Los mercados continúan evolucionando movidos casi exclusivamente por los eventos en la UE, aunque esta semana el foco era Italia y no Grecia. Particularmente cabe destacar la deuda italiana para los próximos diez años, que ronda ya el 7%, ese coste insostenible de la deuda que ha marcado los rescates para Grecia, Portugal e Irlanda.
Dado que no existen bastantes fondos para financiar el rescate de Italia, esto representa una amenaza de impago carente de solución. Los activos de riesgo cayeron a medida que subían los rendimientos de la deuda italiana, pero los mercados consiguieron estabilizarse el jueves, cuando la última subasta de bonos italianos evolucionó dentro de los márgenes esperados, superando las bajas expectaciones. La estabilización continúo el viernes, cuando Italia hizo pasar su última propuesta de presupuesto, y rumores acerca de la intervención de la intervención del BCE impulsaron firmes subidas en Europa y EEUU.

fuente: Anyoption