El riesgo más importante es, que contrariamente a las expectativas, esto en realidad crea unos problemas graves de venta de dólares americanos como liquidación, creando una especie de “evento de crédito” (la principal institución es de repente insolvente). Esto no es de esperar, por una serie de razones. Las principales razones son las siguientes, que ya indicamos la semana pasada:
•Hay pocos activos suficientemente líquidos para que los grandes participantes como China u otros fondos soberanos de inversión inviertan su dinero.
•Cualquier importante liquidación obviamente devaluaría las participaciones de estos grandes fondos más rápidamente de lo que tardarían en venderlas.
•Teniendo en cuenta que el nuevo plan de déficit no reduce el enorme déficit de EEUU, ya se esperaba la decisión de S&P. El plan es una simple cubierta no una solución a largo plazo que las agencias de crédito hubieran preferido. Los EEUU todavía carecen de la voluntad política para hacer un progreso real en su déficit.
También existen muchas posibilidades para que el contagio que se propaga en la UE continúe dominando los movimientos del mercado. Por ejemplo, el periódico alemán Der Spiegel informó que los asesores de la primera ministra alemana Merkel, se oponían a una participación de Alemania en el rescate de Italia. Si los mercados creen que incluso hay una posibilidad de que esta creencia se afiance entre los líderes alemanes, en este caso podemos correr el riesgo de un enorme retroceso de los activos de riesgo, o un pánico total, dadas las ramificaciones de la falta de pago de Italia.

fuente: http://www.trade-on-binary-options.com/index.php?action=message&l=14&c=1840&m=1558&s=2707fef89e58d1695b130bce1394d16d