Prácticamente todos los índices globales se vieron afectados por el peor golpe sufrido desde principios de Agosto. Ya les advertimos que el mes de septiembre no será esperanzador.

Tras el rally de los activos de riesgo de la semana anterior, basado solamente en fe, esperanza y caridad, volvieron éstos a su resistencia de corto plazo. Por ejemplo, el S&P 500 comenzó la semana anterior con un nivel que se acercaba a los 1220, que conservó firmemente desde principios de Agosto. Para que los mercados suban, se requieren pruebas fundamentales de consistencia, por lo que no es de extrañar que cayeran al recibir evidencias opuestas.
La UE: acercándose a la fecha límite griega
La deuda soberana de la UE y crisis bancaria fueron eventos claves; los mercados registraron algunas alzas a principios de la semana resultantes de la negociación del “Trío Griego” (UE/BCE/FMI). El martes desapareció otro repunte que comenzó a principios de jornada por las noticias de que todavía no se alcanzó un acuerdo y que el Trío no regresaría a Grecia hasta mediados de Octubre (justo antes de que se le acaben los fondos a Grecia para realizar los pagos de los bonos).

Otros temores de la UE:

  • Los informes sobre un colapso del gobierno de Eslovenia que podría postergar el próximo rescate también repercutió sobre el avance del repunte.
  • S&P rebajó la calificación de Italia de A+ a A, con una perspectiva negativa, lo que significa que podría conllevar a descalificaciones futuras en caso que la situación no mejore. Los rendimientos de los bonos italianos subieron, encareciendo así préstamos futuros.
  • El Banco de China puso fin a a los intercambios de divisas con bancos europeos debido al temor de que esas entidades bancarias caigan en la insolvencia por posibles pérdidas causadas por el impago de bonos periféricos. La reciente descalificación por parte de la agencia Moody de las empresas: Societe Generale, Credit Agricole y BNP también aportó lo suyo a la decisión de China.
  • Una subasta de bonos españoles de Letras del Tesoro para 12 y 18 vio crecer sus rendimientos a un ritmo incluso más alto que el mes anterior.

Aunque parezca que Grecia sea una vez más el tema principal, su impago es casi seguro. Lo factores más preocupantes ahora son las posibles repercusiones de un impago para el sistema bancario de la UE y la posibilidad de que otros miembros periféricos del bloque puedan obtener préstamos. Los problemas ya no
se limitan solamente a la UE.
El estímulo de EEUU y Bernanke apagaron las esperanzas del mercado
El miércoles, el esperado plan de estímulo de la Fed, Operación de Canje (Twist), se consideró como inadecuada y señaló a los mercados que no esperen que la Fed mantenga a flote las cotizaciones de los activos de riesgo como hizo segunda flexibilización (QE2) del pasado otoño. Asimismo, Bernanke publicó una advertencia importante sobre la economía. El estímulo de la Fed fue lo que mantuvo en alza los activos de riesgo desde el otoño de 2010 hasta la primavera de 2011. Ciertamente, no estaban subiendo por la perspectiva de un crecimiento global en mejora, que constituye la justificación legítima y normal para un mercado en alzas. Ahora se les ha comunicado a los mercados que, en total, tendrán que arreglárselas solos. Una vez desvanecida la esperanza del estímulo, los mercados cayeron precipitadamente. Asia se perdió las noticias y registró principalmente alzas el miércoles, los índices bursátiles europeos cayeron en 1,5 -2,5% anticipando esta declaración, y similares caídas se registraron posteriormente en EEUU, con el S&P 500 cayendo en más de 3%. La comprensión de que la Fed no aportaría una ayuda masiva siguió pesando sobre los mercados el jueves, especialmente en Asia, que estaba enterándose de la decepcionante declaración de la Fed.

Fuente