La pasada semana se produjeron los mayores descensos en los activos de riesgo desde octubre de 2008. Curiosamente, a primera vista, ninguno de los fundamentos básicos a los que se hace responsables del colapso son nuevos:
• La deuda soberana de la Unión Europea y la crisis bancaria.
• La desaceleración del crecimiento prácticamente en todas las economías más importantes ha sido un hecho durante meses como mínimo.
•Se consideró durante mucho tiempo que el problema con el límite de endeudamiento de EEUU era algo que se resolvería, o al menos se aplazaría, y después de algunas inquietudes, se trataría los próximos meses.

Así que no es suficiente culpar simplemente a la combinación de lo mencionado anteriormente. Necesitamos algunas explicaciones sobre la cronología. ¿Qué ocurrió la semana pasada? , y más importante aún, ¿qué nos dice sobre la próxima semana y las futuras?
Laversión corta: los supuestos de apoyo gubernamental a los inversores privados ya no son válidos en ambos lados del Atlántico. Esto significa que los activos de riesgo son mucho más arriesgados que antes, y los mercados sienten un temor justificado.
El primer culpable es el factor fundamental realmente nuevo, el final de la primera etapa del problema del límite de endeudamiento de EEUU y la nueva realidad que ha mostrado, que la supuesta “Washington put” (una especie de gasto importante para sostener la economía cuando las cosas iban realmente mal), ya no se puede dar por hecho. A la larga, es positivo para reducir la deuda de EEUU, pero en los próximos años los recortes pendientes afectarán al crecimiento. Sin embargo, los mercados no creyeron que había llegado el momento en el que Washington podría decir que no, pero sorpresa, probablemente ha llegado. El problema de la deuda mostró hasta que punto existe oposición política para un nuevo estímulo de gasto que no se corresponda con un recorte compensatorio en otra parte del presupuesto.

El segundo culpable también se encuentra en la UE. También aquí, los supuestos de que la UE garantizaría en última instancia bonos de deuda PIIGS-C resultaron equivocados hace menos de dos semanas, cuando el último plan de rescate de Grecia por parte de la UE reveló que el sector privado iba a experimentar un descuento del 20% en los bonos griegos. Dejando de lado la probabilidad de que las pérdidas serán probablemente más elevadas (de repente son menos importantes, ahora que los descuentos entran en escena, y también está la cuestión de si Grecia podrá pagar el 80% de sus deudas). Hemos advertido durante semanas, como los bonos PIIGS-C ahora vienen con un riesgo de pérdida desconocido, sus intereses están aumentando ya que el sector privado necesario para comprar esta deuda ahora necesita intereses mucho más altos para compensar el riesgo desconocido. Los problemas para rescatar a las naciones de España e Italia comenzaron casi de inmediato: hacia el 29 de julio Moody’s había revisado la deuda pública española para hacer una rebaja y había rebajado o puesto en examen a una serie de importantes bancos españoles. Mientras tanto, las acciones italianas, que habían llegado casi a los máximos, entraron en caída libre, y el FTSE MIB italiano cayó de 19000 el 25 de julio a 16000 el 5 de agosto, casi una caída del 16%. Este deterioro grave y repentino demasiado grande para rescatar a Italia a su vez ha asustado a los mercados mundiales y ha representado un importante obstáculo para los mercados de EEUU la semana pasada.

fuente: http://www.trade-on-binary-options.com/index.php?action=message&l=14&c=1840&m=1558&s=2707fef89e58d1695b130bce1394d16d