La situación está empeorando, y se nota. Aunque los temas de la deuda de EEUU han sido el centro de atención de los inversores, han pasado muchos nuevos eventos relacionados con la deuda de la UE, y no para bien. Principalmente en vista de las nuevas pruebas que indican que el último plan de rescate a Grecia no consiguió detener el miedo al contagio en la UE. Como ya advertimos hace semanas, la nueva política de imponer pérdidas a los titulares de los bonos de los países periféricos, inducidos a creer que la UE los mantendría completos, convirtió los títulos periféricos en mucho más arriesgados, aumentando sus intereses. Pruebas adicionales sobre la proliferación de los problemas incluyen:
1.Austria e Italia cancelaron sendas subastas de bonos el lunes debido a la subida de las tasas y bajos resultados. El problema de Italia es que depende ahora de recaudar esa elevada suma hasta la próxima subasta de nuevos a medio plazo.
2.Los rendimientos de los bonos de Italia y España continuaron subiendo durante la semana pasada.
3.Las acciones de la banca italiana siguieron cayendo, lo que provocó una corta interrupción del trading la semana pasada debido a caídas acentuadas.
4.Moody le comunicó a España las malas nuevas de que incluirá cinco de sus bancos (inclusive Banco Santander) en una revisión de descalificación crediticia, advirtiendo que podría recortar la calificación de la deuda soberana de España en vista que los bonos españoles permanecen sobre 6%. La agencia advirtió asimismo sobre el hecho que la contribución de España al segundo rescate griego habría de añadir presión a sus ya maltrechas financias públicas. Solamente una semana después de anunciar el más reciente plan de rescate griego en el 25 de Julio, los intereses de los bonos españoles alcanzan casi máximas récord, subiendo asimismo los costes de seguro ante un posible impago. España está ahora a solamente 90 puntos básicos de distancia del nivel crítico de 7% para los rendimientos de 10-años. Cuando los rendimientos de los bonos para Grecia, Irlanda y Portugal llegaron al 7%, registraron una escalada, llevándolos a un distanciamiento de facto de los mercados crediticios, y a optar entre un rescate por parte de la UE o un impago inminente. ¿Será acaso que Moody desea enviar una advertencia a EEUU sobre lo que podría ocurrir a las calificaciones de crédito de la banca de EEUU una vez pierda EEUU su calificación de AAA?
5.Conforme a ciertos informes, el Fondo Europeo de Estabilidad Financiera no tiene el dinero para prestarle a Grecia su próximo tramo de rescate, en parte dado que los países contribuidores más débiles como Italia y España no puedan permitirse pagar su parte de los pagos, lo que sugiere que un fondo compuesto de sub-AAA es en realidad sub-AAA.
Fuente: http://www.trade-on-binary-options.com/index.php?action=message&l=14&c=1757&m=1497&s=2707fef89e58d1695b130bce1394d16d