Por regla general, los mejores inversores son los más consistentes. Para ser un “trader” sistemático es importante implementar la metodología personal al mercado y realizar cuantos menos errores posibles. El error de los operadores suele ocurrir cuando se desvían de su metodología. Las equivocaciones más comunes incluyen absorber mayores pérdidas de lo planeado en un principio, salir de una operación antes del tiempo, realizar una operación que no concuerde con los criterios que caracterizan al inversor, o evadir alguna que sí concuerda. Estos errores pueden probarse como destructivos para el capital, seguridad propia, e incluso salud mental del inversor.
Asimismo, los profesionales no dejan que las emociones les alejen de los planes y pautas por ellos fijados. Las equivocaciones de trading se deben generalmente a las emociones que causaron operaciones anteriores. El catalizador emocional más peligroso ocurre cuando el inversor pierde en una operación considerada como ganancia segura. Tras perder en una operación de este tipo, el “trader” se siente, triste, enojado, e incluso con sentimientos de venganza hacia el mercado, lo que podría impulsarle a comenzar otra operación de manera irracional con el fin de ganar de vuelta lo que parece pertenecerle. Evidentemente, este inversor suele ser un perdedor. En caso de ganar, el desenlace podría ser incluso peor, ya que bien podría fortalecer la toma de decisiones parecidas en el futuro, lo que podría conllevar pérdidas adicionales.

 

Fuente anyoption