Cobra impulso el consenso general de que el impago inminente de Grecia habrá de repercutir sobre los mercados globales y de la UE:

Tras una interrupción en las conversaciones entre Grecia y los funcionarios del Trío (EU/ECB/IMF) sobre cómo mantener a Grecia en buen curso para reducir su déficit conforme a los acuerdos, se citó a uno de de los principales economistas del FMI que declaró al Wall Street Journal que estaba esperando la llegada de un impago sustancial en Marzo a más tardar, posiblemente mucho antes. Ese mismo día reportó la agencia Reuters uno de los miembros principales del partido de Merkel que declaró que si Grecia no podía cumplir sus obligaciones, debería reestructurarse y dejar la eurozona. Estos temas, junto al hecho quedar Grecia separada de los mercados crediticios, fueron los que dominaron la semana pasada.

Los intereses de los bonos griegos rebotaron, cotizando un “impago firme”, mientras que una austeridad carente de devaluación está acabando con la economía, garantizando que el país no cumplirá con sus objeticos fiscales. Todo ello despierta la pregunta, ¿hasta qué punto será políticamente imposible para la UE continuar proporcionando fondos a Atenas, que todos sabemos no serán devueltos?

Eventos adicionales
El jueves ni las declaraciones de Bernanke u Obama despertaron esperanzas para tiempos mejores. Asimismo, Suiza intervino para mantener al par EUR/CHF al nivel de 1.20 o más, tras que el CHF cayó un nivel récord de 8% en un día, sacudiendo los mercados de cambio de divisas.