption