Europa sigue constituyendo la gran amenaza para bancos y mercados.
El hecho de que la ola de ventas al final de la semana no alcanzó las mínimas de la semana anterior nos lleva a creer que hemos pasado ya el peor momento y que el programa de compra de bonos del BCE está funcionando. Tras haber anunciado la compra de un valor equivalente a los 22 mil millones de euro para los bonos españoles y periféricos en la semana del 8 de Agosto, los intereses lograron permanecer al bajo nivel de 5% durante la semana. Esto nos aleja a los rendimiento de la “zona roja” de 6-7% que señala que los mercados se han convertido en demasiado caros y que se necesita un paquete de rescate. No obstante, los políticos continúan perdiendo ese mismo tiempo que el BCE les está acortando. Tal como hemos estado comentando por algún tiempo, la UE deberá elegir entre una mayor y más radical integración fiscal y una continuada y completa soberanía nacional. No pueden tener ambas. Los que pueden ayudar en los niveles más débiles, no podrán hacerlo sin los controles suficientes sobre los presupuestos nacionales y todo lo que les acompaña, por ejemplo, implementación de impuestos, beneficios sociales, etc. Pero los países deudores no muestran señal alguna de estar preparados para esto. Tampoco las naciones que financian están dispuestas a otorgar avales para las deudas de los deudores, tal como muestra el continuado rechazo por parte de Alemania a los bonos europeos a los que habrán de atenerse todos los países miembros.
Puede comprenderse la vacilación de los políticos. Desde el punto de vista práctico, no parece ser que el público de votantes esté preparado para realizar sacrificios adicionales para conservar la UE, bien sea en calidad de medidas de austeridad o recaudar más fondos de los países acreedores.
Desde un punto de vista teórico, la UE no se comporta como una unión de divisa única, no importe cuán nobles fueron sus primeras intenciones. Los líderes de la UE se afrontan a tomar serias decisiones, dado que el mismo núcleo de Europa constituye un riesgo crediticio si de veras tiene que asumir los costes de rescate de los periféricos. Esto significa que bien podrían llegar malas noticias para la EU en un futuro no lejano.

Fuente: http://www.trade-on-binary-options.com/index.php?action=message&l=14&c=1982&m=1609&s=2707fef89e58d1695b130bce1394d16d